El Secretario

jueves, 8 de octubre de 2020 01:23
jueves, 8 de octubre de 2020 01:23

Como si los recientes informes del Indec no fueran lo suficientemente preocupantes, se afirma que en realidad el panorama laboral es mucho peor, y el impacto de la pandemia está causando estragos en los asalariados a una escala muy superior a la estimada. Así se desprende de un trabajo realizado por el Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma), entidad que afirma que por esta situación al menos “2.500.000 personas perdieron su empleo”, y que no se conocen la cifras reales porque la gran mayoría de los damnificados son informales. Para la entidad, la cantidad absoluta de desocupados “se mantuvo relativamente estable en 1.400.000, pero para ser considerado ‘desocupado’ es necesario haber buscado activamente trabajo. El impacto de la crisis lo estamos viendo más en la inactividad que en la desocupación”. En este sentido, recalcó que la cantidad de personas ocupadas “pasó de 12 millones en el primer trimestre del año a 9.500.000 en el segundo, mientras que la cantidad de desocupados se mantuvo relativamente estable. De un trimestre al otro hubo 2.500.000 de ocupados menos”.
*****


Se evalúa que las aperturas parciales de comercios no alcanza para recuperar ni el nivel de actividad ni la cantidad de personas ocupadas, sin contar rubros que desde marzo están con ingresos cero, como jardines maternales, guarderías, boliches, cines, salones de fiestas, ómnibus de larga distancia, agencias de turismo, hoteles, residenciales, vuelos, etc. En cuanto a los gastronómicos, se calcula que si esto se extiende la mitad de los locales podrían cerrar. La caída brutal en la ocupación castigó a los sectores más frágiles de la estructura ocupacional: asalariados no registrados y cuentapropistas, mientras que el empleo formal resistió bastante bien, considera el trabajo de la CTA. El aumento del desempleo es una tendencia general en el mundo, y la alerta de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) apunta a que se pierdan millones de empleos, realidad que podría acelerar la reactivación al margen de la evolución sanitaria.

El Esquiú.com

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

8/10/2020 | 09:12
#1
se sabe que la misma, producida también por un coronavirus, se inició en los campos de entrenamiento de los soldados norteamericanos que se preparaban para intervenir en la guerra más cruenta de la historia. Pero, en esa época era un RESFRÍO COMÚN, pero el contacto entre Europa y América era por barcos y muy difícilmente se hubiese expandido sino entraban en esa guerra los norteamericanos. De ahí a llegar a Europa, contagiarse entre todos los combatientes y provocar entre 50 y 100 millones de muertes DE GENTE JOVEN, hubo ese solo paso. PERO NO FUE MANEJANDO O TRATANDO DE MUTAR UN VIRUS (vaya a saber con que fines) COMO FUE EL CASO DEL VIRUS DE WUHAN. Y piensen de un modo sencillo: ¿POR QUÉ EL PAÍS DE ORÍGEN DE ESTA PANDEMIA TUVO TAN POCOS MUERTOS? Igualmente los asiáticos cercanos...¿porque son muy cuidadosos? ¡No jodan...!
8/10/2020 | 09:06
#0
Pocos le dan importancia y CREEN QUE EL COVID 19 es un mal que vino del cielo cuando se sabe bien a las claras QUE VINO DE UN LABORATORIO VIROLÓGICO DE WUHAN, CHINA. Se les escapó, mutó y pasó a todo el mundo. El Director de la OMS -a quien le dejó el cargo la ex Directora china- dijo que fue una mutación natural. Lógico, defiende a China. Pero hay algo claro: VINO DE ALLÍ Y PERJUDICÓ AL MUNDO ENTERO. Y por eso DONALD TRUMP vovlió a insistir ayer o anteayer en que VA A RESARCIR AL MUNDO POR ESTE CONTAGIO.

Otras Noticias