Repensar la nación

miércoles, 8 de enero de 2014 00:00
miércoles, 8 de enero de 2014 00:00

El tema fue planteado y puesto sobre el tapete –una vez más- por el legislador y presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Julián Domínguez. En declaraciones a la prensa planteó la necesidad de abrir el debate nuevamente sobre la posibilidad de trasladar la Capital del país a otra ciudad y propuso el Norte del país, sin especificar qué provincia, ya que el trasfondo de la idea pasa por desandar una historia de 200 años que colocó el centro de la actividad política y económica de la Nación en Buenos Aires y que, pese al espíritu federal de nuestra constitución, fue aún profundizado ese modelo centralizador a partir de 1994, cuando se le dio el rango de Ciudad Autónoma.
Entre los argumentos, Domínguez resaltó que el modelo de Estado con Capital en el puerto es el concebido en las colonias, y es el que se mantuvo durante nuestra breve historia. “Creo que es importante que la Argentina vuelva a repensar el Norte argentino, que vuelva a repensar su salida al pacífico”, afirmó el legislador, trasladando la idea de que la Capital de la Nación debía asentarse en estas latitudes.
Una idea similar fue la que puso en marcha el presidente Raúl Alfonsín cuando promediaba su mandato. Incluso logró convertir en ley la declaración de Capital Federal a la ciudad de Viedma, en el sur Argentino. En ese momento, el mandatario habló de la necesidad de poblar la Patagonia y trasladar hacia el sur el desarrollo del país, apoyándose en ese momento en sus riquezas petrolíferas. Sin embargo, los años subsiguientes el país se vio sumergido en una profunda crisis que corrió del foco aquel proyecto, hasta que se convirtió en “letra muerta” y, 20 años más tarde, finalmente la ley se derogó.
Comenzar a fecundar nuevamente la idea del país con el espíritu Federal por el que pelearon muchos de nuestros próceres que la revisión histórica rescató y revalidó en los últimos años -tal es el caso del ascenso a General post mortem que la presidenta de la Nación le otorgó a Felipe Varela-, es un debate que debe comenzar en lo inmediato. Para que esa revisión histórica no quede sólo plasmada en los libros y en los gestos, sino que sea el punto de partida para la construcción de una nación más igualitaria y que crezca desde el interior pensando en las generaciones futuras.

Comentarios

Otras Noticias