Insensatez

sábado, 04 de mayo de 2019 00:42

En el Día Internacional del Bombero Forestal, que tiene en Catamarca a un reconocido cuerpo de brigadistas como estandarte, caben algunas reflexiones.

Porque es bien conocido el incalculable daño que provocan estos siniestros en los ecosistemas, como también se sabe que Catamarca es una de las zonas periódicamente afectadas por incendios de distinta magnitud, con el agravante del difícil acceso a la mayoría de las zonas afectadas.

Muchos de los dramas que se registran en el interior, con desmoronamientos y rutas destruidas ante fuertes lluvias, son consecuencia de incendios anteriores que eliminan vegetación y debilitan los suelos. En otros puntos del país y del mundo, el combate a las llamas en zonas rurales o de montaña, causó incluso varias muertes.

Ante estas realidades, no deja de sorprender un dato: el factor humano, en forma de negligencia, imprudencia e intencionalidad, figura en el origen de más del 90 por ciento de los incendios forestales registrados. Sólo unos pocos obedecen a causas naturales, como por ejemplo un rayo que cae en zona de pastizales secos y desata llamas.

Es increíble que el hombre sea el oriden de desastres de tal magnitud, y que no se haya internalizado todavía la importancia de proteger nuestro medio ambiente.

La intencionalidad ha estado detrás de la mitad de todos los fuegos en los que ha tenido que ver el hombre, mientras que el resto han tenido como causas conductas relacionadas con la imprudencia y negligencia.

Es difícil determinar las razones que sostienen estas conductas destructivas a través del tiempo. 

Es ínfimo o nulo, en proporción con los incendios contabilizados en la última década, la cantidad de personas que respondieron ante la justicia por haber provocado un siniestro forestal.

Vaya en esta fecha el reconocimiento a nuestros brigadistas, junto con el deseo de que alguna vez desaparezcan los inhumanos comportamientos que los ponen en riesgo, una y otra vez.

57%
Satisfacción
0%
Esperanza
14%
Bronca
28%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

04/05/2019 | 11:18
#0
La negligencia, imprudencia e intencionalidad, se curan con penas duras de cárcel. Nada de multas...¡Cárcel! El día que nuestros legisladores lo entiendan, algo comenzará a cambiar, mientras tanto, sigan apagando incendios.

Otras Noticias