Apuntes del Secretario

domingo, 15 de noviembre de 2015 00:00
domingo, 15 de noviembre de 2015 00:00

A una semana del histórico balotaje que, por la presidencia de la Nación, sostendrán Mauricio Macri y Daniel Scioli, parece cumplirse una de las sospechas de este Secretario que, en todo momento, descreyó de las promesas de la dirigencia local de Cambiemos que anunciaba, con bombos y platillos, la visita del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Hoy, ya sin vuelta, podemos dar a conocer las reales motivaciones por las cuales Macri le dio la espalda a la dirigencia catamarqueña. El hombre conoce a fondo la sórdida interna que, por este valle, mantienen la dirigencia radical y los representantes del PRO que, aunque traten de disimularla, se filtra por todos lados. De esta manera, quienes critican al radicalismo por sus métodos autoritarios y una buena dosis de soberbia, dicen por lo bajo que el amor repentino por el jefe del PRO surgió el 25 de octubre cuando, en medio de los lamentos por la derrota provincial, quedó como único expediente de recuperación política. Pero van más allá cuando expresan “Macri no vino ni viene a Catamarca porque la expresión ‘cambiemos’ es una gran contradicción con figuras como Brizuela del Moral, Castillo o Quintar”. “Plantear con ellos el cambio es tirarse tierra encima”. Sin dudas, un razonamiento de manual.
*****
En el Frente para la Victoria también hay roces y desencuentros. A las conductas de resentimiento que ejecutaron algunos dirigentes que perdieron la primaria o aquellos que, como Daniel Polti, José Ávila o Natalia Soria, resignaron liderazgos departamentales, se sumaron en los últimos días algunas diferencias -reales o imaginarias- por los posicionamientos nacionales. En este marco, habrían existido críticas para Raúl Jalil por haber expresado la necesidad de establecer contactos con el macrismo, lo que hasta ahora no fue aceptado ni desmentido, aunque en medio de la semana pasada, muy sonriente, apareció en los diarios locales la foto del intendente capitalino con Alberto Pérez, el jefe de gabinete y hombre de confianza de Daniel Scioli. Más allá de las especulaciones, casi inevitables, lo cierto es que si el pueblo argentino consagra a Macri, por cualquier camino, el gobierno de Catamarca tendrá que crear los puentes para llegar a la Casa Rosada. También hay que decir que, efectivamente, existen maniobras subterráneas que viene impulsando un sector bien identificado del radicalismo, que no es el de Brizuela del Moral, y otros personajes notorios de la política local para arrinconar al peronismo, de las que daremos cuenta oportunamente.
*****
La tragedia de El Rodeo, acaecida durante el verano 2014, sigue dando que hablar. Aparte de la lentitud que observa la Justicia en delimitar las responsabilidades que exigen los familiares de las víctimas, durante la campaña política que finalizó el 25 de octubre se filtró como tema de polémica. Cuando le preguntaron a Brizuela del Moral, cortó la conversación con los periodistas diciendo, muy exacerbado, “no me vengan hablar de estupideces”. Días antes, el que se había referido al tema fue el senador Castillo. Con la irresponsabilidad sin límites que, a la hora de hacer denuncias -Julián W. Kent, causa de drogas, fraudes, etc.-, le conocemos, salió a decir que el Estado provincial había sobornado al geólogo Alfredo Marchioli, a través de un pago de $200.000, para que hiciera un informe de la tragedia que perjudicara a Brizuela del Moral. Cuando lo llamó la Justicia para que diera cuenta de semejante acusación, no aportó nada, tal como lo dijo el fiscal Mazzucco. Simplemente se limitó a señalar que, como político, puede hacer este tipo de apreciaciones (?). Lástima que, esta vez, lo hizo contra un correligionario que, en defensa de su honor, lo ha conminado a que ratifique o rectifique los cargos.
