Apuntes del Secretario

lunes, 3 de febrero de 2014 00:00
lunes, 3 de febrero de 2014 00:00

El informe exclusivo dado ayer por El Esquiú.com sobre el funcionamiento del Casino Provincial, una vez más, prueba los niveles de irresponsabilidad con que los políticos manejan las cuestiones de Estado. Mientras en cualquier lugar del país, el juego le deja a los gobiernos entre un 28 y un 35% de las ganancias líquidas, en Catamarca se estableció un curiosísimo sistema de pago que, por supuesto, favorece a empresarios cuyo nivel de inescrupulosidad realmente asombra. Cuando comenzó a regir el contrato, en 1993, el Casino pagaba en dólares alrededor del 5.5% de las ganancias, las cuales eran controladas por Capresca que, en nombre de la provincia, ejercía el control de policía. Como ese canon mensual no conformaba a la concesionaria, pidió un cambio en el contrato y para llevar a cabo sus planes de no abonar nada, se aprovechó de “las bondades” del exgobernador Oscar Castillo, un auténtico filántropo con el dinero ajeno o, como en este caso, de todos los catamarqueños. El hombre se aprestaba a dejar la gobernación cuando, en el mayor de los silencios y sin comunicación oficial alguna, pesificó ese canon, liberó de controles el juego y, por si fuera poco, extendió el plazo de explotación al año 2023. ¿Qué tal?

******

Las aceitadas relaciones entre el castillismo y el Hotel Casino derivaron en otro negociado que incluyó al diario La Unión, controlado actualmente por los mismos empresarios que explotan el juego. Cuando la empresa periodística estaba al borde de la quiebra, el exgobernador no encontró mejor fórmula que convocar a los “amigos” que se beneficiaban con el Estado a un plan de salvataje que, a su vez, le iba a permitir tener su propio medio de comunicación, como efectivamente ocurrió. De esta manera hicieron “sus aportes” al castillismo el magnate de la construcción, Benjamín Capdevila; el jefe máximo de la exEDECAT que hoy reclama un resarcimiento de 150 millones a la provincia, Sergio Taselli; y los “amigazos” del Casino que, ¡oh casualidad!, tiempo después se iban a ver favorecidos con el cambio del contrato. Así llegamos al presente, en el que el nuevo gobierno pagó en concepto de publicidad sumas parecidas a las que recibía por el canon que debe abonar el Casino. El resultado final es obvio: el Estado prácticamente no cobra nada a quienes, día a día y a la vuelta del año, esquilman los bolsillos de los catamarqueños que concurren a jugar. Esto es lo que quiere revisar el gobierno y, de ser necesario, rescindir el contrato y recuperar el control de una actividad que, invariablemente, otorga réditos.

******

El crimen mayor que se cometió con la entrega del Casino a foráneos que se llevan las ganancias hacia otras latitudes fue destruir la fuente de trabajo, algo que debía necesariamente ser controlado por el gobierno radical. No lo hizo y, por el famoso cambio del contrato, se permitieron los atropellos laborales. Los juegos de carta (punto y banca, blackjack, etc.), que sintetizan la existencia de cualquier Casino, fueron dejados de lado porque precisamente requieren del concurso de los empleados. En su lugar se instalaron las famosas maquinitas que, aparte de estar programadas para ganar un 30% neto, funcionan solas. Sobre estas cuestiones, una simple encuesta entre los jugadores, confirmaría las tropelías que se cometen y que han llevado a que únicamente funcionen tres mesas de la llamada ruleta tradicional. Lo hacen un “par de horas”, no todos los días y con apuestas que son ridículas. Total, no hay ningún control, lo cual tiene responsables con nombre y apellido para hacer realidad aquello de que “no tiene la culpa el chancho, sino quien le da de comer”.

