Editorial

Se propasan

jueves, 30 de enero de 2014 00:00
jueves, 30 de enero de 2014 00:00

Ya es una tradición. Una lamentable tradición. Abundan comerciantes que, al suponer que aumentarán los costos de los productos que venden, incrementan “estimativamente” los precios, se hacen “un colchoncito” por las dudas y, si esos aumentos conjeturados no se producen, ni se les ocurre volver a los precios que tenían, sino que mantienen la diferencia y siguen agrandando sus ganancias en detrimento de los bolsillos de sus clientes.
En estos días son notorias esas maniobras especulativas no sólo por la arbitraria suba de precios y de intereses sino también por la negativa de ventas. Aunque esta última podría entenderse por una necesidad de resguardar el capital, sobre todo si se trata de pequeños negocios, los aumentos “a ojo de buen cubero” no se justifican de ningún modo.
Entre los productos cuyos precios se incrementaron de un modo alarmante, figuran los materiales de construcción. Los corralones de Catamarca, como en todo el país, registraron una fuerte reactivación de las ventas merced al Programa Crédito Argentino (Procrear), que otorgó préstamos accesibles a una gran cantidad de beneficiarios que están construyendo su soñada vivienda. Como proveedores asumieron compromisos que en estos días no están cumpliendo. No venden o remarcan los precios de hierro, viguetas, cemento, griferías, entre otros materiales.
Frente a estos comportamientos, la delegación local de ANSES recordó que tiene habilitado el número gratuito (130) y sus redes sociales, como también atiende en las delegaciones del Banco Hipotecario y en el sitio web de Procrear para recibir las denuncias que indiquen esa falta de cumplimiento a un compromiso asumido.
Por su parte, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich anunció que el próximo lunes buscará ampliar los acuerdos de precios con el sector de la construcción para frenar estos aumentos, que podrían detener las obras que con tanto esfuerzo están realizando los beneficiarios del Procrear.
La provincia y el país necesitan que se terminen definitivamente las conductas usurarias.
 

Comentarios

Otras Noticias