Apuntes del Secretario

martes, 19 de febrero de 2019 00:42
martes, 19 de febrero de 2019 00:42

A la primaria -o PASO- de la provincia de La Pampa, hasta el domingo a la tarde, nadie la tenía en cuenta. Ningún analista político se había referido a ella como decisiva, ni mucho menos. Más aún. Lo poco que se habló o se dijo tenía que ver con el “colorado” Mac Allister, el famoso exjugador de Boca Juniors y compinche de Mauricio Macri que, supuestamente, debía vencer en la interna de Cambiemos a un rival que, salvo dentro de los límites de la geografía pampeana, era totalmente desconocido. Nos referimos al radical Daniel Kroneberger (¿Krone qué?). No solo dejó en el camino al famoso Mac Allister, sino que lo hizo por cifras que provocaron un verdadero espanto en la Casa Rosada: casi 30 puntos de diferencia. El temor que recorre por estas horas la estructura del PRO y los laboratorios electorales que, con presupuestos millonarios, tienen montado Marcos Peña y Durán Barba, saben que en el enclave peronista de La Pampa no hubo voto a favor del ignoto Kroneberger, sino una expresión en contra del presidente de la Nación y sus políticas económicas. De allí a pensar que el fenómeno pueda repetirse en distintos puntos del territorio nacional, hay apenas un trecho. En Catamarca mismo los niveles de rechazo a la figura presidencial son impresionantes, por lo que descontamos que los candidatos de Cambiemos de estas tierras estarán pensando cómo estructurar un discurso que, al mismo tiempo, los favorezca y no los acerque a Macri. ¿Difícil, no?

****
La derrota de Mac Allister, lo repetimos, despierta todos los interrogantes dentro de Cambiemos. Aparte de conocido, buena persona y popular, el “colorado” fue Secretario de Deportes de la Nación y, desde ese puesto, regó de dineros públicos a La Pampa, por lo que no se entiende haber recibido semejante castigo. En todo caso, su alineación con Macri, lo perjudicó de manera rotunda y lo llevó a decir algo que resume una explicación contundente. Incluso antes de conocerse los primeros guarismos, indicó: “los que estamos cerca del presidente podemos tener una elección complicada”. Otra lectura inevitable que deja la primaria pampeana es el envalentonamiento de los radicales. Que a nadie extrañe que en todo el país propongan sus precandidatos y hasta le pidan al propio Macri una interna por la poltrona presidencial 2019. Por algo Cornejo en Mendoza, Morales en Jujuy o Gustavo Valdez en Corrientes desdoblaron, lo que les permite no tener a Mauricio en el voto. En fin, el resultado electoral inesperado y la marcha de la economía –el dólar apunta a despertarse en los próximos tiempos- es como que ha planteado un nuevo escenario. Veremos qué puede ocurrir.

****
En la formación “Morada”, que orientan el médico Roberto Gómez y la diputada provincial Juana Fernández, ya existe decisión tomada a favor de participar de las elecciones de octubre próximo. Gómez, que logró en las PASO de 2017 la friolera de 28.000 votos, se presentaría “si o si” como precandidato. La idea primigenia sería la disputar una primaria por la candidatura a gobernador de Catamarca. Contra Rubén Manzi o cualquier radical que pretenda reemplazar a Lucía Corpacci a partir de diciembre de 2019. El Plan “B”, que compatibiliza con su cargo partidario de presidente del comité Capital de la UCR, sería buscar la intendencia de San Fernando del Valle. En cuanto a Fernández, si tenemos en cuenta que existen reelecciones eternas (Marita Colombo, “Gato” Luna, Rubén Herrera, etc), que a nadie le extrañe que pretenda seguir en la Cámara Baja, donde se apresta a cumplir su primer y único mandato. Conclusión: ¡no le pregunten a nadie si la dupla Fernández-Gómez va por alguno de los principales cargos! Ya le dimos la respuesta.

