Apuntes del Secretario

martes, 3 de noviembre de 2015 00:00
martes, 3 de noviembre de 2015 00:00

Los radicales Gustavo “El Gallo” Jalile y Daniel “Telchi” Ríos, recientes vencedores en los municipios de Valle Viejo y Belén, expresaron públicamente la necesidad de que el Tribunal de Cuentas audite las administraciones de los últimos cuatro años en ambas jurisdicciones. Nos parece una medida sensata y conveniente que, como es línea editorial de este medio, sirve para delimitar responsabilidades y evita que en la vorágine de los tiempos se entremezclen “los tantos” y se haga política con ellos. El petitorio, suponemos que será tenido en cuenta por los auditores y sería muy bueno que se extienda a todos los municipios, comenzando por los que, a partir del 10 de diciembre, cambiarán de signo. La lista, además de Valle Viejo y Belén, incluye a Recreo (La Paz), San José (Santa María), Fiambalá, El Rodeo, Antofagasta de la Sierra, Ancasti y Fray Mamerto Esquiú. El listado, sin considerar las municipalidades del Norte de Belén, aporta un dato político muy saludable: si en una decena de lugares perdieron los oficialismos y la alternancia es valorada desde los diversos sectores, queda claro que existe un avance democrático.
*****
No dejan de preocupar, siguiendo con los municipios, las declaraciones de la electa en Fiambalá. Roxana Paulón, una figura totalmente nueva de la política y que, según lo ha dicho públicamente, se referencia en la figura de Lucía Corpacci, ha denunciado que el intendente Quintar estaría tomando medidas para asegurar a unos cien seguidores suyos en el presupuesto 2016 y que, por lo que sabe, sin siquiera esos nombramientos, ya tendría totalmente comprometidos los dineros de coparticipación. El hecho nos remite a los últimos días de Brizuela del Moral como gobernador, en 2011, cuando metió un “decretazo” sobre la hora para pasar a planta permanente a unas 5.000 personas. Aquella barbarie que, estoicamente, fue tolerada por el gobierno entrante, no debería repetirse y en caso de que ocurriera habría que condenarla con toda la fuerza. La nueva intendenta tiene la palabra para obrar en consecuencia y denunciar todas las irregularidades que se cometan o las que se hayan cometido lo que, por otra parte, es obligación legal de todo funcionario. Un caso similar, por parte del electo Antonio Córdoba, se anuncia por lares de Ancasti, donde terminó de ceder, después de 24 años, el “Clan Boggio”. Ricardo, el senador, perdió en 2013 y ahora cae Blanca Reyna, su esposa e intendenta desde 2007.
*****
El intendente de Antofagasta de la Sierra, Carlos Fabián, ha reaccionado severamente contra el senador departamental del propio Frente para la Victoria, José Liquín, a quien acusa de colaborar con el enemigo, el radical Julio Taritolay, y pide se le apliquen las sanciones que pudieren corresponder, entre ellas la expulsión. La semana anterior, aparte de publicaciones, Fabián ha señalado que el legislador estuvo repartiendo bolsones entre los seguidores del electo intendente, aunque éste dijo que el reparto se produjo con dineros de su propio peculio. Más allá de estos cruces, muy variados en distintos puntos de la provincia, la verdad es que Fabián debería reflexionar más profundamente por los motivos de su caída. Con solo repasar las crónicas de los últimos cuatro años, varias de sus conductas como administrador y como representante institucional de todo un pueblo dejaron mucho que desear. Quizá hayan existido “maniobras”, pero la verdad que la imagen pública del jefe comunal era mala y criticada desde mucho antes del 25 de octubre. Taritolay, en realidad, no necesitaba bolsones para aprovechar la coyuntura.
*****
Los cambios de discurso dentro del Frente Cívico son el hazmerreír de los últimos días y servirían de fácil inspiración al humor picante de Osvaldo Cuchietti. Después de casi dos años en que sus dirigentes -Castillo, Quintar, Brizuela, Giné, Marita Colombo, etc.- pronosticaron una victoria que, según los casos, iba de 15 a 30 puntos o de los anuncios que los peronistas se sumaban en masa para el regreso del radicalismo al poder, la diputada y apoderada del FCS Verónica Rodríguez Calascibetta -otra que nunca midió el optimismo- ha llegado a una conclusión que no se condice con las predicciones. “Hoy podemos decir que el FCS ha realizado una excelente elección”, acaba de afirmar, añadiendo “recuperamos municipios y logramos un número de bancas importante”. Algo parecido a las expresiones del diputado Millán, que destacó haber disminuido la desventaja de las Paso, aunque la diferencia sea más del doble de la lograda por el FCS ante Brizuela del Moral en 2011. En fin: se quiere plantar una euforia que no se condice con el ánimo de militantes y simpatizantes que, por cuatro años más, quedarán al margen de cualquier expectativa de poder. Si alguien tiene dudas, se podrá consultar a los radicales del interior si coinciden con la opinión de Rodríguez Calascibetta.
