Editorial

Corrupción

lunes, 09 de diciembre de 2019 01:38
lunes, 09 de diciembre de 2019 01:38

Cada año se paga la monstruosa cifra de un billón de dólares en sobornos y se calcula que se roban 2,6 billones de dólares anuales mediante distintas transacciones ilegítimas alrededor del mundo, que no son hijas del delito liso y llano a mano armada, sino de mecanismos más sofisticados: la corrupción, o robo de guante blanco.


La suma equivale a más del 5% del producto interior bruto mundial. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se calcula que en los países en desarrollo se pierde, debido a la corrupción, una cantidad de dinero diez veces mayor que la dedicada a la asistencia oficial.


La corrupción es un delito grave que frena el desarrollo económico y social en todas las sociedades. Ningún país, región o comunidad es inmune.


La gente a menudo piensa que está a merced de la corrupción y que es solo un “modo de vida”. Sin embargo, cada sociedad, cada sector y cada ciudadano se beneficiarían de unirse contra la corrupción en la vida cotidiana.


La corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico, que afecta a todos los países. Por ejemplo, socava las instituciones democráticas al distorsionar los procesos electorales, pervertir el imperio de la ley y crear atolladeros burocráticos, cuya única razón de ser es la de solicitar sobornos.


También atrofia los cimientos del desarrollo económico, ya que desalienta la inversión extranjera directa y a las pequeñas empresas nacionales les resulta a menudo imposible superar los “gastos iniciales” requeridos por la corrupción.
Hoy, en el Día Internacional contra la Corrupción, se busca crear conciencia contra esta lacra y alentar a gobiernos, el sector privado, organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y ciudadanos en todo el mundo a unir fuerzas para combatir este delito.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias