Apuntes del secretario

miércoles, 25 de diciembre de 2013 00:00
miércoles, 25 de diciembre de 2013 00:00

La atención política de la última semana del año estará puesta en el Concejo Deliberante de la Capital, donde habrá de debatirse el presupuesto del organismo que, hasta ahora, ha generado una agria disputa entre los concejales y el departamento ejecutivo municipal. Las diferencias tienen que ver con el dinero que se va a gastar en 2014. Mientras los primeros, sin que existan motivos que la justifique, defienden una planta de empleados que ha crecido y pretenden hacer crecer en forma desmesurada, desde la administración Jalil se ha pedido razonabilidad y ajustarse a la realidad económica de la provincia. De esta manera, se exponen dos formas diferentes de apreciar la situación, pero queda claro que, una vez más, la política produce un desfasaje de características incomprensibles que le cuesta ingentes dineros al erario. Por ello, nos animamos a pronosticar que, si los concejales mantienen sus pretensiones, la cuerda se puede tensar de manera peligrosa para las partes.

******

Más allá de las posiciones del momento, hay que hacer un poquito de historia de este Concejo Deliberante. Cuando fue reabierto por la democracia, en el año 1983, se integraba con 8 concejales, una media docena de funcionarios y unos quince empleados, con los cuales funcionaba sin problemas. No existían entonces ñoquis o punteros hasta que los políticos comenzaron a hacer de las suyas. Los peronistas, entre 1987 y 1991, elevaron el número de concejales (de 8 a 11) y duplicaron la planta de empleados, pero lo peor llegó con el Frente Cívico que, durante 20 años, impuso las condiciones que han llevado a la situación actual. Cada concejal que asumía tenía la facultad de realizar nombramientos y, de esta manera, el pequeño Concejo del ‘83 se convirtió en un aguantadero que hoy tiene cerca de 300 empleados y le cuesta al Estado una verdadera fortuna. Eso es lo que está en discusión. ¿Alguien puede pensar que se necesita esa cantidad de gente para movilizar un cuerpo deliberativo que produce magros resultados a favor de la sociedad? Seguramente no, por lo que está muy bien que se piense en una revisión que ponga las cosas en su lugar. El municipio, que atiende todos los servicios, es quien puede necesitar empleados y no un concejo deliberante que, lo reiteramos, funcionaba sin problemas con no más de 30 personas.

******

El Casino de Catamarca, invariablemente, sigue asociado a la política. Privatizado por el castillismo en la década del ‘90, continúa siendo un pésimo negocio para Catamarca. Su explotación, a diferencia de lo que ocurre en otras provincias, deja migajas y prácticamente no tiene ningún control por parte del Estado. Se trata, en definitiva, de un caso único en la Argentina. Mientras en otros lugares su aporte al presupuesto resulta fundamental para el desarrollo (si alguien tiene dudas que le pregunte a Daniel Scioli o al ingeniero Mauricio Macri), en la provincia todo es favorable para empresarios que nadie conoce y que trabajan sin riesgo alguno. De la planta de empleados que recibieron al momento de la privatización, quedan muy pocos en razón de que los juegos tradicionales (ruleta, punta y banca, etc.), que requerían mano de obra, fueron reemplazados por las famosas maquinitas que, además de estar programadas para ganar siempre, funcionan casi automáticamente. La casa de juegos tampoco es atractiva para el turismo por la falta de los juegos señalados y por un sistema de apuestas que, indudablemente, encierra trampas.

******

Volviendo a la cuestión política. El Casino está íntimamente relacionado, por ejemplo, con Oscar Castillo. Fue uno de los propulsores de la privatización y, a escasos tres meses de dejar la gobernación, en el año 2003, le prorrogó el contrato hasta el año 2018, aparte de cambiar varias cláusulas que perjudicaron ostensiblemente los intereses de la provincia. Entre otras, se modificó el cálculo del canon que la empresa debe pagar mensualmente y se dejó de lado el poder de policía que debía ejercer el Estado a través de la Caja de Prestaciones Sociales (CAPRESCA). También fue Castillo quien prácticamente le regaló a los propietarios del Casino el diario La Unión, que supo ser propiedad del Obispado, pero por los enjuagues de la política y decisiones del castillismo terminó en manos de la familia Taselli -propietaria de la exEDECAT-, de la empresa Capdevila y del Casino. Con el paso de los años, la casa de juegos se quedó con su administración general.

