Apuntes del secretario

lunes, 06 de mayo de 2013 00:00
lunes, 06 de mayo de 2013 00:00

Finalmente la conducción de la UCR (o sea la dupla Castillo-Brizuela del Moral, ya que la de “Coco” Quintar es más formal que real) convocó a los convencionales de toda la provincia para definir los detalles relacionados con las elecciones del presente año. La reunión y el debate se producirán el sábado 1 de junio y, conforme a lo planificado por los jefes partidarios, se aprobará la conformación del Frente Cívico y Social, la herramienta electoral creada por la UCR en 1991. Lo que no se dijo es que también habrá manos levantadas para “por esta vez” (la cantinela que se escucha cada dos años en las convenciones), no elegir los candidatos mediante las internas que demanda la Carta Orgánica. De esta manera se cierra un ciclo que lleva más de uno año, bien largo, durante el cual los dirigentes de la oposición -no se les permitió, impugnación mediante, ni siquiera participar de la elección de cargos partidarios- clamaron por internas para la totalidad de los cargos. Siempre, invariablemente, recibieron la negativa y hasta fueron alentados a dejar la UCR. Baste con recordar las expresiones del diputado Raúl Giné cuando dijo “a quien no le gusten las reglas de juego, debe buscar otro espacio político”.
******
Este “Secretario”, durante los primeros días de abril, frente a la reiteración de los pedidos de interna, adelantó lo que iba a suceder. Esto escribíamos entonces: “Cuando la gobernadora anunció, en la primera quincena de diciembre de 2012, que las elecciones provinciales se realizarían junto con las nacionales, la UCR de Catamarca disponía de tiempo suficiente para convocar a las internas que fija la Carta Orgánica para que los postulantes a concejal, diputado o senador diriman posiciones políticas a través del voto de los afiliados que, por otro lado, es lo que corresponde en cualquier partido que se tilde de democrático. Algunos sectores pensaron, ingenuamente, que salvado el pretexto de “la falta de tiempo” (si los comicios iban en marzo) venía la interna. No ocurrió tal cosa y hasta hoy (2 de abril), inclusive, no hay señales de convocatoria a la Convención, a la que se llamará seguramente para los primeros días de junio. ¿Por qué en esa fecha? Porque para entonces, la conducción radical podría volver a repetir el discurso de que “no hay tiempo”, el cual, por lo explicado anteriormente, será una burla. No para los dirigentes opositores, sino para los más de 50.000 afiliados. Más noble y expeditivo sería comunicar oficialmente que no va a haber internas por los motivos que supo explicar en su momento el senador Oscar Castillo, esto es, su temor a que se meta el gobierno dentro de la disputa intestina. Aunque sea una muestra de debilidad, siempre conviene aclarar las cosas antes. Es mejor que dar motivos a que abandonen el barco los que se sienten burlados por las autoridades”.

******
Dijimos, con suficiente antelación, lo que iba a pasar. Está la prueba en el bloque anterior. Apuntamos que la convocatoria iba a surgir “…los primeros días de junio” y la fecha escogida por los caciques partidarios fue el 1 de junio. No hay que ser demasiado perspicaz, lo aclaramos, para hacer estas estimaciones. La estrategia viene repitiéndose desde “tiempos viejos” y este año no ha sido la excepción. A Castillo, hablarle de internas es más o menos como enfrentarlo cara a cara con Satanás, y Brizuela del Moral acepta porque le toca ser acompañante, ya que 1999 era quien atrapaba los titulares de los diarios pidiendo la interna que tampoco se la dieron y lo privaron de ser gobernador cuatro años antes de 2003. A pesar de la historia y de la fecha que “colocaron” para hacer la Convención, hay dirigentes que anuncian que asistirán al cónclave y, aunque sea por última vez, repetirán la necesidad de hacer participar a los afiliados en la elección de candidatos.

******
Como todos saben, la interminable pelea Clarín-gobierno -considerada por los bandos en pugna como la “madre de todas las batallas- se disputa minuto a minuto en diferentes escenarios. El principal de ellos es el mediático, donde el poderoso Grupo tiene filosas espadas como el periodista Jorge Lanata que, en las últimas semanas, ha generado un escándalo de proporciones con su denuncia de lavado de dinero por la que la Justicia está apuntando, entre otros, al empresario santacruceño Lázaro Báez, a quien los informes del programa “Periodismo Para Todos” señalan como un entrañable amigo y virtual testaferro del extinto presidente Néstor Kirchner. Sin embargo, las dudas con el “Informe Lanata” tienen el aliento punzante de la mentira o, cuanto menos, de la incoherencia. ¿Cómo puede ser que este periodista haya denunciado por lavado de dinero a Clarín y a su propietaria, Ernestina Herrera de Noble, y ahora haga lo propio -desde el gigante mediático- contra el gobierno que, según su propia confesión, quiere voltear? ¿Qué credibilidad puede tener alguien que trabaja para quienes hace menos de cinco años consideraba corruptos?

