Columna Política

sábado, 22 de marzo de 2014 00:00
sábado, 22 de marzo de 2014 00:00

La última reunión de la Comisión de Participación Municipal, que integran los 36 intendentes catamarqueños, sirvió para que la conducción de la entidad diera un fuerte tirón de orejas a algunos jefes comunales que adeudan las rendiciones de cuenta de los fondos que reciben en concepto de “Desarrollo Municipal”, con los cuales deben ejecutar distintas obras de mejoramiento para sus comunidades. En ese contexto se conoció que dos alcaldes, Jorge Coronel (Tapso) y Elpidio Guaraz (Santa Rosa) no presentaron ninguna propuesta formal para gastar fondos de ¡2011!. Por eso se los emplazó a presentar “algún proyecto”, bajo pena que les quiten el dinero y lo redistribuyan entre sus pares.

******
Cuesta creer que ambos intendentes estén tan ocupados como para no poder generar iniciativas que les permitan disponer de recursos que datan de tres años atrás, es decir, cuando Eduardo Brizuela del Moral todavia comandaba el gobierno provincial. A pesar de las múltiples necesidades que hay en todo el interior, parece que ni Guaraz ni Coronel encontraron cómo gastar la plata. Eso sí, suelen estar entre los primeros que expresan disconformidad cuando se entregan ayudas económicas desde la Comisión, quejas en las que también participa como abonado permanente el fiambalense Amado “Coco” Quintar.

******
Si hay algo que no se suele perdonar en el ámbito público es que los recursos disponibles no se gasten, cuando hay muchas -demasiadas- demandas sociales que se podrían atender sin problemas. Una cosa es no tener dinero para las obras o proyectos que se quisiera ejecutar; y otra, es poseerlo y, por falta de interés o siemple desidia, no usarlo. Habrá que ver qué dicen en Tapso o Santa Rosa, en donde el dinero sin aprovechar bien podría servir para construir postas, centros productivos o, simplemente, mejorar el equipamiento de las escuelas.

Comentarios

Otras Noticias