Editorial

Más de lo mismo

sábado, 29 de diciembre de 2018 00:00
sábado, 29 de diciembre de 2018 00:00

El decreto de Mauricio Macri que reglamentó los cambios en el impuesto a las Ganancias, es una expresión más de la política que Nación implementa desde que asumió Cambiemos, y que consiste en alivianar la carga de los más fuertes para trasladarla a los más débiles, y apuntar a subir la recaudación fiscal a costa de los contribuyentes comunes.
La extensión del tributo sobre la denominada “renta financiera”, que abarca desde pequeños plazos fijos hasta alquileres, es de este modo coherente con la lógica de Casa Rosada, que aplica tarifazos a los usuarios y compensa a las grandes empresas que reclaman por algun balance poco auspicioso.
El fracaso de la política económica del autodenominado “mejor equipo de los últimos 50 años”, ya no es discutida ni por los más fervorosos partidarios.
Tampoco por un presidente que consideraba en campaña que bajar la inflación era “la tarea más fácil” y al cabo no pudo ni bajarla ni controlarla, como tampoco pudo controlar el dólar, ni pudo cumplir con su promesa de no devaluar, ni domesticar aunque más no fuera uno de los demás indicadores económicos.
Es el mismo gobierno que decía antes de asumir que las advertencias sobre futuros ajustes no eran más que una “campaña del miedo”, y también el mismo que propició el desembarco del Fondo Monetario Internacional como una “medida preventiva”, para luego sepultar la economía en deudas impagables a cambio de salvavidas externos, generadores de compromisos que se extenderán durante un siglo.
Ya no hay margen de sorpresa, porque todas las medidas oficiales marchan en un mismo sentido. 
Lo único relativamente curioso es que entre golpe y golpe sólo se atine a ratificar que estamos “en el camino correcto”, que “este es el rumbo”, y otros autoelogios bastante desconectados de la realidad.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
77%
Bronca
22%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias