El Secretario

jueves, 9 de abril de 2020 01:20
jueves, 9 de abril de 2020 01:20

La conducta del intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz, ha llegado a límites intolerables. Durante mucho tiempo, décadas digamos, se convirtió en escollo ruin para todos los gobiernos. La legitimidad que ganó en las urnas (cuatro períodos de concejal e igual cantidad como intendente) la consiguió con la ayuda o la extorsión al mandatario de turno. De hecho, fue puntero político del Frente Cívico en los 90, candidato de Barrionuevo en otra oportunidad y se abrazó al peronismo o al kirchnerismo cuando los vientos electorales lo favorecían. Con todos, desde el Clan Castillo hasta Lucía Corpacci, el hombre hizo lo que quiso y cometió tropelías que, claramente, están reprimidas por la ley. Nadie -ni la propia Justicia- se animó a enfrentarlo. Las urgencias políticas o los llamados “males necesarios” lo salvaron siempre. De esta manera, después de 27 años, supervive con la cucarda del “macho alfa”.
****


Con el nuevo gobierno, por lo que se aprecia, podría producirse un cortocircuito que termine con su impunidad. En plena pandemia, aparte de desafiar abiertamente al gobernador Jalil, se animó a desoír directivas presidenciales que incluyen excepcionalidades para favorecer a la producción. Más todavía. Por las redes, metió miedo e intimidó a los ciudadanos de la provincia. Le valió una denuncia penal del Fiscal de Estado, Marcos Denett, quien pidió su detención. El caso remite a uno reciente de otro intimidante: el comunicador Juan Carlos Andrada, imputado por el mismo motivo. Andar sembrando terror a través del virus que tiene a maltraer a los ciudadanos.
****


La tensión con Guaraz debería llevar al gobierno a repensar lo que otros no se animaron. Hay que sacarle el cargo y, aunque suene extremo, la Constitución provincial contempla las intervenciones a los municipios. No son mala palabra. Muchas veces son necesarias. En el caso de Guaraz, asaz necesarias. Y en ambas cámaras, se nos ocurre predecir, no habría ánimos para que alguien lo defienda. Es que todos saben que la tranquilidad social en Santa Rosa está afectada. ¿O no?
El Esquiú.com
 

28%
Satisfacción
28%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
14%
Incertidumbre
28%
Indiferencia

Comentarios

10/4/2020 | 17:55
#0
También llamado Pete el Malo es un personaje antiguo de Disney que era el GATO MAULA que perseguía a Mickey Mouse y sus amigos. Este GUARAZ el más conocido como ELPILLO GUARAZ tuvo y tiene un comportamiento similar a un extinto Diputado Nacional del lejano oeste catamarqueño, cuya conducta era similar: el MALO de la Comuna. Ambos con una profunda amistad con una buena mayoría, aunque se lo desbancó -al del oeste- varias veces- El Lobo con Piel de Cordero de ELPILLO le permitió surfear las olas de cambio y se conserva invicto. No hay tiento que no se corte ni tiempo que no se acabe....Martín Fierro.

Otras Noticias