Patrimonio

viernes, 07 de junio de 2019 00:37
viernes, 07 de junio de 2019 00:37

En estos días se concretó la restitución de 132 cajas de material arqueológico a Catamarca, un conjunto de elementos que se encontraban en Córdoba. 

En el trajín cotidiano puede que no se valore la noticia en su real dimensión, pero ciertamente es significativa.

El patrimonio arqueológico de un pueblo es parte importante de su identidad nacional y da cuenta de la historia y el contexto cultural que le fue propio en una época determinada, la cual a su vez habla de la complejidad de las relaciones sociales de esa comunidad.

El patrimonio arqueológico es un recurso y a su vez un conjunto de bienes sociales, culturales y económicos, para su utilización tanto educativa como comercial (esta última de la mano del turismo).

Es imprescindible la puesta en valor, es decir, su identificación y estimación social. 

Esto implica que, en el proceso de construcción sociocultural del pasado deben participar diferentes actores sociales, con mayor o menor grado de responsabilidad, pero todos con el compromiso de velar por los bienes culturales, tanto en el aspecto material como simbólico y significativo.

En Argentina la Ley Nacional 25743 de Protección de Patrimonio Arqueológico y Paleontológico se sancionó en el 2003 y define al patrimonio como los objetos muebles e inmuebles que puedan proporcionar información sobre los grupos socioculturales que habitaron el país desde épocas precolombinas hasta épocas históricas recientes.

Es por eso una tarea imprescindible preservar, documentar, difundir y asesorar sobre el patrimonio cultural tangible e intangible a nivel nacional; producir conocimientos y asesorar sobre estrategias de vida pasadas y presentes; investigar, recuperar, preservar, documentar y proteger los sitios arqueológicos, terrestres y subacuáticos y con arte rupestre; rescatar y fortalecer la memoria colectiva y del reconocimiento de nuestra identidad cultural, dentro de su diversidad y mestizaje, y el respeto por el pluralismo cultural y étnico; participar y asesorar en propuestas de alternativas de desarrollo sociocultural regional y en la planificación de políticas socioculturales.

92%
Satisfacción
7%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias