Apuntes del Secretario

jueves, 30 de enero de 2014 00:00
jueves, 30 de enero de 2014 00:00

Conforme a expresiones que se escucharon el martes, la obra de cloacas para Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú representa un hecho histórico. Es que los departamentos chacareros esperan desde hace largas décadas, por no hablar de un siglo, de un emprendimiento que siempre se diluyó en vanas promesas e impidió el crecimiento armónico de los distintos distritos, aparte de lo que significa como avance en materia de salubridad y posibilidades de un mayor desarrollo inmobiliario. Por cierto que se trata de obras que son muy caras y tienen que ver con lo estructural, es decir que marcan “un antes y un después”. Esta vez le tocó llevarse los laureles a Lucía Corpacci (e indirectamente la intendenta Natalia Soria), que fue quien gestionó y consiguió la financiación por parte de la Nación, lo que ratifica una vez más la necesidad de tener un alineamiento permanente con la Casa Rosada, so pena de quedar políticamente aislados. Esto es lo que ocurrió en los tres últimos años de mandato de Brizuela del Moral cuando, por su enfrentamiento con el kirchnerismo, se le acabaron los fondos para viviendas, para obras básicas que estaban proyectadas o las ayudas discrecionales que, en la medida que se puede y quiere, se llevan a cabo cuando hay sintonía. Hasta podemos afirmar que aquel distanciamiento le costó el gobierno al actual diputado nacional.

******

La última movida importante de cloacas en la provincia fue la llamada “obra del siglo”, adjudicada también por la Nación hace 24 años. Aquel emprendimiento cruzó la Capital provincial en varias etapas de tiempo (primero se suspendió su construcción y la reanudó el castillismo) y favoreció, aparte del casco céntrico, a barrios del sur y del norte de la ciudad. Contemplaba también una planta de tratamiento de líquidos cloacales en La Viñita, la que quedó trunca cuando ya tenía un avance superior al 20%. Esta obra, durante el gobierno peronista de los años 80, había sido largamente ponderada por el exgobernador Vicente Leónides Saadi al momento de su adjudicación.

******

La promesa de reconstruir El Rodeo, por parte de autoridades provinciales -con el apoyo de la Nación-, debería encararse con un criterio absolutamente profesional. Más claro: habría que aprovechar -en el buen sentido de la palabra- esta desgracia que enluta a todos los catamarqueños, para establecer ordenamientos legales que garanticen la tranquilidad de sus habitantes permanentes y de los veraneantes. ¿Esto qué significa? Que los puentes se hagan en base a estudios de ingeniería hidráulica en lugar de ocurrencias que no tienen respaldo técnico; que las construcciones sean autorizadas en base al rigor científico y que las ventas de terrenos sean dispuestas por la municipalidad en base a los mismos parámetros. Basta de construcciones a la vera de los ríos o en laderas montañosas porque El Rodeo, más allá de su hermosura, va a seguir siendo zona peligrosa por sus peculiares características. Ah....como al intendente se lo elige por el voto popular, los electores tendrían que valorar las características del candidato en base a sus capacidades y no a sus pertenencias políticas. El mejor de todo, por ende, será el que entienda lo qué es El Rodeo. Es decir el que, además de las obras que se requieran, sepa lo que es una villa que tiene once meses de tranquilidad y un mes de turismo a pleno. Con pagar los sueldos y hacer un festival no alcanza, como ha quedado demostrado.

******

Aunque un poco tarde, fue buena e importante la presencia de la oposición durante la jornada del martes en El Rodeo. Estuvieron los legisladores nacionales Eduardo Brizuela del Moral, Oscar Castillo y Miryan Juárez, acompañados por el presidente del comité provincial -Coco Quintar- y varios intendentes radicales. Expresaron su solidaridad al correligionario Casas Doering y prometieron hacer las gestiones necesarias, aquí y en Buenos Aires, para ayudar a los damnificados. Lo que deberían dejar de lado, en todos los frentes, son las mezquindades políticas. Por ejemplo, no habría estado mal que se pusieran a disposición de la gobernadora, que desde el jueves a la noche fue el gran puntal de los operativos llevados a cabo en El Rodeo, Siján y otras localidades que sufrieron los embates de la naturaleza. Lo que sí cayó como una pedrada en el estómago fue la referencia de la diputada Marita Colombo cuando aseveró que la Nación observaba despreocupación con la tragedia catamarqueña, casi al mismo tiempo en que el jefe de gabinete Jorge Capitanich, anunciaba que el apoyo sería total. Antes, casi a minutos de volar hacia Cuba, fue la propia presidente Cristina Fernández quien le prometió a Lucía Corpacci que iba a ordenar el mayor de los despliegues. Y así fue. Floja Marita, como los oficialistas que han salido a exponer que los puentes fueron mal o inadecuadamente construidos. Ya es tarde para lamentos. La gente, además, sabe perfectamente lo que hicieron “los unos y los otros”.