*****
Luis Barrionuevo, pensando en el balotaje, acaba de dar libertad de acción a los votantes de Catamarca que el 25 de octubre eligieron la opción de Sergio Massa para la presidencia o de Marcelo Rivera para la gobernación. Esta circunstancia, independiente del resultado del 22, conlleva una lectura política complementaria. Abre la posibilidad que el sector, F3P, pueda sumarse al gobierno de Lucía Corpacci, con el que se habrían retomado los contactos después de la reciente elección. Se habla por ejemplo de que Rivera podría seguir en la presidencia de la cámara, pero con votos peronistas, y que su jefe sería el candidato a diputado nacional en 2017. Estas hipotéticas situaciones serían posibles por la salida del gobierno de la actual presidenta, Cristina Kirchner. ¿Será así?
*****
Una investigación que está envuelta en polémicas y sobre la que se han posado sombras de sospechas, llamativamente dejó de tener interés para algunos medios de comunicación, que directamente dejaron de darle cobertura. Nos referimos a la causa penal que se abrió en contra de un psiquiatra tucumano de apellido Ibarra, quien fue denunciado por una joven paciente por haberla sometido sexualmente mientras estaba internada en una clínica siquiátrica de la calle Buenos Aires, en el año 2008. La causa tuvo una amplia exposición cuando el profesional, que desde hace algunos años había vuelto a su provincia natal, fue detenido por orden del fiscal Roberto José Mazzucco, quien lo imputó por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”. La detención y el traslado del médico hacia la Fiscalía fue cubierta ampliamente por la mayoría de los medios que habitualmente trabajan en la sede de la fiscalía de Instrucción. Pero al cabo de algunos días dejaron de tener interés en el caso. Justamente cuando los movimientos en el expediente comenzaron a tener ciertas particularidades que despertaron algunas suspicacias.
*****
Como decimos, la causa es investigada por el fiscal Mazzucco. Sin embargo, al momento de la audiencia de control de detención, fue subrogado por Juan Pablo Morales, quien basándose en los pormenores del expediente, solicitó que el profesional permanezca privado de la libertad. Y así lo resolvió el juez José Antonio Carma, quien interpretó que al existir elementos de prueba suficientes de la existencia del hecho, debía mantenerse la privación de la libertad para el sospechoso. Máxime teniendo en cuenta que el delito por el que está imputado podría acarrearle una pena de, como mínimo, 8 años de prisión. Y allí vino el primer hecho llamativo. Apenas 24 horas después de que se le confirmara la detención, Mazzucco decidió otorgarle la libertad bajo caución, sin que en el expediente se hubieran producido o incorporado elementos de prueba nuevos en favor del acusado. La medida fue duramente cuestionada por el abogado de la familia Luis Armando Gandini, lo cual en el marco del litigio penal en realidad no es tan alarmante, pero sí lo fue el auto interlocutorio del juez Héctor Rodolfo Maidana, quien interpretó como “presurosa, llamativa e inusual” la actitud del fiscal para liberar a un detenido y, haciendo lugar a la querella, ordenó nuevamente la libertad del acusado.
****
Y no se detuvieron allí las peculiaridades en esta investigación. Es que el fiscal Mazzucco, en una medida que en un primer término podría considerarse al menos sorprendente, apeló la detención ordenada por Maidana, en contra de lo que había pedido la querella, lo que fue un virtual cambio de roles del fiscal que se erigió en defensor de los derechos del imputado, incluso por sobre los de la víctima. Y hasta pasando por encima de lo que reza el Código Procesal Penal -que de ninguna manera puede desconocer-, en el que claramente se señala que la única parte que puede apelar la detención de un imputado es, lógicamente, la defensa. Otro hecho que también hace ruido en esta investigación fue la revelación que hizo este diario sobre la existencia de otra denuncia en contra del mismo médico. La hizo una joven, quien al tomar conocimiento de lo que le había ocurrido a otra paciente, decidió denunciar que también a ella intentó violarla en su consultorio. Nadie investigó hasta el momento por qué esa denuncia no prosperó. Demasiadas suspicacias como para obviar el tema.
El Esquiú.com

