Editorial

Trabajo infantil

miércoles, 12 de junio de 2019 00:00
miércoles, 12 de junio de 2019 00:00

Convivimos con ellos en Catamarca. Los naturalizamos. En pleno centro catamarqueño y en los barrios, se ven pequeños ofreciendo productos o estampitas, mostrando fotocopias con recetas médicas de origen incomprobable, limpiando vidrios. En el interior se los ve en los campos, cuidando animales o aportando fuerza bruta en las cosechas. Son niños que deberían estar en la escuela o jugando, pero viven otra realidad.


Unos 168 millones de niños y niñas son víctimas del trabajo infantil. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el “Día mundial contra el trabajo infantil” en 2002 para concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad. El 12 de junio de cada año tenemos la oportunidad de fomentar y coordinar las iniciativas de los gobiernos, las patronales y sindicatos, la sociedad civil, los medios de comunicación y muchos otros actores locales, como escuelas y ayuntamientos, en la lucha contra el trabajo infantil.


En 2015, los dirigentes mundiales adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluían un renovado compromiso para acabar con el trabajo infantil. En particular, la Meta 8.7, hace un llamamiento a la comunidad internacional para “adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de seres humanos, y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, para 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”.


Los niños no deberían trabajar en el campo, sino en sus sueños. Sin embargo, hoy en día, 152 millones de niños todavía se encuentran en situación de trabajo infantil. Aunque esto ocurre en todos los sectores, 7 de cada 10 niños en situación de trabajo infantil pertenecen al sector de la agricultura.


Este 2019, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebra 100 años promoviendo la justicia social y promoviendo el trabajo decente. La celebración de este día examinará los avances logrados a lo largo de los 100 años de apoyo de la OIT a los países para luchar contra el trabajo infantil.


Sin importar cuánto se haya avanzado, la realidad confirma día a día que queda mucho por hacer.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

12/06/2019 | 06:58
#0
De chicos, los hoy abuelos siempre ayudaron en los hogares. Tareas del hogar, haxer compras en almacenrs, buscar la leche en los tambos, arrear ganado, ordeñar vacas a veces, hacer pisar barro a los caballos en los tabiques o controlar el fuego para que no se pase la quema. Y esos abuelos, me incluyo, aprendimos el valor de trabajar y de ayudar a nuestra familia. El laboreo de la huerta era nuestro, como.lo era ralear o cosechar la fruta. ¿ Fuimos malos estudiantes, profesionales o ciudadanos? No. Pero no éramos PARÁSITOS SOCIALES: trabajábamos como niños y co-laboramos con el resto de nuestra familia. Para darnos DERECHOS teníamos OBLIGACIONES.

Otras Noticias