******
En su alocada carrera, el domingo a la noche, Lanata hizo un reportaje a una exsecretaria de Néstor Kirchner, de nombre Miriam Quiroga, quien tiene raíces catamarqueñas. Fue otro escándalo “flojito de papeles”, como los anteriores. Es que esta señora, en el submundo de las intrigas mediáticas, no es nueva. Ya en 2008, despechada y posiblemente alquilada por algunos medios, salió a decir lo mismo que dijo hace 48 horas. Aunque, esta vez, hizo un agregado que tiene que ver con Catamarca y que la delata como una mentirosa. De ello, como catamarqueños que somos, podemos dar fe. Cuando aseguró (Miriam) que conocía de grandes envíos de dinero, desde Olivos a Río Gallegos, añadió que también se incluían en esos envíos lingotes de oro y que el preciado metal salía desde Catamarca por la influencia del cuñado presidencial, el reconocido dirigente local Armando “Bombón” Mercado. Según esta señora, el oro se enviaba desde nuestra provincia a El Calafate, a través del Paso de San Francisco, con lo cual recorría más de 6.000 kilómetros por las aguas del Océano Pacífico. Mercado, en verdad, no necesita que lo defienda nadie de esta acusación gratuita. Lo defiende el alucinado relato de Quiroga. Es que en el año de los supuestos envíos, el exesposo de Alicia Kirchner, no tenía influencia alguna en Catamarca, donde gobernaba Brizuela del Moral y los directores de YMAD eran Carlos Colombo y el andalgalense Carlos Bustamante. Ah… habría que acomodarle mejor el libreto de Miriam Quiroga porque en Catamarca, Minera Alumbrera no refina el oro ni lo saca en lingotes. Aquí está la prueba más contundente de la mentira, aunque el problema es Lanata que, en su marcha de acelerado desprestigio, no le interesan los detalles y está echando por tierra el prestigio que supo tener.

******
RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Como lo hacemos semana a semana en días martes, jueves y domingo, terminamos los “Apuntes” con el repaso de hecho políticos que sucedieron un cuarto de siglo atrás. Los del día de la fecha.
La Comisión “Por la Unidad Nacional Para Reafirmar la Democracia” invitaba al pueblo de Catamarca en mayo de 1988 “a la recepción-homenaje del señor senador nacional, doctor Ramón Eduardo Saadi, con motivo de haber sido elegido vicepresidente del Honorable Senado de la Nación. Porque se trata de un acontecimiento que enorgullece a toda Catamarca, digamos nuestro entusiasta presente para saludar el arribo de este destacado catamarqueño, miércoles 4 de mayo, 10 horas, aeropuerto Felipe Varela”. Una notable concurrencia, encabezada por la dirigencia peronista de aquel entonces y algunos dirigentes que hoy integran el gobierno de Lucía Corpacci, estuvo presente en la recepción y posterior caravana hasta el centro de la ciudad. La disidencia peronista se reducía, hace 25 años atrás, a muy pocas expresiones. La figura de Ramón y, especialmente, de Vicente Saadi, concentraban casi el 99 por ciento del peronismo. Eran tiempos en los que el saadismo pujaba por lograr posiciones nacionales de importancia y, de hecho, participaba de cuestiones trascendentales como la aprobación de leyes (entre las que se debe contar como logro de gran mérito para Catamarca a la de coparticipación federal) o de la nominación de la candidatura presidencial de Carlos Menem.

******
El 4 de mayo de 1988, en un acto en Casa de Gobierno, asumía como presidente del Instituto Provincial de Previsión Social (IPPS) el señor Jorge Fadel. Reemplazaba al contador Rubén Yazbek, hoy diputado nacional, a quien se le aceptó la dimisión. Fadel asumió en comisión hasta que le prestara acuerdo la Cámara de Senadores. El gobernador Vicente Saadi , durante el acto, resaltó las distintas gestiones del señor Fadel. Aparte del IPPS debemos recordar que Fadel tuvo, entre otros cargos de conducción, el Ministerio de Economía y la representación de Catamarca en el directorio de YMAD.

Comentarios

Otras Noticias