****

El viernes, por teleconferencia, debía declarar José López (el hombre de los bolsos con dólares en el convento bonaerense) en la causa que fue imputado por el fiscal Santos Reynoso por el cobro de coimas a empresarios catamarqueños de la construcción. Desde algunos medios se dijo que el tucumano de Concepción se abstuvo de hacerlo, cuando la verdad sería otra. Según fuentes confiables de este secretario, no se abstuvo, sino que presentó un escrito en lugar de hacer la teleconferencia con el juez Miguel Contreras, lo que se ajusta perfectamente a las exigencias legales. En cuanto a lo que puso en ese escrito, existe un cerrado hermetismo y cuando han pasado cinco días, digamos que nadie sabe nada. Salvo el juez o los fiscales federales, claro está. En el plano de las suposiciones, como es difícil que López se haya incriminado, un dato clave tendría que ver con la denuncia que hizo en su contra el empresario Jorge Marcolli, quien se cansó de repetir que rechazó un pedido de coimas, lo que fue desmentido –dato que figura en el expediente- por todos los constructores que fueron a declarar a la Justicia Federal.

*****
Se conoció el domingo último la noticia del fallecimiento de Eduardo Bauzá, un histórico dirigente justicialista, que durante los años del menemismo se mantuvo en la élite más poderosa del país. Aunque de origen mendocino, Bauzá había integrado los equipos de trabajo de Carlos Menem cuando el riojano era gobernador de su provincia, a comienzos de los años 70, y como muchos otros funcionarios conoció la persecución y las detenciones en épocas del nefasto autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. Esa temprana experiencia, sin embargo, sería su llave de ingreso a Casa Rosada una vez que Menem escaló hasta ubicarse en el sillón de Rivadavia. Pasó por varios ministerios y cumplió funciones estratégicas, siempre con un perfil más político que técnico. Quedará en la historia como el primer Jefe de Gabinete de Ministros que tuvo el país, ya que ese cargo no existía: se creó con la reforma Constitucional de 1994 y fue Bauzá el primero que lo ocupó.


 
****
Aunque en ninguna reseña de las que circularon por los medios nacionales lo menciona, Bauzá tuvo una conflictiva y muy cercana relación con la política catamarqueña. Ese rol se definió a partir de su silenciosa pero permanente guerra con Ramón Eduardo Saadi, de quien llegó a erigirse en abierto enemigo político. Cuando ocurrió el crimen de María Soledad Morales, Bauzá dijo públicamente que se trataba de “un caso policial más, sin ningún condimento político”, pero al mismo tiempo inició operaciones para liquidar al saadismo. Cuenta la historia que fue precisamente en el despacho del mendocino Bauzá, donde se le comunicó a Ramón la decisión de Carlos Menem de intervenir la provincia y desplazarlo del poder, en abril de 1991. Y aunque lo citaron allí, no fue Bauzá el que le habló: en su lugar mandó como mensajero a Julio Mera Figueroa, tío de Dalmacio. La leyenda afirma que Saadi ofreció renunciar para minimizar el impacto, pero no lo dejaron. Y ese golpe letal a la carrera de Ramón no fue el último: cuando obtuvo la senaduría nacional por voto popular, Bauzá se ocupó de movilizar al propio peronismo en el Congreso para frustrar la asunción del catamarqueño, que se salió de sus casillas en plena disputa y mandó a todos a hacerse una rinoscopía y dar a conocer los resultados públicamente. Por entonces, Saadi era crucificado a diario por el aparato mediático nacional. Bauzá desapareció tempranamente de la escena pública, y su protagonismo terminó con la salida de Menem de Casa Rosada. Pasó sus últimos años recluido, víctima de múltiples enfermedades como Parkinson y Alzheimer. Tenía 79 años.

****
RECUERDOS.

Como lo hacemos habitualmente, colocamos en el último bloque de los “Apuntes” los acontecimientos del pasado dignos de ser recordados. Hablando de enfrentamientos. El de Castillo-Saadi fue un clásico de los años 90. El dirigente peronista, figura de influencia excluyente en la reforma de la Constitución provincial de 1988, incluyó un artículo que prohibía postularse para gobernador o vice a quienes hubieran colaborado con los gobiernos militares. Era un cepo para Arnoldo Castillo, que fue nada menos que gobernador e intendente de facto durante la dictadura 1976-1983.

