Editorial

Sabor con valor

lunes, 09 de septiembre de 2019 00:00
lunes, 09 de septiembre de 2019 00:00

El sábado presentaron en Las Juntas los resultados de un trabajo realizado a lo largo de este año para poner en valor una producción que es marca característica de la bella localidad ambateña: el dulce de membrillo. Mediante una articulación entre organismos nacionales y la comuna local se desplegaron diversas instancias para fortalecer este producto y a quienes mantienen viva la tradición de su elaboración.


La tarea partió de un diagnóstico sobre la situación de los dulceros locales y a partir de allí se avanzó en la puesta en marcha de un plan participativo que incluyó el diseño de una marca propia -“Membrillar Junteño”-, un packaging especial y cuestiones que tienen que ver con la salubridad de los alimentos, más la certificación que quedó como responsabilidad de las autoridades municipales.


Paralelamente, se filmó un documental referido a la fabricación del dulce de membrillo “como tradición y patrimonio indiscutible de la comunidad junteña”, además de que miembros de la Universidad Tecnológica Nacional acercaron el prototipo de una pulpadora que usó como base el diseño de un dispositivo armado por un artesano de Las Juntas.


En definitiva, actores institucionales de diversos ámbitos y la comunidad unieron esfuerzos para que este producto típico, sin perder su esencia configurada durante generaciones, se convierta en un elemento distintivo que pueda ser promocionado en programas turísticos vinculados a la gastronomía y a la cultura.


Es destacable que otras producciones características del interior catamarqueño estén siendo sometidas al mismo proceso de fortalecimiento. Y que se celebren concursos para revalorizar el patrimonio de los sabores.


Este aspecto de la identidad cultural es objeto -afortunadamente- de iniciativas que se consolidan en las políticas oficiales, en el entendimiento de que pueden, por un lado, constituir un atractivo más en términos de difusión turística; pero también porque permitirían generar emprendimientos y aportes de ingresos genuinos.


La fusión de cultura, economía social y revalorización de lo propio puede ser el origen de proyectos que den oportunidades ciertas de desarrollo a comunidades que buscan aprovechar lo propio para crecer.

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias