Apuntes del Secretario

domingo, 11 de agosto de 2019 · 01:08

Y llegó el 11 de agosto, la fecha que comienza a definir el futuro de la Argentina. Más de 33 millones de compatriotas están en condiciones de emitir su voto en la elección primaria, abierta, simultánea y obligatoria (PASO) que, entre las 8 y las 18 horas, se desarrollará en todo el país. El resultado de la contienda, finalmente, definirá quiénes serán los candidatos para la elección general del 27 de octubre, pero al mismo tiempo mostrará, en modo encuesta, cuál es el posicionamiento real de los diferentes precandidatos que se anotaron el pasado 22 de junio. Se trata, como lo afirmamos en otras oportunidades, de una elección obligatoria que se instauró en la Argentina a partir de 2011 –la ley vio la luz en 2009- y en la presente coyuntura adquiere trascendental importancia. Más allá del resultado provincial, que interesa a los catamarqueños de todos los credos, los ojos y los oídos se orientarán a saber qué ocurrirá a nivel nacional donde, más que el enfrentamiento Mauricio Macri-Alberto Fernández, se ponen en juego dos modelos diametralmente opuestos que tienen que ver con la vida o la cultura de los argentinos.

****
Aunque se diga que la política produce cansancio, hasta el límite del hartazgo, resulta indiscutible que existe un gran involucramiento ciudadano en esta contienda. Quizá sea producto de las divisiones que atraviesan al conjunto de la sociedad o de una saludable preocupación por lo que nos pasa o nos puede pasar. Como quiera que sea, esos sentimientos se reflejan hoy en las redes sociales, donde se enfrentan posiciones pasionales con otras más racionales     que, día a día, van tapando la indiferencia de otros tiempos. Hay que aclarar, en este sentido, que la compulsa dialéctica, alimentada por los medios de comunicación masivos, comenzó hace mucho, quizá en el momento mismo en que terminó la contienda de medio término de 2017. Hoy comenzarán a verse los resultados de tanta puja. No serán los definitivos, lo repetimos, pero proyectarán el horizonte electoral hacia octubre.

****
En relación a las primarias catamarqueñas, conviene recordar que fueron instauradas por primera vez en el año 2015. Como la ley provincial había sido aprobada sobre la hora, no hubo grandes enfrentamientos en las diferentes categorías. El que provocó las mayores expectativas lo sostuvieron, en el marco del exFrente Cívico, Raúl Giné, Ricardo Guzmán y Simón Hernández, quienes se midieron por la candidatura a intendente de la Capital. El primero de los nombrados, por escaso margen, sacó ventajas y pudo enfrentar al candidato peronista de aquel momento, Raúl Jalil, que iba por su reelección. La explosión de las PASO catamarqueñas se produjo en 2017, en forma especial en la categoría concejales de la Capital. Numerosos pretendientes se anotaron en la mayoría de los circuitos y, casi como un calco de lo que sucederá en la fecha, los pleitos más reñidos y numerosos se llevaron a cabo en los circuitos 3 y 7. También en la elección primaria de hace dos años se recuerda el choque Eduardo Brizuela del Moral-Roberto Gómez por la banca de diputado nacional. Ganó el exgobernador, pero Gómez hizo una gran elección. Ese resultado marcó el antecedente para impusiera condiciones y fuera nominado para la presente elección precandidato a gobernador por “Juntos por el Cambio”, la alianza que encabeza el radicalismo.

****
Antes de 2015, por imperio de la ley de PASO nacional, solamente se recuerda una primaria abierta en la provincia. Fue en 2013. Otra vez tuvo como protagonista al exFrente Cívico. Presentó dos aspirantes a diputado nacional. Uno fue el mismo Brizuela del Moral, un abonado a las candidaturas dentro de la UCR, que debió enfrentar a José “Chichi” Sosa. Contra todo el aparato partidario, éste último consiguió algo más de 6.000 votos que, por cierto, no alcanzaron para perturbar el avance de quien era la figura más taquillera de la oposición. En la puja definitiva, ante el peronista José “Chicho” Tomassi, venció por escaso margen y permitió que la tercera banca de diputado nacional fuera para Myrian Juárez.

****
El sucesor de Lucía Corpacci será varón. Es que por el máximo cargo provincial compiten Raúl Jalil y Roberto Gómez, quienes se convertirán este domingo en candidatos oficiales. Ninguno de los dos tiene interna en el “Frente de Todos” y “Juntos por el Cambio”, respectivamente, por lo que únicamente requieren alcanzar el 1.5% de los votos, lo cual está totalmente asegurado. Asimismo, otros precandidatos a la gobernación (Hugo Avila, José Furque, etc) podrían alcanzar la base electoral que fija la ley, pero aceptan de antemano que no cuentan con chances de discutir posiciones a los representantes de los partidos tradicionales, mucho menos en un marco de polarización como el que está planteado. A diferencia de los deportes, como el fútbol por ejemplo, en la materia electoral las sorpresas tienen límites, los que conocen perfectamente los propios actores. Partiendo de este aserto, si la voluntad popular así lo determina, con Gómez habría un nuevo gobierno “de punta a punta” de la administración provincial. Distinto será si el bendecido es Jalil. Varios de los actuales funcionarios podrían permanecer en sus cargos y otros, poco considerados por el precandidato o la opinión pública, habrán de dejar sus puestos en un recambio de lógica pura.

