El Secretario

lunes, 10 de febrero de 2020 01:21
lunes, 10 de febrero de 2020 01:21

Por suerte, el tema o los temas comienzan a plantearse y tienen que ver con el esperado cambio de la Constitución provincial. El gobernador Jalil, reformista desde los tiempos que ejercía como diputado provincial, anunció que las conversaciones entre partidos comenzarán inmediatamente después de los fastos por los 400 años de la aparición de la Virgen del Valle. De paso, metió un primer bocadillo. Señaló la conveniencia de instaurar un sistema unicameral con una rebaja del número de legisladores. Prefiere 36, antes que los 57 de la actualidad. Por cierto, es una cuestión opinable, no tan clara como serían anular las reelecciones indefinidas, los derechos de los empleados a ocupar puestos directrices de acuerdo a la carrera administrativa o fijar reglas claras sobre el calendario electoral.


****
En relación a la aspiración de Jalil, al toque, lo cruzó el rector de la Universidad y excandidato a gobernar la ciudad, Flavio Fama. Según su visión, “reducir la cantidad de legisladores no resolverá los problemas de la provincia”, a partir de lo cual propone cambiar el gasto estéril que generan las estructuras que se crean en torno a cada legislador. Asimismo, aseveró que el sistema de dos cámaras en realidad es positivo porque otorga mayores oportunidades a las minorías.


****
Más allá de matices y puntos de vista, lo repetimos, lo importante es que el camino de la reforma parece más despejado y los distintos actores políticos visualizan que su tratamiento será realidad a partir de mayo, cuando comienzan las sesiones ordinarias de la Legislatura. La oposición, hasta ahora, ha enviado señales reformistas y para un entendimiento con el gobierno seguramente exigirá un número determinado de coincidencias básicas. En más, cuestiones como las que diferencian a Jalil y Fama respecto al sistema legislativo, serían materia de discusión en la asamblea constituyente, cuya conformación debe surgir de la elección de convencionales. Por supuesto, este análisis es posible si la necesidad de la reforma es votada por unanimidad en ambas cámaras, lo cual sería lo más sabio y saludable.


El Esquiú.com
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
66%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias