Va tomando forma

jueves, 29 de octubre de 2015 00:00
jueves, 29 de octubre de 2015 00:00

El Parlasur fue creado en diciembre de 2006 en reemplazo de la Comisión Parlamentaria Conjunta del Mercado del Sur. Es un órgano unicameral que tiene como función principal velar por el cumplimiento de las normas del Mercosur para avanzar con los objetivos de armonización de los intereses de la región.

En diciembre de 2014, el Congreso argentino sancionó la ley para dar cumplimiento al protocolo constitutivo del Parlamento del Mercosur de 2005 que prevé que los representantes deben surgir de la elección por parte de los ciudadanos de cada país, a través del voto directo, universal y secreto.

Actualmente, el ParlaSur está integrado por 188 miembros: 76 de Brasil, 43 de Argentina, 33 de Venezuela, 18 de Uruguay y 18 de Paraguay.

Hasta ahora, la representación argentina se constituía con miembros del Congreso Nacional, elegidos por cada una de las dos cámaras.

Los comicios del domingo tuvieron como novedad la elección directa de los 43 representantes argentinos ante el Parlasur, 19 por un único distrito nacional y 24 parlamentarios, uno por cada provincia y por la ciudad de Buenos Aires. El escrutinio provisorio indica que el oficialismo nacional obtendría 26 bancas, sumando 18 conseguidas en esa cantidad de provincias y 8 por la categoría distrito único. En segundo lugar se ubica Cambiemos, con 7 escaños por el distrito único y 4 por los triunfos en Mendoza, la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y La Rioja.

UNA, el frente liderado por Sergio Massa, tendría 4 bancas por el distrito único. Luego Compromiso Federal, tendría una banca por San Luis y la banca restante sería por la provincia de
Jujuy, para la alianza que formaron el Frente Renovador y la UCR.

Con estos resultados, a partir del 14 diciembre comenzarían a trabajar como representantes en el Parlasur los flamantes legisladores, entre los que se encuentra el actual diputado nacional que representará a Catamarca, Manuel Isauro Molina, elegido por la lista del Frente para la Victoria.

El proceso de integración y puesta en funcionamiento del Parlasur es lento, pero esperanzador.

Comentarios

Otras Noticias