Energía alternativa

sábado, 19 de septiembre de 2015 00:00
sábado, 19 de septiembre de 2015 00:00

Ayer por la tarde, en San Luis se inauguró el primer barrio bioclimático de todo el país. Son 33 viviendas que gracias a sus paneles solares podrán generar energía renovable a partir del sol, y agua caliente para el uso sanitario, permitiendo lograr importantes ahorros en los costos de energía.


Las viviendas fueron construidas por medio de un convenio alcanzado entre el Gobierno de la provincia y el Sindicato Judiciales Puntanos (SIJUPU) y beneficiarán a 33 familias.
La bioclimatología es la ciencia que trata de poner de manifiesto la relación existente entre los seres vivos y el clima. Para ello, esta ciencia elabora parámetros, índices y modelos que demuestran esta relación y que permiten descubrir la historia de la vida en el planeta, hacer modelos predictivos, averiguar la vegetación potencial del territorio o mejorar las técnicas agrícolas.


La noticia pasará desapercibida, pero aún cuando se trata de apenas 33 viviendas, es digno de destacar las acciones que llevan a los gobiernos a generar desarrollo sustentable sin dejar de lado el cuidado del medio ambiente. Es apenas una muestra, pero válida para tener en cuenta en provincias como Catamarca, donde las grandes extensiones de territorio dificultan y encarecen la provisión de servicios a los quienes se radican en los sectores más alejados y periféricos.
Aunque aquí también se han realizado experiencias para el uso y aprovechamiento de la energía solar, aún resta mucho camino por andar para que se masifique. Entre las razones, los costos económicos de los paneles solares y acumuladores son una de las principales. Sin embargo, ante los pronósticos de las consecuencias ambientales y climáticas de la utilización de recursos fósiles -cada vez más escasos y costosos- para generar y transportar energía, la solución para nuestras necesidades energéticas futuras debe basarse en un aprovechamiento eficiente de la energía y en el uso de las fuentes renovables para la generación de calor y electricidad.


Es necesario asumir que las advertencias que desoímos del pasado ya son un problema actual y comenzar a elaborar programas de un paso transitorio para avanzar en la utilización de energía limpia, combinando la tradicional, con la solar y la eólica.

Comentarios

Otras Noticias