Por las víctimas

domingo, 05 de mayo de 2013 00:00
domingo, 05 de mayo de 2013 00:00

Una de las problemáticas más acuciantes de la sociedad catamarqueña es la referida a la violencia de género. Día a día se acumulan las crónicas policiales referidas a los maltratos y abusos de los que son objeto las mujeres, la mayoría de ellos producidos en el ámbito doméstico. Víctimas del machismo, la intolerancia y de un modelo patriarcal que se mantiene incólume mientras hay avances sociales en otros temas (ampliación de derechos para las minorías sexuales, por nombrar sólo uno de reciente conquista), hasta ahora no se había decidido aplicar una estrategia integral para atender desde el Estado las complejas situaciones que se presentan cotidianamente en el mismo seno de la familia tradicional.
En su discurso del 1º de mayo, la gobernadora Corpacci anunció que enviará a las Cámaras los proyectos de ley para la creación de dos Juzgados de Violencia Familiar y la implementación de una Fiscalía de Instrucción especializada en Violencia de Género, con lo que, en términos institucionales, se progresará en la “intervención jurisdiccional” en los conflictos que se presentan, además de ponerse en marcha Defensorías Oficiales, tanto en el fuero civil como en el penal para asegurar el amparo y asesoramiento jurídico.
Por otro lado, y con el acompañamiento del Consejo Nacional de las Mujeres, se construirá un refugio que estará ubicado en un predio cercano a la Maternidad Provincial, en donde se brindará la contención inicial, durante las 24 horas, a los episodios que se presenten.
Esta “mayor institucionalidad” será complementada con un programa a aplicarse en todo el territorio catamarqueño, con ejes y acciones de trabajo social y promoción en el propio seno familiar. Para ello serán claves las tareas conjuntas con los municipios, en coordinación con entidades del tercer sector que trabajan en estas temáticas.
De esta manera se empezará a cubrir una deuda histórica que se mantiene con las víctimas de patrones culturales profundamente arraigados en nuestra sociedad.

Comentarios

Otras Noticias