******

La semana anterior, el desvergonzado diario La Unión -tercero cómodo entre los medios gráficos- presentó una nota lamentable con referencias casi extravagantes en su portada. Se refería a políticos que, según el informe, vacacionaron en el exterior haciendo gala de poderío económico. En la curiosa lista, por ejemplo, se incluía al periodista Juan Carlos Ledesma -viejo y casi sufrido militante peronista en las épocas del Frente Cívico- y al exintendente de Andalgalá, el doctor Ciro Aguirre. ¿Merecen ambos, con su posición indudable de laburantes, figurar como si se tratara de poderosos hombres de negocios o políticos cuyas ostentación llega a la morbosidad? Claramente no, por lo que la nota tuvo la burda intención de perjudicar a ambos en su imagen, aunque en realidad estamos seguros que se logró el efecto contrario. Mucho más en el caso de Aguirre que, según una encuesta pública realizada por nuestra Corresponsalía en Andalgalá, no hizo este año ningún viaje a Cuba y permaneció todo el tiempo en el departamento, al igual que sus dos hijos. En la nota de La Unión, cabe destacarlo, se afirmaba que había estado en la isla caribeña y mostraba su foto con los hijos. La realidad es que esa foto correspondía a un viaje realizado cuatro años atrás. ¡Pobre periodismo de Catamarca! ¡Pobre diario La Unión ! ¡Al punto que lo han llevado!

******

RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Como siempre, el final de los “Apuntes” lo marca la rememoración de hechos del pasado.
Bajo la denominación de “Prensa Unida”, en los primeros meses de 1989, se presentó una sola lista para las elecciones de la Asociación de Prensa de Catamarca. La encabezaba como Secretario General Juan de la Cruz Saseta (La Unión), y la integraban, además, Luis Ramón Espilocín (Télam) como Secretario Adjunto; Luis Rodolfo Pasetto (El Ancasti), Secretario Gremial; María del Carmen Verón de Rodríguez (La Unión), Secretaria de Acción Social ; José Albornoz (La Unión) Tesorero; Héctor Daniel Nieva (La Unión,) Secretario de Cultura; Silvia Bevilacqua (FM Ancasti), Secretaria de Interior, Administración y Actas; Martín José Reartes (FM Ancasti), Secretario de Deportes; Oscar Atilio Barrionuevo (SIP), Secretario de Prensa; José Nicolás Balverdi (La Unión), Vocal Primero; Francisco Barros (El Ancasti), Vocal Segundo; Osvaldo Cuchietti (SIP), Vocal Tercero, Roque Eduardo Molas (La Unión) Vocal Cuarto; Luisa Isabel Ruiz de Tula (El Ancasti), Vocal Primera Suplente; Rafael Andrés Bruno (Radio Nacional), Vocal Segundo Suplente; Ángel Gustavo Rodríguez (La Unión), Vocal Tercero Suplente; Adolfo Antonio Herrera (Canal Tres), Vocal Cuarto Suplente. REVISORES DE CUENTAS TITULARES: Jorge Tula, (El Ancasti) Alejandra Coronel (La Unión), Guillermo Luis Mercado (Clarín). REVISORES DE CUENTAS SUPLENTES: Lidia Inés Ogas de Ponce (SIP), Gloria Gutiérrez (Canal Tres) y Leopoldo Nicolás Romero (La Unión). DELEGADOS TITULARES A LA CGT: Juan Saseta (La Unión) y Adriana Díaz (El Ancasti). DELEGADOS SUPLENTES A LA CGT: Oscar Figueroa (FM Catamarca)y Julio Contreras (SIP). DELEGADOS NACIONALES TITULARES A LA FATPREN: Daniel Lozada (SIP) y Beatriz Guichón (El Ancasti). DELEGADOS NACIONALES SUPLENTES A LA FATPREN: Roque Eduardo Molas (La Unión) y Felipe Gutiérrez (La Nación). Los apoderados de esta lista, finalmente electa, eran Daniel Lozada y Roque Eduardo Molas.

Comentarios

Otras Noticias