******

Lo que pocos saben es que el dueño del Casino, de origen colombiano, ni siquiera visita Catamarca. Se trata del empresario petrolero Jorge Estrada Mora, al que también se lo conoce como productor cinematográfico. El hombre tiene fuertes vinculaciones con Castillo y especialmente con un amigo de este último, Enrique “Coti” Nosiglia, que, a su vez, es íntimo de José Luis Barrionuevo. Por ello, no extrañó que este último estableciera en el Hotel Casino su bunker de campaña y tuviera una fuerte presencia en el diario La Unión, el medio que desarrolló ampliamente la actividad del dirigente gastronómico durante la última campaña política. Más allá de estos pormenores, lo que no cierra para nadie es cómo a un empresario foráneo, del cual los catamarqueños no conocen antecedentes de ninguna naturaleza, se le pudo regalar la explotación de un Casino y, por si fuera poco, la conducción de un diario. Son “los milagros” de la política.

******

Aunque el 2015 parezca lejano, Catamarca podría tener elecciones en apenas 15 meses. Es que, de acuerdo a lo que establece la Constitución, es posible desdoblar los comicios provinciales de los nacionales y programarlos para “algún domingo de marzo”, como lo supo hacer el Frente Cívico entre 1997 y 2011. El Frente para la Victoria, en este 2013 que se está yendo, hizo coincidir las elecciones de renovación legislativa con las nacionales, pero nadie asegura que mantendrá igual criterio cuando se ponga en juego la gobernación. La decisión final correrá por cuenta de Lucía Corpacci, la actual conductora del peronismo y del Frente Para la Victoria, y podría ser consensuada con las autoridades nacionales. Si se diera tal situación, Catamarca volvería a encabezar el calendario electoral de la Argentina y, obviamente, tendría dos elecciones en el mismo año. Las nacionales, como se sabe, se realizan el último domingo de octubre. En ellas, la provincia renovará no solamente las bancas de diputado que hoy ocupan Manuel Isauro Molina y Marcia Ortiz Correa, sino las tres de senador que tienen como titulares a los radicales Oscar Castillo y Blanca Monllau y a la representante del Frente para la Victoria, Inés Blas de Zamora. Como puede apreciarse, la campaña política para el 2015 tendrá atractivos para todos los gustos.

******

RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Como lo hacemos habitualmente, terminamos los “Apuntes” con el repaso de hechos del pasado.
Hace 25 años, se daban a conocer los personajes del ‘88. El premio mayor fue para el boxeador Sergio “Yuyo” Arréguez, quien había conquistado en aquella temporada el campeonato argentino de los Plumas. También resultaron destacados Humberto Maidana como “el esfuerzo trascendente”, por haber creado el parque zoológico botánico de Fray Mamerto Esquiú; Mario Toro, por “la tarea cultural”; la empresa Nueva California por “el hecho empresarial”; José Omar Jais fue valorado como “el dirigente del año”; la Asociación Catamarqueña de Karate como “la embajada ejemplar” y la Dra. Elsa Leonor Segura como “la labor científica”.

******

También en los últimos días del año ‘88 se completaba la integración del directorio del exBanco de Catamarca. El ministro de Economía de aquel entonces, Carlos Elías Bogomolny, ponía en funciones al doctor Alberto Treza como vicepresidente de la entidad, en reemplazo de Antonio Cacciato, y a Slavko Grubesic en lugar del renunciante Cleodoveo Jerez. Asistieron al acto el ministro de Gobierno, Alberto Natella, y el diputado provincial Miguel Ángel Marcolli. Durante la gobernación de Oscar Castillo (1999-2003), el Banco de Catamarca iba a terminar su existencia por la gravísima situación económica en que se encontraba.

Comentarios

Otras Noticias