El Secretario

lunes, 7 de abril de 2014 00:00
lunes, 7 de abril de 2014 00:00

Como sucedió durante el alud que cubrió de barro y muerte a El Rodeo y Siján, el Gobierno provincial mostró reflejos aceitados para mitigar las consecuencias de otro desastre natural, en este caso las intensísimas lluvias que se abatieron sobre el Este provincial en la noche del sábado. Al igual que en enero, Lucía Corpacci en persona llegó hasta la zona afectada para dirigir el operativo de emergencia que involucró a todas las áreas del Estado. Uno de los lugares en donde más se trabajó fue Bañado de Ovanta, localidad especialmente afectada por la inundación. El pago del intendente Elpidio Guaraz, otrora oficialista y ahora fuerte crítico de la gestión provincial, recibió recursos de todo tipo y, por las dudas, un poco más. Es que el jefe comunal vino descargando acusaciones y denuncias contra los funcionarios de la gobernadora y se temía que usara el fenómeno climático como excusa para nuevos ataques. Por ahora, todos están concentrados en la coyuntura, pero en los días siguientes se aguarda el “rebote” político del asunto.
******
Aunque tal vez no pase tanto tiempo. Ya en la víspera y con el agua hasta las rodillas, se escuchó por las radios locales las quejas de vecinos que salieron a reclamar por “la falta de defensas en los ríos” y de mantenimiento en acequias, lo que habría sido determinante para que se afectara a viviendas que nunca antes habían sufrido un problema como el que padecieron ayer. De nuevo, Facebook fue el lugar elegido para las críticas que apuntaron tanto hacia el Gobierno provincial como hacia los municipios que conducen Guaraz y el radical Rafael Olveira.
******
También como durante la tragedia del Ambato, se organizaron colectas para ayudar a los damnificados. Es de esperar que en esta oportunidad no suceda lo de Siján, cuando la asistencia que se reunió en múltiples campañas solidarias terminó siendo objeto de disputa entre sectores vinculados al oficialismo y a la oposición. Catamarca no debe enfrentar nuevamente peleas estériles en un momento de crisis que tiene que encontrar a todos trabajando por la gente del Este.
 

Comentarios

Otras Noticias