Boni and Clo

El reino del revés

El centro de música a todo volumen en doña Clo. Llamó la atención de su vecino Boni el tema que surcaba el aire: “Me dijeron que en el reino del revés nadie baila con los pies, que un ladrón es vigilante y otro es juez y que dos y dos son tres”, versos de la emblemática canción “El Reino del Revés”, de la recordada María Elena Walsh. El hombre pensó de inmediato: “Qué raro, mi vecina escuchando a la Walsh, acostumbrada a Jorge Rojas”. Y allá fue, a sacarse las dudas.
-Boni: Amaneció medio sordita, ¿no?
-Clo: Y con mucha bronca. Acabo de leer en El Esquiú.com que el FCS ofreció una conferencia para informar que trabajará para que, en medio de una euforia absurda, como si hubieran ganado las elecciones, Macri sea presidente. Patético. Hay que avisarles que perdieron por goleada en dos ocasiones en poco más de dos meses y que el único que puede festejar es “El Gallo” Jalile.
-Boni: Fue una puesta en escena de Oscar, que además le dijo a su confidente, “El Chelco”, lo siguiente: “Cuento con todo el apoyo de mi amigo Silvio”.
-Clo: ¿Cuál Silvio?
-Boni: Zitelli, el del hotel.
-Clo: Silvestre querrá decir, hay que llamar a las cosas por su nombre. Encima, el Oscar será jefe de la campaña “Macri presidente”. ¡Alguien que se precie de radical jamás haría una cosa como esa!
-Boni: No es tonto el muchacho. Ahora están los nunca bien ponderados “tejos”.
-Clo: ¡Pero los radicales no somos macristas! ¿Por qué cree que estoy escuchando a la Walsh?
-Boni: ¡Pobre don Raúl Alfonsín! Debe estar revolcándose en la tumba. Ni un chiquito de respeto a la memoria de un grande. Los radicales deben frenar esta deshonra. ¿Qué hacen tipos como Ricardo, “El Gallo” o Pernasetti, por ejemplo?
-Clo: Bah, parece que por las venas les corre un licuado de frutilla en vez de sangre. Algún día pagarán caro esta entrega de mi querido y centenario partido.
-Boni: ¿Me puede explicar qué quiso decir Oscar cuando señaló que “cuando la señora Gobernadora viaje a Buenos Aires llevará la agenda de la oposición”?
-Clo: ¡Corte la luz porque meto los dedos en el enchufe! ¿Acaso él, como senador nacional, no tiene una agenda para pedir por Catamarca? ¡Explíqueme usted, vecino, qué carajo hizo por la provincia durante tres décadas en el Congreso de la Nación!
-Boni: Tranquila, tranquila, ya le preparo un té de tilo. No es por meter la púa, pero me contó “El Chelco” que Oscar le dijo al oído: “Yo perdí en mi categoría por culpa del Gordo, una mochila muy pesada. Sin ese contrapeso, le ganaba fácil a Dalmacio”.
-Clo: ¡Criaturita de Dios! A ese chico le han hecho un mal, hay que llevarlo a un curandero.
-Boni: Le cuento: dicen que una vez un legislador iba en bicicleta y en un auto el padre con su hijo. De pronto, el conductor del automóvil hizo una brusca maniobra para evitar atropellar al político. El chico le preguntó: “¿Por qué no lo atropellaste”?, a lo que el papá respondió: “Porque la bicicleta podría ser tuya”.
-Clo: Ay, don Boni, usted siempre en llanta. Hablando de la campaña electoral en favor de Macri, hágame la gauchada de hacerme una jugadita a la quiniela. Póngale 10 pesos al 67 a la cabeza.
-Boni: ¿Qué significa el 67 en el mundo de los sueños?
-Clo: La mordida.

 

Recuerdos no lejanos

Juan Pablo II recibe a Menem

Hace veinticinco años, por espacio de 45 minutos, el extinto Papa polaco Juan Pablo II -fue elevado a los altares como santo- recibía en la sede romana al entonces presidente de la Nación, Carlos Saúl Menem. Entre otras cosas le decía “como pueblo de Dios no buscamos el espejismo de un simple progreso material”, y le agregaba: “La única certeza que existe es que ninguna nación será feliz si al progreso económico no se le suma una correcta distribución de la riqueza, el desarrollo material y el pleno empleo para hacer conjugar un armonioso desarrollo cultural, espiritual e histórico”.
Menem, por su lado, indicó a la prensa que Juan Pablo II pidió superar cualquier forma de enfrentamiento y que, personalmente, había quedado fascinado con el purpurado al hablar de la pobreza.
De hecho, muchos conceptos de aquel “Papa viajero”, cuya muerte conmocionó al mundo entero, forman parte del mensaje que está ofreciendo en estos tiempos el Papa Francisco.

La marcha de la verdad

Durante un acto público de los últimos días de octubre de 1990, en el que el exgobernador Ramón Saadi inauguraba obras de asfalto y cordones cuneta en los barrios Parque América y Eva Perón, se anunciaba una movida que tenía que ver con el Caso Morales.
A raíz de las multitudinarias marchas que, pidiendo justicia y el esclarecimiento del crimen de María Soledad, se realizaban los días jueves, varios funcionarios convocaron a sus partidarios y simpatizantes a realizar un mismo jueves una marcha de apoyo al gobierno peronista, a la que se iba a denominar “de la Verdad”.
La medida obligó a la comisión de padres del Colegio del Carmen y San José a suspender su propia marcha a los efectos de que no se produjeran encontronazos, al mismo tiempo que se multiplicaron las críticas contra la medida oficial por considerarla una especie de provocación.
Si bien es cierto que el saadismo convocó a una multitud, no es menos cierto que la iniciativa no cayó bien en el seno de la sociedad y, siete días más tarde, la marcha del silencio iba a tener características espectaculares con una presencia masiva de decenas de miles de personas.

Comentarios

Otras Noticias