******

Después de mucho tiempo, al menos en una circunstancia política se han puesto de acuerdo los radicales de las diferentes líneas. Todos se inclinan por aplicar en la provincia las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que, antes de morir, implementó Néstor Kirchner y que tanto éxito han tenido en las pujas que se realizaron en 2011 y 2013. A los radicales se les suma un sector peronista importante como la “Renovación”, que tiene presencia decisiva tanto en la Cámara de Diputados como en la municipalidad de la Capital. En los dos ámbitos, con el aporte extra del “barrionuevismo”, existiría número para aprobar la Ley y/o la Ordenanza. Los principales referentes del eventual acuerdo no lo han negado, por lo que únicamente restaría saber cuál será el criterio del gobierno que, si bien no tiene cómo oponerse a las primarias municipales, sí lo puede hacer a nivel provincial. Para ello cuenta con la llave maestra del Senado, donde podría hacer dormir el proyecto que eventualmente aprobaría Diputados.

******

La duda existencial para el kirchnerismo tiene que ver con el futuro inmediato. Sabe y es consciente que tendrá que dirimir con la renovación o el barrionuevismo posiciones provinciales. Cualquiera de estas expresiones quiere las PASO para esa disputa, aunque también existe la posibilidad de ir a internas por la Carta Orgánica del PJ, alternativa que, al menos la Renovación, desecha. ¿Cuál es la diferencia entre una y otra? En las PASO es el Estado el que financia las campañas, especialmente en la cuestión publicitaria. En la interna peronista, a la campaña la tienen que bancar los propios candidatos.

******

También dentro del gobierno se piensa, y mucho, si con las PASO no le solucionan los conflictos internos que tiene el radicalismo y especialmente sus dos principales caciques, Oscar Castillo y Eduardo Brizuela del Moral, quienes no permiten la elección de sus representantes, desde 1987, por el voto de los afiliados. Sí, desde hace 27 años funciona “el dedo de Dios” o el arreglo de cúpulas entre los radicales, situación que ha llegado al peor de los extremos cuando para las elecciones de octubre pasado fueron elegidos los íntimos o familiares de los exgobernadores. Aparte, de los nueve diputados electos (los senadores, salvo Quintar hijo, perdieron todos), prácticamente siete fueron por la reelección (María Teresita del Valle Colombo, Miguel Ángel Vázquez Sastre, Simón Arturo Hernández, Rubén Herrera, Víctor Hugo Luna, Gustavo Roque Jalile y la andalgalense Alcira Moreno). Las únicas figuras nuevas en esa categoría fueron Claudia Alejandra Vera y Marisa Yudith Nóblega. Terminar con esta situación, que provoca controversias permanentes, sería ideal para el castillismo-brizuelismo, que podría ir a la interna abierta (si sigue los lineamientos nacionales permite votar a afiliados y no afiliados por cualquier partido) que tanto piden sectores como la Corriente Progresista Radical (CPR), de “Chichí” Sosa, con gastos a cargo del Estado y el mismo día en que deban cruzarse los aspirantes de las vertientes del Frente para la Victoria. Así las cosas, no dudamos que a partir de marzo comenzará a hablarse seguido de las PASO.

******

RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Como siempre, el final de los “Apuntes” lo reservamos para repasar hechos del pasado.
Un 4 de febrero de 1989, el ministro de Obras y Servicios Públicos de aquel entonces, David Selser, anuncia que esa semana se abrirían las propuestas para la “Obra del Siglo”, tal cual la bautizara Vicente Saadi al emprendimiento de cloacas y planta de tratamiento de líquidos cloacales que iba a llevarse a cabo con aportes de la Nación. Se trataba de “la remodelación y ampliación de la captación y distribución del agua potable para Capital con un horizonte de cuarenta años, juntamente con todo el trabajo de cloacas para Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú”, según expresiones de Selser. El funcionario, aseguró en aquella oportunidad, que con esto “quedaba definitivamente consolidado el sistema de agua y cloacas para todo el Valle Central”. Los hechos posteriores iban a dar un rotundo mentís a tales afirmaciones. La obra comenzó a hacerse, pero hubo rescisión del contrato y la continuó, después de la Intervención Federal, el gobierno de Arnoldo Castillo. Los alcances de la obra fueron otros y la solución definitiva que anunciaba Selser no se cumplió. De hecho, la semana que pasó y por gestión de la actual gobernadora, se produjo el llamado a licitación para la construcción de las cloacas en los departamentos chacareros.

Comentarios

Otras Noticias