Asuetos bajo la lupa

martes, 17 de diciembre de 2013 00:00
martes, 17 de diciembre de 2013 00:00

Cada año se reitera el debate con algunas posiciones irreconciliables, por los asuetos que se otorgan a la administración pública con motivo de las fiestas de fin de año. Los trabajadores del sector privado lamentan no contar con esas mismas oportunidades, en muchos casos hasta el tener que trabajar los días feriados e inclusive hasta altas horas de la noche. La desigualdad salta aún más cuando se comparan salarios. Las protestas que realizan trabajadores provinciales o municipales, en numerosas ocasiones van acompañadas de la difusión de los sueldos que perciben, que suelen ser más altos que los que cobran quienes realizan tareas equiparables en otros ámbitos. Además, pueden contabilizarse premios especiales, vacaciones más extensas, entre otros beneficios que tienen los estatales.
Es cierto que no todos los trabajadores públicos cobran mejores sueldos y que en el ámbito privado hay empleos muy bien remunerados. También lo es que hay tareas estatales muy sacrificadas, como las de los maestros que tienen aulas con más de 40 niños a los que deben educar, contener emocionalmente, auxiliar en sus carencias materiales, etc. O la de barrenderos y recolectores de basura, que trabajan en una ciudad poblada de gente que tira sus desechos sin que les importe el esfuerzo que ellos efectúan. O los profesionales de la salud que deben realizar guardias y cuidar a personas que sufren, sea un día hábil, Navidad o 25 de mayo.
Será por esto que quienes buscan empleo prefieren encontrarlo en la Administración Pública antes que en fábricas, comercios u oficinas particulares. Más, si puede contar con gangas como no cumplir horarios o directamente no asistir.
Las razones que se invocan para otorgar asuetos son reales, más en esta difícil coyuntura social en la que necesitamos recomponer vínculos, pero estas medidas podrían desalentar la creación de empleos privados y la multiplicación de la riqueza a distribuir, porque es difícil competir con las ofertas laborales del Estado.

Comentarios

Otras Noticias