Se avanzó, pero falta

domingo, 6 de diciembre de 2015 00:00
domingo, 6 de diciembre de 2015 00:00

Desde 2010, el nuevo índice de pobreza multidimensional (IPM) sustituyó a los Índices de Pobreza Humana (IPH e IPH-1/IPH-2). El IPM es un índice que muestra la índole y la intensidad de la pobreza a nivel individual en tres aspectos básicos: educación, salud (sanidad) y nivel de vida, medidos a través de 10 indicadores tales como escolaridad, mortalidad infantil, nutrición, saneamiento, acceso al agua potable, entre otros.

Por el IPM a una persona se la considera pobre si no tiene acceso al menos al 30% de los indicadores ponderados. La intensidad de la pobreza indica la proporción de los indicadores a los que no se tiene acceso.

El Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA), con el apoyo del Banco Industrial, presentó una nueva publicación sobre la pobreza multidimensional en la infancia, en Argentina. Entre 2010 y 2014, la incidencia de la pobreza multidimensional en su nivel más severo pasó del 24,7% al 18,2%, es decir que registró una merma de 6,5 puntos porcentuales en ese lapso.

No obstante, ese informe indica que todavía en nuestro país 2,2 millones de niños sufren al menos una de las siguientes privaciones severas: tener hambre y no acceder a ayuda alimentaria directa; no tener acceso al agua de red y no contar con inodoro con descarga; vivir en situación de hacinamiento crítico y en una vivienda precaria en términos de los materiales de su construcción; no tener las vacunas que corresponden a su edad; no acceder a ninguna tecnología de la información; carecer de estímulos emocionales e intelectuales en la temprana infancia y no asistir a la escuela entre los 5 y 17 años.

Dicho informe señala que la Asignación Universal por Hijo (AUH) permitió disminuir el nivel de la pobreza severa, aunque muchos niños beneficiarios de este programa aún no tienen acceso a todos sus derechos.

Ante la llegada de un gobierno nacional, la lógica expectativa es que siga reduciéndose la incidencia de la pobreza multidimensional en la infancia y en todos los segmentos etarios, hasta llegar a eliminarla.

Comentarios

Otras Noticias