Apuntes del Secretario

martes, 25 de junio de 2019 00:53
martes, 25 de junio de 2019 00:53

Pasadas las horas, a partir del cierre de listas, se profundizan las divisiones dentro de la oposición y en el oficialismo resurgieron sentimientos de malestar que, por estas horas, tratan de ser conjurados. Las exteriorizaciones de bronca más evidentes, sin embargo, tienen que ver con los máximos caudillos de la UCR, Oscar Castillo y Eduardo Brizuela del Moral. Al primero, con razón y evidencias, se lo considera el autor material del armado electoral que, con suma inteligencia, le permitió repartir el juego entre los aliados de la lista que estructuró en 2018 para los cargos partidarios. De esta manera recompensó a quienes lo acompañaron entonces. A Roberto Gómez (precandidato a gobernador), Alejandro Páez, Juana Fernández y José “Chichí” Sosa (los tres ocupan puestos expectantes para la cámara baja) y, en maniobra de pinzas, metió la cizaña en el Frente Renovador, al cual prácticamente destruyó, nombrando únicamente a un familiar de Brizuela del Moral (Natalia Herrera) y postergando a dos mujeres que mucho trabajaron desde sus bancas, Verónica Rodríguez Calascibetta y Paola Bazán. También la maniobra castillista alcanzó para “borrar de la cancha” a Carlos Molina, a quien ya había buscado destituir como diputado en 2015. En ese puesto colocó a una promisoria figura del PRO: Natalia Saseta.

 

¿A quién le caben dudas de que en la inteligencia castillista no influyó la fallida elección interna del 2 de junio de 2018? Aquella vez, por decisión de una junta electoral adicta, se borró de un plumazo a la troupé que formaban Brizuela del Moral, Guzmán, Acuña, Pernasetti, Vázquez Sastre, etc. Las consecuencias de aquella secuencia, nítidamente, aparecieron el sábado a la medianoche. A todo esto, con anterioridad, en la “operación Vietnam” (viaje con la comitiva presidencial a tierras asiáticas), Oscar Castillo se había asegurado los recursos nacionales para enfrentar la elección y el estratégico dominio de la Capital provincial, en cuanto hace a la determinación de una candidatura única. Por ello tentó a Vázquez Sastre para la senaduría y dejó a Flavio Fama libre de rivales internos. Frente a estos acontecimientos, Brizuela del Moral y compañía actuaron con inocencia e indolencia supinas. Tuvieron cerca de un año para rearmarse y dar la batalla que prometieron dar. No hicieron nada y terminaron pidiendo limosnas ante un rival al que conocen y lo saben fulero. La misma jugarreta, con algunas variantes formales, la realizó en oportunidad de autoproclamarse candidato a gobernador en 1999. Argumentó, en aquel entonces, que la interna partidaria fijaba las candidaturas electivas

 

Sin embargo, en pocas horas más, la satisfacción castillista puede transformarse en triunfo pírrico. Como lo dijimos ayer, del grupo opositor interno, el único que parecía tener enjundia y evidentemente la tiene es el concejal Simón Hernández, un joven que en realidad ya es viejo en su pretensión de ser intendente de la Capital. El líder de Movilización, uno de los fundadores del ex Frente Cívico, estaría acordando disputarle a Fama, Saadi y Mascheroni el puesto que dejará Raúl Jalil el 10 de diciembre. Para ello habría logrado un acuerdo con el GEM, la formación de Margarita Stolbizer que en Catamarca conduce el exdiputado Alfredo Gómez, el que iría como aspirante a primer diputado. Como se trata de un partido político y no una alianza, la Justicia Electoral permite que, en este caso, las inscripciones de precandidatos puedan realizarse hasta mañana a la noche. Pero, aparte, el GEN llevará como precandidato a intendente de la jurisdicción chumbichana a Alfredo Hoffman, a quien el radicalismo le impidió que sea su candidato por sus aceitadas relaciones con el oficialismo provincial. Todos estos atajos, obviamente, refuerzan las chances de que vuelva a la cámara de Diputados Alfredo Gómez, un viejo enemigo del castillismo y el brizuelismo.

 

Los cimbronazos del cierre de listas podrían repercutir en el bloque opositor que funcionará hasta diciembre, el que ya viene quebrado desde hace dos años cuando algunos diputados permitieron, con su voto, el aumento del número de miembros de la Corte de Justicia. Por esta situación, por ejemplo, fue separada y finalmente expulsada como afiliada radical la diputada Analía Brizuela, hoy décima precandidata del Frente de Todos. Ahora, en lo que sería una subdivisión de hecho, se podrían separar los ya retazos del Frente Renovador, enfrentados frontalmente con el castillismo que, casi como una burla, permitió la polémica reelección de Lobo Vergara y dejó descolocadas a personas de mucho mayor valoración.