*****
Por lo que sabemos, extraoficialmente, una carta documento enviada por Marchioli ha sido respondida por los abogados de Castillo y habría vuelto a exponer la extraña justificación que dio ante el fiscal. Más allá del “tome y traiga” entre los dirigentes radicales, llamó la atención que el pedido de aclaraciones se haya publicado únicamente en El Esquiú.com, en tanto El Ancasti y el diario del Casino Provincial, La Unión, habrían preferido guardarla en un cajón. Por lo que le “chusmearon” a este Secretario, cuando los periodistas habían trabajado la noticia, bajó la orden de no publicar, en un acto de flagrante censura a los que nos tienen acostumbrados estos medios. Se trata, obviamente, de una defensa sin disimulo del senador nacional que, como sabemos, mantiene estrechos vínculos con la prensa adicta, con la que lleva a cabo estrategias políticas “a tres bandas”, para utilizar una frase billarística. El Esquiú.com, como siempre, si es noticia, publica todo. Jamás le podrán endilgar actos que vayan contra la libertad de expresión, instituto que pertenece a los ciudadanos y no a los propietarios.
*****
El 2015 será recordado como el año más pobre en términos de trabajo legislativo. Los diputados provinciales, que sí se pelearon “como perros y gatos”, apenas pudieron llevar a cabo 16 sesiones, muchas de las cuales terminaron sin quórum o no resolviendo cuestión alguna. Veamos el detalle: en tres oportunidades fue convocada la sesión 16ta. Fracasó el 28 de octubre, el 4 de noviembre (en el recinto sólo se hicieron presentes 17 legisladores) y recién pudo realizarse el miércoles pasado. El 30 de septiembre se realizó la 15ta, en la que luego de aprobarse la moción del diputado Argerich, se estableció la fecha del 4 de noviembre para tratar la reforma de la Constitución. Finalmente se quedó sin quórum. El 16 de septiembre no hubo número y el 23 de septiembre se hizo la 14ta, el 9 de septiembre la 13ra, el 2 de septiembre la 12da, el 26 de agosto la 11ma, el 19 de agosto la 10ma, el 12 de agosto la 9na, el 8 de julio la 8va, el 17 de junio-1 de julio la 7ma, el 10 de junio la 6ta, el 3 de junio la 5ta, el 27 de mayo la 4ta, el 20 de mayo la 3ra, el 19 de mayo la sesión especial para aprobar las Paso; el 13 de mayo la 2da y el 6 de mayo la 1ra. Los números no mienten. Por esta pobrísima producción, sin embargo, nuestros esforzados legisladores cobran muy bien y al día. ¡Una vergüenza!
****
En diciembre del año pasado entró en vigencia la ley que prevé la creación, en el ámbito del Poder Judicial, de un fuero específico para abordar la problemática de la violencia de género. La norma establece la creación de dos juzgados de primera instancia, una defensoría y una fiscalía de instrucción que aborden específicamente los casos de violencia intrafamiliar, muchos de los cuales hoy se encuentran desperdigados en las distintas fiscalías ordinarias, y también en los Juzgados de Familia. Sin embargo, aunque se esperaba que la creación de este fuero fuera incorporada en el presupuesto de la Corte de Justicia para el año que viene, hasta ahora no hay novedades concretas y hasta habría señales que desde el máximo tribunal habrían decidido mandar el tema al freezer. Paralelamente, se analiza crear un nuevo Juzgado de Familia bajo el argumento de que así se aliviará la tarea de los otros tres juzgados, que se encuentran atiborrados de expedientes, lo cual hace muy lenta la resolución de las causas. El tema tiene también sus ribetes políticos, por cuanto para la creación del fuero específico es necesario que se abran concursos para los cargos de jueces y fiscales, y que luego sea el Poder Ejecutivo -Lucía Corpacci- el que envíe los pliegos al Senado provincial para la cobertura. Y la composición del cuerpo legislativo, donde el oficialismo mantiene una amplia mayoría, no sería del agrado para el máximo tribunal.
****
Sin embargo, resulta poco comprensible la postura del máximo tribunal de no avanzar en la creación del fuero específico de violencia de género, toda vez que es un problema social que si bien tiene múltiples factores desde donde abordarlo, el judicial es uno de los que tiene mayores falencias. Es que mientras las víctimas viven un verdadero infierno día tras día, muchas causas no son priorizadas en las fiscalías de Instrucción sencillamente porque atienden situaciones mucho más graves, dejando en un estado de virtual indefensión a las víctimas. Sobre el tema, la Corte había dado una señal al crear una Unidad Judicial específica para receptar las denuncias. Esta misma está ubicada frente a la Unca, por calle Maipú norte, y si bien tiene una función importante al concentrar las causas, resulta poco práctico para las personas que viven lejos de ese lugar y necesitan acudir ante una emergencia. Además, sigue sin representar un avance en cuanto a la resolución de las causas judiciales, continúan desperdigadas en las distintas fiscalías.
El Esquiú.com

