Aprobados

miércoles, 4 de junio de 2014 00:00
miércoles, 4 de junio de 2014 00:00

El documento anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “Informe mundial sobre la protección social 2014/15”, destacó las políticas encaradas en la última década en la Argentina, país al que puso como “ejemplo” entre las naciones de ingresos medios que ampliaron la cobertura social. Entre otros ítems, resaltó la importancia de la Asignación Universal por Hijo –que muchas fuerzas políticas de la oposición, de cara al período electoral del próximo año, afirman que quieren eliminar- en la reducción de los niveles de pobreza principalmente de los niños.
Del informe, sobresale como dato negativo que el 24 por ciento de la población mundial vive bajo la línea de pobreza y que más del 70 por ciento carece de una protección social adecuada. En contrapartida, destaca que el país ha logrado la universalidad de la cobertura debido a que “además de los 4,3 millones de niños que ya están cubiertos a través de los otros regímenes –como asignaciones familiares contributivas y la rebaja de impuestos-, el esquema ahora proporciona beneficios a 3,3 millones de niños, lo que representa el 29 por ciento por ciento de todos los menores de 18 años”, y que además “alcanza al 70 por ciento de los niños que viven en la pobreza -entre el 80 y el 90 por ciento de los niños muy pobres- y que reduce la proporción de chicos pobres y muy pobres en hasta un 65 por ciento”, y está ampliado al caso de las madres embarazadas.
La evaluación hace hincapié en la profunda crisis socioeconómica europea, la cual se profundiza aún más con los recortes al sostenimiento de planes sociales en los diferentes países que terminan ampliando los márgenes de desigualdad, y resintiendo las condiciones de vida de los sectores más vulnerables dentro de la pobreza: niñez y adultos mayores.
Por ello, también la OIT señala como positivo el hecho de la reestatización de los sistemas de jubilaciones y pensiones que habían sido puestos en manos privadas durante las décadas de los años 80 y 90 –entre los que se encuentra el de nuestro país-, lo cual significó una mejora en la seguridad de los ingresos en la edad avanzada.
También la OIT considera positivos otros planes, como el PROCREAR lanzado recientemente. El extenso informe destaca que a través de estas políticas, la Argentina cuenta con planes asistenciales que abarcan todas las edades y necesidades de la población: niñez y familia, transferencias de efectivo para la capacitación (a través del Seguro de Capacitación y Empleo, y el Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo), programas de empleo público, maternidad, pensiones y salud.
 

Comentarios

Otras Noticias