****
Como lo dijimos anteriormente, las principales antenas informativas tratarán de rescatar los números de Macri o Alberto Fernández y de Jalil-Saadi o Gómez-Fama, pero en el Valle Central habrá un atractivo especial bien movilizador. Será la definición de quiénes serán, en los circuitos capitalinos, candidatos a concejal entre las numerosas propuestas que ofrecen peronistas de “Todos” y radicales de “Juntos”. En varios (circuitos), como se sabe, habrá cinco, seis, siete, ocho, nueve y hasta diez alternativas, lo que preanuncia un trabajo ímprobo de los fiscales que ponga cada uno de ellos. Otra atracción, pasando el Río del Valle, será la disputa por el candidato peronista a la intendencia de Valle Viejo. Algo parecido a lo que ocurrirá en la jurisdicción de Andalgalá, donde las dos fuerzas principales proponen internas verdaderamente furiosas.

****
La elección distinta de este domingo invernal tendrá lugar en la gélida Santa Cruz, en el extremo sur del país. Allí no se disputan primarias, sino que tendrá lugar la lucha provincial por la gobernación. Por cierto, pone en juego su poder y hasta el apellido la doctora Alicia Kirchner, quien va por la reelección. Su más enconado rival, como ocurriera en 2015, será el radical Eduardo Costa. Ambos, según las encuestas que se difundieron hasta el jueves a la noche, disputaban los votos “palo a palo” y nadie se animaba, de manera expresa, a arriesgar un resultado. Hay que destacar que en esta provincia, como una excepción, se aplica el sistema de lemas, por el cual varios sublemas suman los votos y consagran al que obtenga el mayor número de sufragios. El lema peronista, además del sublema de Alicia, lleva dos más y hay que ver cuál de los tres logra ganar. Entre los radicales, independiente el del empresario Costa, hay cuatro sublemas más. En síntesis, la lucha es entre dos bandos (o lemas), pero dentro de cada uno hay un solo ganador. Sistema un tanto complicado, pero que ya supo aplicarse en otras provincias, como Santa Fe, y recientemente fue refrendado por la Suprema Corte.

****

RECUERDOS.

Como lo hacemos habitualmente, reservamos el final de los “Apuntes” para comentar los acontecimientos del pasado.

Hace 25 años, Hernán Colombo –actual Secretario de Estado y exministro de Producción- participaba activamente de la toma de un crédito con garantía de la coparticipación que, con urgencia, requería el gobierno de Arnoldo Castillo. Luego de haber conseguido una dudosa aprobación de la Legislatura (fue por mayoría simple y no por los dos tercios que fija la Constitución), el exfuncionario declaraba sobre un hecho previo, la entrega de la Caja de Jubilaciones a la Nación. Decía públicamente “nunca dije que la transferencia sería la solución de los conflictos” y agregaba que la toma de créditos resultaba “imprescindible”. Sin dudas, se trataba de una situación muy complicada en términos económicos y hubo que aceptar la extorsión, lisa y llana, del exministro Cavallo. Aquella decisión de entregar el exIPPS, resistida hasta el punto de presentar su renuncia como ministro de Economía del doctor Aldo César Hugo Nieva, fue un mal negocio de aquel gobierno. No solamente perjudicó a los empleados catamarqueños, sino que produjo recortes en la coparticipación federal que duran hasta nuestros días.

****
El 3 de agosto de 1994, en otro hecho histórico, se encontraban en el Tapso de Santiago del Estero (departamento Choya) el exgobernador Arnoldo Castillo y el entonces interventor de la vecina provincia, Juan “Gringo” Shiaretti, el mismo que gobierna Córdoba. Firmaron un convenio bilateral para el aprovechamiento de la cuenca del Río Albigasta, por el que se propiciaba la construcción del embalse El Bolsón. También para captar las aguas del Río Las Tunas. El hecho, porque no llegaron los dineros del menemismo para avanzar con la obra, quedó como un antecedente, el que fue tomado por el expresidente Néstor Carlos Kirchner para darle movilidad a un proyecto de gran importancia para el Este catamarqueño y el lado santiagueño.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
80%
Indiferencia

Comentarios

11/08/2019 | 11:21
#0
EL PERIODISTA QUE ESCRIBE ESTE ARTICULO NO ESTA BIEN INFORMADO. EN EL AÑ-O 1974 ENTRE EL GOBERNADOR HUGO MOTT Y EL GOBERNADOR CARLOS JUAREZ DE SANTIAGO DEL ESTERO SE FIRMO EL CONVENIO PARA HACER EL DIQUE Y LA DISTRIBUCION DEL AGUA QUE ERA , EL 75% PARA CATAMARCA Y EL 25% PARA SANTIAGO DEL ESTERO. HAGO ESTA ACLARACION PORQUE NO ES LA PRIMERA VEZ QUE SE PUBLICA INFORMACION EQUIVOCADA

Otras Noticias