En el Caso Morales, las cargas del castillismo estuvieron dirigidas directamente al exgobernador, al punto de solicitar públicamente la Intervención Federal. Después fue Oscar, el vástago político de don Arnoldo, quien luchó para que Saadi no pudiera asumir, por varios años, como senador nacional. También, entre ellos, hubo acciones judiciales e innumerables controversias. Una de ellas ocurrió en febrero de 1994, cuando Oscar Castillo acusó a Saadi de impedir que el PJ estuviera presente en la reunión de consenso por el Pacto Fiscal que debía firmar su padre. Sin embargo, con modificaciones, los legisladores peronistas aprobaron el acuerdo un día como hoy, 19 de febrero. Fueron sesiones express de Diputados (por la mañana) y Senadores (por la tarde).

****
Quien se mantenía al margen del duelo Saadi-Castillo era el exintendente de la Capital, Eduardo Brizuela del Moral. En febrero de aquel año tomaba juramento como Secretaría de Cultura y Educación a Martha Grimaux de Blanco. No fue una asunción más. Con el tiempo, la funcionaria pasó a ser la mano derecha de quien, años más tarde, sería gobernador de la provincia. Siendo senadora provincial, en 2009, se convirtió en vicegobernadora de hecho al renunciar quien cubría ese cargo: Lucía Corpacci.
 

66%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

20/02/2019 | 18:26
#3
Bauza era una lacra con muy pocos códigos ( intervino con la ayuda de los medios hegemónicos que oh casualidad acaban de ser condenados por inventar noticias falsas) pero es mucho peor lo de Mera Figueroa que no tenia adonde caerse muerto y llegó a ser algo gracias a Vicente Saadi y en menor medida a Ramon. En una actitud realmente execrable firmó esa nefasta intervención demostrando la clase de personajillo que era. Estaba perfecto que nadie que fue parte de los peores años de la argentina y que en vez de jurar por la constitución nacional juró por los estatutos militares pudiera ser candidato en épocas democráticas, es gente que se orino en la Constitución y las sagradas instituciones de este país (sin entrar a hablar de las desapariciones que es peor). Pero claro en esa época era mala palabra ser peronista y las “señoras bien” y “los caballeros de noble alcurnia “ se horrorizaban de que al pueblo le fuera un poco mejor...
20/02/2019 | 10:13
#2
haber participado en Gobiernos de Facto no era pergeñada por RES. Era el pensamiento de todos los peronistas, incluso de los cordobeses que redactaron la Reforma de Catamarca. Incluso las Jubilaciones de Diputados simplemente con haber sido electos o haber jurado y con el 82% de los haberes, era disposición de todos aquellos políticos (bah, legisladores electos) que fueron desposeidos como consecuencia de las Intervenciones Federales. NO ERA DE RES ese tema, pues ni ahí, porque pudo haber puesto la misma cláusula que en Nación de la JUBILACIÓN COMO GOBERNADOR Y VICE desde el fin de la gestión (la angurrienta obvio que la solicitó al toque en Bs.As.) Es decir, la CLÁUSULA MALDITA...el gordito BdeM y sus asesores...LA PUSIERON EN LA CARTA ORGÁNICA MUNICIPAL VARIOS AÑOS DESPUÉS. ¿Ahhhh? Siiii ¡te lo lo juro por MONTOTO!
20/02/2019 | 10:05
#1
Como el tango VOLVIÓ UNA NOCHE de Gardel y Lepera, que Ramón Saadi ofreció renunciar es una mentira. Hasta último minuto se esperó que Menem desistiera de su CLARA INTERVENCIÓN POLÍTICO ECONÓMICA A CATAMARCA. Estaban los dineros de la MUSTO (6.500 millones de dólares de inversión) y -seguramente-la comisión del negocio. Y eso significaba en esa época vox populi en Nación, el 10% del VTN (Valor Total del Negocio) lo cua no puedo asegurar pero sí que en negocios inmobiliarios más pequeños el 6% es lo usual. SIN LA FIRMA DE RAMÓN EDUARDO SAADI ...¡NO HABÍA NEGOCIO! Y este era el momento de cobrar esos dinerillos y la afrenta del Menem Presidente,Ramón Conducción campaña NACIONAL bien organizada y bien prestigiada. ¿A quienes enviaron a Intervenir? A los ex Montoneros, afrentados allá lejos con el aporte a un diario nacional peronista y ahicito nomás con la suspensión de un acto en RUFINO para el cual los muchachos estaban con los trajes listos para subir al estrado. Fue bastante antes... pero quedaron con la sangre en los dos ojo$ ambos grupos: Menemismo y ex con batientes.

Otras Noticias