Saludable y decente

sábado, 27 de abril de 2013 00:00
sábado, 27 de abril de 2013 00:00

A nivel mundial, las enfermedades profesionales, siguen siendo las principales causas de las muertes relacionadas con el trabajo. Según estimaciones de la OIT, de un total de 2,34 millones de accidentes de trabajo mortales cada año, sólo 321.000 se deben a accidentes. Los restantes 2,02 millones de muertes son causadas por diversos tipos de enfermedades relacionadas con el trabajo, lo que equivale a un promedio diario de más de 5.500 muertes. Se trata de un déficit inaceptable de Trabajo Decente a nivel mundial.
La ausencia de una prevención adecuada de las enfermedades profesionales tiene profundos efectos negativos no sólo en los trabajadores y sus familias, sino también en la sociedad en su conjunto debido al enorme costo que ésta genera; en particular, en lo que respecta a la pérdida de productividad y la sobrecarga de los sistemas de seguridad social.
La prevención es más eficaz y menos costosa que el tratamiento y la rehabilitación. Todos los países pueden tomar medidas concretas ahora para mejorar su capacidad para la prevención de las enfermedades profesionales y relacionadas con el trabajo.
Los países en desarrollo, como la Argentina, pagan un precio especialmente alto en muertes y lesiones, pues un gran número de personas están empleadas en actividades peligrosas como la agricultura, la construcción, la pesca y la minería.
Estos aspectos de las condiciones laborales suelen quedar muy por debajo en la pila de las prioridades y la resolución de temas urgentes. Más en la actualidad cuando las condiciones económicas adversas hacen que el foco se centre más en cuántos están fuera del sistema laboral y la forma de incluirlos. Hoy, 28 de abril, a propósito de la celebración del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo instaurado por la 0IT, es una fecha propicia para promover el trabajo seguro, saludable y decente.

Comentarios

Otras Noticias