Apuntes del Secretario

La comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados sigue sin emitir despacho sobre el pedido de juicio político que, en contra de dos ministros de la Corte de Justicia, presentara tiempo atrás el abogado Eduardo Andrada. Aunque parezca mentira, tal como lo adelantamos hace unos 15 días, únicamente está faltando para completar las formalidades una respuesta de la delegación local del ANSES sobre las jubilaciones que se otorgaron en los años noventa a José Ricardo Cáceres y Amelia Sesto de Leiva. Por cierto, la inusual demora en cumplimentar una obligación constitucional por parte del organismo nacional necesariamente hay que asociarla a cuestiones políticas. El titular de la delegación local es Fernando Capdevila, un hombre identificado plenamente con el castillismo, el otrora poder real de Catamarca que, precisamente, nombró a los jueces de la Corte ahora cuestionados. Los murmullos que indican un acuerdo para no enviar la información abundan en cercanías de la comisión, por lo que desconocemos por qué los diputados que tratan el tema no denuncian públicamente al hijo del zar de la construcción o, en su defecto, toman como ciertos los datos aportados por el denunciante quien, por su lado, podría asentar una nueva denuncia contra Capdevila por entorpecer un proceso administrativo-judicial e incumplir los deberes de funcionario público. Anoche, a última hora, estuvo la versión que se estaría enviando a la Cámara el informe, lo que ocurrió ya otra veces. ¿Cumplirá ahora Capdevila?

****
Los empleados judiciales, recientemente, han pedido que sean rechazados los proyectos que apuntan a gravar sus haberes con el impuesto a las ganancias. La petición surge en momentos en que todos los sectores de la sociedad están reclamando una actualización salarial después que la devaluación y una inflación superior al 40% destruyeran el valor adquisitivo del peso argentino. No sabemos hasta donde llegarán las discusiones pero, convengamos, que los judiciales vienen siendo favorecidos por la eximición de un tributo, claramente injusto, que pagan todos los demás. El beneficio, como se sabe, abarca a magistrados de todo nivel –jueces y fiscales- que se resisten a aceptar los cambios que impulsa el gobierno, pero nadie sabe a ciencia cierta hasta dónde llegará esa resistencia. En tiempos de ajuste feroz y necesidades fiscales que se multiplican puede ocurrir cualquier cosa.

****
Recientes declaraciones de Fernando Jalil, titular de la Cámara de Diputados, se refirieron a la enorme cantidad de empleados que conforman la planilla salarial de la Legislatura (la cifra final se fue conformando con el paso de los años), la que cuesta a la provincia una verdadera fortuna y, en términos de estricta necesidad, no está justificada. Primero le respondió a su par, Isauro Molina, indicando que no se van a producir más nombramientos y que, conforme a su visión, resulta necesaria una ley de movilidad que permita una mejor distribución de los recursos humanos en todo el ámbito de la administración pública. La idea, sin dudas, sería fundamental para reformar el Estado, un objetivo en el que coinciden oficialismo y oposición, a los que deberían sumarse los gremios legislativos que, de una buena vez, deben entender que la mayor dignidad es que a los trabajadores no se los considere parásitos del Estado. Eso es lo que percibe la sociedad de la Legislatura. ¡Que nadie se confunda! Ni siquiera los buenos empleados, que pagan con su reputación los despropósitos políticos que se cometieron en las últimas dos décadas.

****
En el radicalismo lugareño, más que ahondarse las diferencias entre los bandos que no pudieron enfrentarse en la interna que se había programado para el 2 de junio, parece existir una especie de desdén hasta para las cuestiones más elementales. Esto se desprende de las presentaciones que, oportunamente, realizara el reconocido militante Enrique Sir, quien pidió a la Convención la separación de dirigentes que participaron electoralmente de otros espacios o que se termine la morosidad en el pago del aporte político que deben realizar quienes hayan resultado electos por la UCR. También requería la normalización del partido en cuatro distritos donde no existen autoridades formales y, por ende, no tienen representantes en la convención. Para ello pedía, como afiliado, que se lo proveyera de la documentación inherente a la convención constitutiva del pasado 15 de septiembre, donde alcanzó a esbozar algunos planteos cuando fue abruptamente interrumpido, a punto tal de ser objeto de alguna amenaza de agresión. La respuesta que recibió, lacónica y nada convincente, plantea serias dudas sobre la organización partidaria de la flamante conducción.

*****
Quien le respondió fue el titular de la convención elegido aquel 15 de septiembre, el abogado y delegado del PAMI en la provincia, Luis Horacio Fadel. La respuesta, de acuerdo al texto al que accedió este secretario, fue la nada misma. Fadel le dice a Sir que la mesa directiva de la convención está conformada por “convencionales del interior”, lo cual “dificulta el traslado con el fin de realizar una reunión y tratar las cuestiones planteadas”. Asimismo, le asegura que los planteos “serán tratados y analizados en la oportunidad correspondiente, previo a la futura convocatoria de nuestro órgano máximo partidario” (sic). En pocas palabras, el pobre Sir deberá tener paciencia y esperar que los capitostes del partido se pongan de acuerdo para convocar a los convencionales, lo cual podría ocurrir recién el año que viene. En realidad, el cruce de requerimientos, parece ser una burla. Es que, según Sir, la mesa directiva de la convención se compone de unos cinco miembros, la mayoría de los cuales reside en la Capital y no tendrían problemas para reunirse, no solo para tratar sus alegatos, sino la marcha de la UCR. ¿O, acaso, no se reúnen nunca? También es bueno comentar que, sin que trascienda a la prensa, Horacio Pernasetti insistiría en reclamar la normalización del Partido. Si no le contestan, como ha ocurrido con Enrique Sir, tomaría otros caminos.

