Que se haga realidad

miércoles, 14 de mayo de 2014 00:00
miércoles, 14 de mayo de 2014 00:00

A pesar de un fallido antecedente, el gobierno insistirá con el proyecto de instalación de un call center en Catamarca, para ofrecer servicios de atención telefónica a empresas de distintos rubros. Días pasados, el ministro de Producción Raúl Chico visitó firmas cordobesas que se dedican a la actividad, consistente básicamente en recepción de consultas y promoción de productos para compañías nacionales e internacionales que pueden operar o no en la Argentina. De vuelta en la provincia, el funcionario señaló que, además de conocer cómo funcionan estos espacios, quería evaluar “cómo es el trato a los empleados”. El dato no es menor. Los call center fueron motivo muchas veces de críticas por el régimen precario en el que se desempeñan sus trabajadores, con salarios bajos, rutinas alienantes y altamente demandantes. Eso explica, en parte, la altísima rotación que tienen de personal e incluso hay una iniciativa legislativa en el Congreso nacional para la regulación de esta tarea que evite los abusos usuales. Chico quiere tomar todos los recaudos y estudiar a fondo, por ejemplo, experiencias exitosas como la de los chaqueños en este tema.
Por lo pronto, el funcionario dijo que se prepara una serie de beneficios e incentivos para la operadora que finalmente decida instalarse en Catamarca, aunque éstos serán similares a los que reciben, por caso, las fábricas que perdieron la Promoción industrial. Es que la iniciativa anterior ofrecía demasiadas ventajas para la firma interesada, con la que finalmente se desistió de continuar el proyecto.
En el gobierno hay una modesta expectativa por el impacto que, en caso de concretarse efectivamente, tendría el call center: al menos medio millar de puestos de trabajo destinados a la población de entre 18 y 30 años, con salarios de convenio y otras prestaciones sociales. Con esto se daría una primera oportunidad laboral a un sector en el que el desempleo es alto y evitaría el uso de las consabidas becas.
Es de esperar que, con una planificación cuidadosa, este proyecto -que es auspicioso por sus posibilidades- pueda finalmente concretarse.

Comentarios

Otras Noticias