 

Boni and Clo (Bonifacio y Clotilde)

La Unión en medio de la ruleta política

Disfrutando a pleno la primaveral noche del jueves, Boni y Clo salieron de caminata por el Parque de los Niños. Y conversaron.

-Clo: No falta nada para el 22. No es santo de mi devoción, pero voy a votar a Macri.
-Boni: Yo le voy a poner mi votito al compañero Scioli.
-Clo: ¡Cómo se pegan los candidatos! Tengo el presentimiento de que el debate termina en escándalo.
-Boni: Espero que no, sería un verdadero papelón.
-Clo: Cambiando de tema, ¿qué está pasando en el decano de la prensa de Catamarca, el querido diario La Unión?
-Boni: Y, su amigo senador y sus socios lo hicieron. Algún día se conocerá la verdadera historia de por qué el matutino está como está.
-Clo: No me gusta nada el Capdevila ese.
-Boni: Al Fernandito le han puesto “sushi”.
-Clo: ¿Por?
-Boni: Solamente se trata de un pescado de moda.
-Clo: Ay, don Boni, no sea tan pescador y guitarrero.
-Boni: ¡Y es el referente de Macri en Catamarca! Otro invento de su amiguito Oscar.
-Clo: El otro día leí que para su empresa, los obreros “son unos negros de mierda”. Muchos coinciden en que es el principal responsable de los últimos despidos de La Unión. Tiene menos corazón que el petiso “Chuky”.
-Boni: Me contaron que una vez Fernandito le preguntó a Oscar “¿qué hora tienes”? y éste le respondió “diez menos diez”, a lo que el empresario le dijo: “Ah, entonces no tienes nada”.
-Clo: ¡Criaturita de Dios! ¿Y qué pito toca el casino en todo esto?
-Boni: Toca el pito que el gobierno le deja tocar. Recauda millones y millones y como La Unión no le interesa nada, no pone un solo peso para estabilizar a su propio diario, que pasa por el peor momento de su historia.
-Clo: ¡Lindo negocio! También debemos decir que todo comenzó cuando el Obispado se sacó de encima al matutino y lo vendió...
-Boni: Eso forma parte de la historia, es cierto. Pero los actuales “responsables” tienen que dar la cara y los socios y los amigos de los socios poner lo que ahora se están guardando: la plata que hace falta para mantener la fuente de trabajo.
Clo: El Capdevila ese, en nombre de Macri, habla prometiendo trabajo y prosperidad. ¡Mamita querida!
-Boni: Tiene bien ganado el mote de “maniquí”.
-Clo: ¿Por?
-Boni: No tiene huevos ni cerebro.
-Clo: Ay, don Boni, usted siempre está en la vidriera.
-Boni: Sería bueno volver a casita tomados de la mano, ¿no le parece?
-Clo: ¡No se haga el Rolando Rivas!
-Boni: (Dura es…) Ok. No dije nada.

 

 

Recuerdos no lejanos

Asunciones en tiempos de crisis

Mientras el Caso Morales flameaba en el ambiente de Catamarca, en 1990 el gobierno de aquel entonces realizaba todo tipo de movimientos con el objetivo de zafar de una coyuntura francamente difícil. Aparte de la “Marcha de la Verdad”, un éxito de público y gran fracaso político, realizaba anuncios sobre planes mineros que nunca llegarían a concretarse o implementaba los títulos públicos ORO-CAT, aparte de que cambiaba funcionarios con frecuencia inusitada a los efectos de modificar las imágenes que ya dibujaban los medios nacionales.
Así, por ejemplo, podemos decir que el 1 de noviembre de 1990 -a menos de cinco meses de la intervención federal- prestaban juramento ante el exgobernador Saadi personas de larga y reconocida trayectoria. Carlos Elías Bogomolny como ministro de Hacienda; Mario Nallib Fadel como ministro de Producción y Eduardo Toledo (funcionario de Lucía Corpacci en la actualidad) como subsecretario de Obras y Servicios Públicos.
A los pocos días, nuevas asunciones: el licenciado Luis Manuel Álvarez en Comercio e Industria y el contador Horacio Ludueña en la Sociedad Minera Catamarca (Somica DEM).

El corazón de Fray Mamerto

Este fue un tema realmente increíble. El 30 de octubre, como anunciamos días pasados, el Guardián de la Orden Franciscana, Fray José Paz, había denunciado la desaparición del corazón de Fray Mamerto Esquiú, que se conservaba en el convento de calle Esquiú. Ocho días más tarde, el 7 de noviembre de 1990, fue encontrado sobre los tejados del templo por parte de dos obreros que, circunstancialmente, realizaban tareas de reparación.
Por supuesto, el órgano sagrado del más grande fraile catamarqueño y candidato a ocupar los altares como beato o santo, tenía los problemas lógicos de haber estado expuesto al aire libre por más de una semana, en la que se registraron altísimas temperaturas, propias del verano.
Fray José Paz, de todas maneras, dijo “gracias a Dios, a la Virgen del Valle y a San Antonio que han permitido el descubrimiento”. “Hemos pedido y rogado por él”. También se expresaron partidos políticos, religiosos, dirigentes y público en general. Lo hicieron en medio del Caso Morales, con lo cual cada declaración estaba teñida de matices políticos.
Pero el destino del venerable corazón de Esquiú parecía estar sellado. Años más tarde, un lumpen con severos problemas mentales lo volvió a sacar de la urna sagrada y lo terminó depositando en el fondo de un contenedor de basura de la Municipalidad. Obviamente, nunca fue recuperado.

Comentarios

Otras Noticias