*****
Siempre, y en todo momento, la opinión presidencial importa a los ciudadanos de cualquier país. Obviamente, de la Argentina también. Por ello, el reportaje que el martes concedió Mauricio Macri a la radio Niquixao de El Rodeo (Ambato) dejó algunas gemas para el análisis político. Una de ellas estuvo referida a la gobernadora y la restante, por omisión, a sus aliados de Catamarca. Respecto a Lucía Corpacci afirmó que, a pesar de tener visiones distintas, llevan adelante una “buena relación” a la que espera mantener mientras duren sus respectivos mandatos que finalizan el 10 de diciembre de 2019. En relación a la alianza Cambiemos de Catamarca, durante 23 minutos, no deslizó ni la más mínima referencia a nombres, actos o planes de entendimiento con miras proselitistas. Para los medios de comunicación metropolitanos, estos temas no fueron tenidos en cuenta y, en cambio, resaltaron con grandes titulares que el actual presidente está dispuesto a ir por la reelección el año venidero. También sin decirlo, la revelación que surgió desde una humilde radio del interior catamarqueño, al parecer definitivamente, determina que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, no es la alternativa al actual presidente.

****
De la Catamarca profunda, deslizó cosas buenas y se adjudicó obras que vienen desde los mandatos kirchneristas. Resaltó, por ejemplo, la importancia y la proyección de la minería. No solamente se refirió a las grandes reservas de litio que existen en la puna catamarqueña, sino que aseguró que Minera Alumbrera, en un plazo perentorio, llevará adelante el proyecto de explotación subterránea y que Agua Rica, otro riquísimo reservorio de oro, plata y cobre, más temprano que tarde, comenzará a rendir sus frutos. Sobre esta realidad minera, con razón, indicó que esto fue posible por la rebaja de retenciones que dispuso en su momento. Donde no tiene ninguna razón es con dos obras que también nombró –las cloacas de Valle Viejo-Fray Mamerto Esquiú y el dique El Bolsón- y a las que Nación tiene la obligación de aportar los dineros para concluirlas. Ambas realizaciones no le pertenecen y a la plata hay que ponerla por la sencilla razón que hay contratos de por medio y el Estado, respecto de ellos, es una continuidad jurídica. Pero las cloacas fueron tramitadas por la actual gobernadora y el reservorio acuífero del Este fue una iniciativa excluyente de Armando “Bombón” Mercado a la que accedió el expresidente, Néstor Kirchner. En fin. Las cuentas claras, más allá de la política, marcan méritos y preocupaciones de unos y otros.

****
RECUERDOS. Como lo hacemos habitualmente, rememoramos acontecimientos del pasado en este último bloque de los “Apuntes del Secretario”. El 28 de octubre de 1993, en la Cámara de Senadores de la provincia, se aprobaba la ley de Regalías Mineras. La misma determinaba que de las ganancias por la explotación se debían distribuir regalías –una especie de impuesto internacional- por un valor del 3% neto. El instrumento legal, cabe destacarlo, iba a generar una dura réplica de los inversores mineros. De hecho, entró en duda el trabajo que se aprestaba a realizar la Musto Explorations sobre la máxima joya de los catamarqueños: el Bajo de la Alumbrera. Sus autoridades, que estaban terminando el proceso de exploración, anunciaron el retiro si es que no se modificaba la ley recientemente aprobada. La intención era tributar el 3%, pero previo descuento de todos los gastos de la empresa, lo que en definitiva llevaba la ganancia de la provincia a aproximadamente el 2%. Como dato ilustrativo, hay que destacar que esta famosa empresa Musto, de origen canadiense, iba a hacer un gran negocio, ya que terminó vendiendo por un valor extraordinario el proyecto andalgalense.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
60%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
40%
Indiferencia

Comentarios

08/11/2018 | 17:03
#3
Sean precisos en publicar información por favor, la nota ya fue contestada por Anses, trabajo en la cámara y tengo conocimiento que ya ingreso
08/11/2018 | 11:46
#2
Recién fui a una esquina de El Esquiú y me apareció: Radio El Esquiú con música y más música. Los felicito. Se van aggiornando. No se preocupen por El Diario de Papel (me recuerda a La Casa de Papel) El FUTURO ES EL DIARIO ON LINE...Y si podemos escuchar radio mientras leemo El esquiú...¡Mucho mejor!
08/11/2018 | 11:09
#1
Armando Bombón Mercado murió el 13 de noviembre de 2013 a los 69 años. es decir que el reservorio acuífero que él tramitó con Néstor Kirchner, fue anterior al fallecimiento del ex Presidente ocurrido un 27 de octubre de 2010. Es decir...SI MACRI LO ESTÁ TERMINANDO ES DE MACRI, no de Bombón ni de Cristina ni Néstor. Si en 8 años no terminaron las cloacas, es de UN CONTROL BIEN POBRE; igual lo del reservorio etc. UN ejemplo: la gestión de Ricardo Guzmán como Intendente y el CD de esa época, planificaron LA AVENIDA ARNOLDO CASTILLO, pero NI LA TRAZA HICIERON. La abrió, ya pavimentó y le dió vida...RAÚL JALIL como Intendente. ¿A quien adjudicamos la Obra?

Otras Noticias