Lo más urgente

domingo, 06 de octubre de 2019 00:32
domingo, 06 de octubre de 2019 00:32

De gira por varias ciudades del país -que algún pícaro periodista  porteño denominó “de despedida”-, el presidente de la Nación insiste con una agenda de promesas que se parece mucho a la de cuatro años atrás, aunque claramente devaluada (¿tanto como el peso durante su mandato?). El problema es que no es un aspirante, como en 2015, sino el jefe de Estado en ejercicio, cuyo gobierno implementó políticas que empobrecieron a millones de personas a la vez que enriquecieron todavía más a la clase que integra el propio mandatario.

No hubo pobreza cero sino todo lo contrario. Entre la “pesada herencia” que dejará, la emergencia alimentaria en la que está sumida una porción creciente de la población argentina, es el legado más ominoso que tendrá que enfrentar quien, si se confirma la tendencia de las PASO, conducirá los destinos del país a partir del 10 de diciembre.

Se sabe -y lo han dicho múltiples actores económicos y las cámaras industriales y empresarias- que el año que viene será complejo y, entre las temáticas de abordaje más urgente, está el hambre de muchísimas familias de todo el país.

Es por eso que este lunes la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UBA será el escenario donde se presentará un plan que busca atacar la coyuntura en el ámbito más básico de las necesidades de la gente.

Según la información que se está difundiendo, la propuesta tiene entre sus objetivos elevar los indicadores nutricionales, bajar el precio de los alimentos, generar mayores ingresos para las familias y, por sobre todo, poner en marcha “una red alimentaria con salud, educación, desarrollo y empleo”.

A nivel de las iniciativas de intervención, se apuntará a regular el precio de una canasta básica de alimentos, se reimplantará por ley el programa de Precios Cuidados, se ampliará la Tarjeta de Alimentación y se reforzará la cobertura en las instituciones educativas.

Este último punto es considerado esencial ya que la escuela puede colaborar mucho para garantizar -con el debido financiamiento estatal- la comida de chicas y chicos.

Universidades, iglesias, cámaras empresarias, sindicatos y organizaciones sociales serán invitadas a participar de este plan que puede ser el puntapié para revertir los penosos indicadores sociales que exhibe hoy por hoy la Argentina.

33%
Satisfacción
33%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
33%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias