Editorial

Esfuerzo

miércoles, 09 de enero de 2019 00:00
miércoles, 09 de enero de 2019 00:00

En una etapa marcada por la quita de subsidios y el traslado de cargas cada vez mayores al Estado provincial, debe reconocerse como un enorme logro que los alumnos catamarqueños de distintos niveles dispongan de transporte sin pagar absolutamente nada.
La continuidad del Boleto Estudiantil Gratuito durante 2019 fue asegurada por las autoridades en una reciente reunión con el empresariado del sector, y seguramente implica un esfuerzo importante para la administración del erario público.
Se trata de un gasto de considerable magnitud, si se contempla que dentro de un universo aproximado de 90.000 usuarios del servicio de colectivos, 30.000 son estudiantes.
A contramano de lo que sucede en otros distritos, donde se protege al empresariado y se traslada el peso de los nuevos costos al usuario, en Catamarca se protege al consumidor final, sin lesionar los ingresos de las empresas de transporte.
Aunque de raíz económica, la medida es de eminente naturaleza social, y se enmarca en la política de respaldar la educacion pública, asegurando a todos los estamentos de la comunidad el acceso a las escuelas.
Junto con la entrega de kits escolares, de guardapolvos y la apertura de nuevas escuelas rurales, define con claridad una política educativa de inclusión que beneficia a todos por igual.
Adquiere un significado mayor en el caso del Boleto Estudiantil Gratuito, que en Catamarca se reclamó durante décadas sin mayor eco, hasta que Lucía Corpacci se decidió a implementarlo.
Quizás sea incluso más meritorio que aquella resolución, optar por mantenerlo ahora, en que las condiciones financieras son más delicadas.
Así como se marcan disidencias y críticas a determinadas políticas de Gobierno, es justo valorar una medida tan positiva para la comunidad estudiantil y sus familias.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias