El Secretario

jueves, 30 de julio de 2020 02:15
jueves, 30 de julio de 2020 02:15

El marco democrático, que reconoce la posibilidad de los trabajadores para reclamar y manifestarse, no entra en discusión, ya que se trata de un derecho adquirido y reconocido, en Catamarca y el país. Sin embargo, cuando en nombre de un reclamo se cometen toda clase de excesos, debe decirse que la naturaleza de la acción sindical queda desvirtuada y se ingresa en un campo diferente. Las protestas de un grupo de beneficiarios del programa Catamarca Ciudad Trabaja en la Capital, apoyados histriónicamente por el SOEM -convocó a un paro general aunque los involucrados ni siquiera son sus afiliados-, no puede ser analizado como un conflicto estrictamente laboral. La Municipalidad atendió desde fines del año pasado todos los pedidos sindicales, otorgando incluso un aumento a cuenta de paritaria, y atraviesa ya cuatro meses de pandemia con notables esfuerzos. Pese a la caída de la recaudación, no tocó el sueldo de ningún trabajador, paga en tiempo y forma, no hubo despidos y hasta se resolvieron mejoras, como una cobertura de seguros inédita para los denominados “precarizados”. 
*****


Volver en ese contexto a la manifestación violenta, es inadmisible, y se asemeja bastante a una extorsión, recurrente cuando de interrumpir el servicio de recolección de residuos se trata. Pero hay un elemento más a considerar, más grave incluso que el bloqueo de Higiene Urbana o los daños provocados a los camiones. Y es la emergencia sanitaria, con múltiples recomendaciones para cuidar la higiene personal y la limpieza de la ciudad. Se trata de herramientas vitales para proteger la salud de la población, y que mientras brigadistas recorren las calles día y noche para desinfectar, otros expresen su malestar arrojando intencionalmente basura por las calles, es un despropósito que linda con lo delictivo. En diversas ocasiones se llamó a la reflexión y la cordura a dirigentes como Walter Arévalo, que motorizan y alientan estas conductas, pero no se ha logrado que entre en razones. Cruzados ciertos límites, quizás sea hora de que responda judicialmente por sus procederes.
El Esquiú.com
 

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
12%
Bronca
12%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios

30/7/2020 | 10:05
#0
Lo que natura no da, Salamanca no presta...

Otras Noticias