Columna política

martes, 05 de marzo de 2013 00:00
martes, 05 de marzo de 2013 00:00

En la AFIP, por estos días, se multiplican los comentarios por acontecimientos -de amplio dominio público- que han sucedido en los últimos tiempos dentro y fuera de la institución. En primer lugar, el robo de cerca de $400.000 en efectivo del que fue víctima la señora del número uno, Alberto Rodríguez, es “comidilla” prácticamente diaria. Varios son los empleados que hablan muy bien de Rodríguez y hasta ponen las manos en el fuego por él, pero otros tantos dicen lo contrario y entienden que el peor error que cometió fue decir en la Justicia que se trataba de ahorros de su familia. Los desconfiados razonan muy simple: ¿quién carga los ahorros en una cartera un sábado a la noche en un bar público? Y complementan: ¿cómo es que no sabía la cantidad que llevaba, porque la denuncia fue por el robo de 300 “lucas” y los investigadores encontraron mucho más?.

******

Más allá de las murallas de la oficina de avenida Güemes, los cargos contra Rodríguez -separado de la conducción- se vuelven impiadosos. Políticos, comerciantes y hombres de negocios no dudan en hablar de “cometas”, “retornos” y “vendetas”. Imaginan, por el monto de dinero, una evasión o la omisión de motivos para una causa judicial, en aproximadamente 4 millones o más. El motivo puede ser -siguiendo los comentarios- catamarqueño o no. Como fuere, el resonante hecho está en la Justicia y será ésta la que resuelva.

******

Otra de la AFIP. Entre abogados corre fuerte el rumor sobre la denuncia que la oficina recaudadora realizó contra un colega por el supuesto robo en un expediente. Como es de estilo, la denuncia fue contra autores desconocidos y se labró un sumario interno en contra de una empleada por la desaparición de una foja pero, sin mencionarlo, las sospechas se dirigen a un abogado que se especializa en la materia impositiva. La causa penal la tiene la Fiscalía Federal, que habría solicitado una serie de medidas -incluido un allanamiento- para descubrir al autor/a del misterioso ilícito.
 

Comentarios

Otras Noticias