El Secretario

viernes, 9 de octubre de 2015 00:00
viernes, 9 de octubre de 2015 00:00

Recientemente se dio a conocer un informe del Centro de implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) que ubica a la provincia de Catamarca como una de las peores en el nivel de acceso a la información de la Justicia. Es que entre los graves atrasos que presenta el Poder Judicial local, uno de ellos es precisamente la discrecionalidad con la que se maneja y la ausencia prácticamente absoluta de rendiciones de cuentas de cara a la sociedad. Este accionar, que tiene una raigambre histórico-cultural por la que los letrados y funcionarios judiciales se autoentronizaban en un virtual pedestal por encima del resto de los mortales, lejos de haber evolucionado hacia una concepción más democrática e igualitaria -más acorde al concepto de Justicia-, en nuestra provincia de profundizó durante las últimas décadas, transformando al Poder Judicial en una suerte de élite.
***
Sin dudas, esto sólo es posible gracias a la actitud displicente de los otros poderes del Estado, que soslayan su rol de contralor. Así, con un funcionamiento de espaldas a la sociedad, la Justicia local navega en un mar de sospechas por la falta de transparencia e independencia. Además de la ineficacia por la constante mora que presentan los distintos juzgados de todos los fueros y que se traducen directamente en una afectación nada menos que del acceso a la justicia de las personas, lo cual en tiempos de democracia es una aberración.
***
El manejo de la información judicial es, hoy en día, una mercancía que se vende al mejor postor, lo cual conspira para que existan diversas operaciones con el manejo y difusión de lo que ocurre en los despachos tribunalicios. Lamentablemente, en tiempos de campaña política cuando se está disputando el poder del manejo de la cosa pública, este y otros graves problemas del sistema Judicial están ausentes de los debates y las propuestas de las distintas fuerzas políticas. ¿Será que nadie quiera alterar el statu quo?

Comentarios

Otras Noticias