 

Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), a pesar de las voces que se levantan en su contra, vuelven a cobrar vigencia plena en nuestra provincia. En más de quince jurisdicciones, de uno u otro Frente, el 11 de agosto habrá internas. Está perfecto que así sea. Si no se alcanzan acuerdos, se trata de un mecanismo extraordinario para dirimir posiciones y que sean los ciudadanos los que elijan, no los jefes partidarios, como ocurría hasta comienzos de la presente década. La situación, de alguna forma, echa por tierra la falsa unidad que proclamó el castillismo. Digamos que la alcanzó en los cargos principales, pero en las categorías intendente y concejal hablarán las urnas en una decena de jurisdicciones provinciales. Con el peronismo ocurrirá otro tanto, especialmente en territorio capitalino. Independiente de estas consideraciones, hubo dirigentes que hicieron valer su peso específico. Uno de ellos es Gustavo Roque Jalile, que presentó exactamente el mismo esquema electoral que en 2015. Sin obstáculos a la vista irá por un nuevo mandato, lo mismo que el senador Malnis y el concejal Espinoza. Distinto fue el panorama para Alejandro Páez, intendente de Andalgalá y presidente de la UCR, que en su tierra natal tendrá una disputa de tres precandidatos (José “El Mono” Cativa, su concejal jefe; Eduardo Córdoba, su funcionario, e Ivanna Flores, su esposa) que buscarán sucederlo. Claro que, personalmente, ya se aseguró como diputado provincial por el período 2019-2023.

 

La llamada renovación peronista, que actualmente tiene un bloque de seis diputados (Fernando Jalil, Horacio Sierralta, Sergio Saracho, Hugo Navarro, Luis Saadi y Jorge Andersch), a los que se suma el senador Jorge Moreno, esta vez renovará solamente una de esas bancas, a través de Guillermo Marenco, ubicado en el quinto escalón de la lista de diputados. Se calcula que quienes están completando el mandato, especialmente en lo que atañe a Fernando Jalil y Moreno –conductores naturales del sector-, pasarán a formar del equipo de funcionarios de Raúl Jalil si éste, finalmente, consigue vencer a Roberto Gómez el próximo 27 de octubre. Siguiendo con la lista oficialista a la cámara baja, por sus nombres, claramente llevará la impronta corpaccista.

 

A los que no les fue mal con el cierre de precandidaturas fue a los hermanos López Rodríguez, Armando y Dante. El primero, actual vicepresidente de la cámara de Diputados, conseguirá su re-reelección (recordemos que antes de llegar a Ayacucho y República fue concejal) con un expectable séptimo puesto. El titular del Instituto Provincial de Vivienda, por su lado, podría acceder a la diputación nacional en el supuesto que Gustavo Saadi resulte electo intendente, lo que no es nada descabellado. Recordemos que en 2017, en la elección de renovación parlamentaria, ocupó el tercer escalón de la fórmula para diputado nacional, detrás de Gustavo Saadi y Silvana Ginocchio.

 

Tras haber completado parte del entramado de la alianza Consenso Federal, que lleva la fórmula presidencial Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey y tiene a su esposa como aspirante número uno a una diputación nacional por Buenos Aires, se espera para los próximos tiempos un nuevo aterrizaje de Luis Barrionuevo en Catamarca. Por nuestra provincia se anotó como precandidato a diputado nacional, cargo que supo ocupar entre 2005 y 2009 (antes fue senador, del 2001 al 2003). En esta oportunidad le tocará enfrentar a Lucía Corpacci y Rubén Manzi y uno de los tres quedará al margen, en orden a que únicamente se ponen en juego las bancas de dos mujeres que completan el mandato en diciembre: Orieta Vera (Coalición Cívica) y Verónica Mercado (Frente para la Victoria). Desconocemos cómo llevará a cabo la actividad proselitista el dirigente gastronómico, pero suponemos que se dará mañana para terciar en la pelea entre Manzi y la actual gobernadora, claramente favorita de acuerdo a las encuestas. Por cierto, tendrá el acompañamiento de su sobrino Maxi Mascheroni y Hugo Daniel “El Grillo” Ávila, los que también son precandidatos de la misma alianza federal.

 

RECUERDOS.

Como lo hacemos habitualmente, en el último bloque colocamos los acontecimientos, preferentemente políticos, ocurridos hace 25 años.


El exdiputado Pablo Sánchez fue dos veces diputado provincial por el Partido Intransigente que, en la década del 90, integraba el ya desaparecido Frente Cívico y Social. Tuvo activa participación en los debates de la época y fue autor de varios proyectos de importancia. En ese marco, recordamos que en junio de 1994 cargaba contra el bloque justicialista y acusaba a sus integrantes de proponer el ajuste que propiciaba el expresidente Carlos Menem. “Quieren el ajuste porque son enviados de Domingo Felipe Cavallo”, decía el exlegislador, crítico de las políticas que se imponían desde la Capital Federal y que alentaban no sólo las privatizaciones, sino también la entrega de la ex Caja de Jubilaciones.

El Esquiú.com

12%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
87%
Indiferencia

Comentarios

25/06/2019 | 09:13
#0
La exclusión de traidores es lo que encumbró al radicalismo en los '90, las circunstancias actuales imponían hacer el mismo operativo. Respecto a Alfredo Gómez, es más probable que Maradona participe y gane en Pasapalabra que aquel gane una diputación. Analía Brizuela, pese a reconvertirse en rabiosa aplaudidora de Lucía, se quedará sin relección, porque el oficialismo apenas alcanzará entre 8 o 9 bancas.
25/06/2019 | 08:24
#-1
Jajaja pablo Sánchez defensor de la provincia y contrario de las politicas de Cavallo???? Por favor el escriba miente miente y falta a la etica periodistica consagrada en nuestra constitucion nacional! Pablo Sanchez esposo de la dip prov Adriana Diaz siempre estuvieron y estan al calor del poder desde 1983!

Otras Noticias