Desde la bancada periodística

Durmiendo en la grilla de partida

sábado, 2 de octubre de 2021 01:31
sábado, 2 de octubre de 2021 01:31

Una clásica adivinanza invitaba a descubrir qué era aquello que “siempre está por llegar pero nunca llega, ni llegará”. Y la sencilla respuesta era “el mañana, porque cuando llega es hoy”.

Algo similar podría decirse de los proyectos reformistas catamarqueños, que son aplaudidos invariablemente, pero no se concretan.

El caso más importante y obvio es el de la Constitución de la Provincia de Catamarca, y quien tenga tiempo y ganas podrá corroborarlo: recorriendo las voces de toda la dirigencia política vernácula, en una visita transversal a todos los colores partidarios, no se hallará ninguna voz disidente con la necesidad de modificar la Carta Magna de nuestra Patria chica.

La importancia de aggionarla, modernizarla, ampliarla, actualizarla, enriquecerla e incluso corregirla, recogerá ante las consultas que se realicen un consenso unánime. Pero no se hace.

En estos días se cumplieron ya siete años desde que la actual diputada nacional Lucía Corpacci presentó el proyecto oficial para reformar la Constitución. Siete años es mucho tiempo: el mundo literalmente ha cambiado en siete años, pero poco y nada se avanzó para cristalizar aquella iniciativa.

Lo singular es precisamente que la propuesta no chocó con encendidos rechazos, al contrario, encontró un aval abrumadoramente mayoritario; entre otras razones porque el proyecto era bueno, y porque además se abrió el juego sin restricciones para que todos los sectores políticos, sociales e institucionales pudieran sumar sus aportes.

Se formó incluso una Comisión Consultiva para la Reforma Constitucional, que presidió en su momento el actual intendente capitalino, Gustavo Saadi, y que recorrió la provincia reuniendo objeciones, ideas, visiones y sugerencias, muchas de las cuales se incorporaron al proyecto original.

Los textos de la Ley basal catamarqueña tienen ya más de 30 años, y no hay modo de disimular que caducaron en innumerables aspectos, porque aluden a una realidad abismalmente distinta a la actual.

Género, diversidad, derechos posteriormente reconocidos o reivindicados, pueblos originarios y un sinúmero de elementos ratifican que debe ser revisada. Incluso los avances tecnológicos -vertiginosos y hasta brutales- de los últimos años imponen la urgencia de contemplar una reforma.

La Constitución nacional es señalada por muchos juristas como “antigua” porque ya cumplió más de un cuarto de siglo: fue reformada por última vez en 1994. Y la nuestra es incluso anterior: no se la modifica desde 1988.

Cuando Lucía presentó el proyecto, en septiembre de 2014, tuvo muy buena recepción, y se avanzó con entusiasmo en aquellos pasos preliminares hacia la reforma.

En 2015 ya todo estaba listo para dar el paso, pero se cuestionó que se abordara el tema en un año electoral. Fue una simple excusa: pasaron años electorales y no electorales, Corpacci terminó su primer mandato y también el segundo, llegó otro gobierno, la Legislatura se renovó casi por completo, y todo sigue sin arrancar, durmiendo una eterna siesta en la grilla de partida.

¿Qué proponía aquel proyecto? Aquí los puntos salientes:                                                                              

Poder Ejecutivo

- Eliminación de la reelección indefinida.

- Sucesión directa del Vicegobernador. En caso de acefalía definitiva del cargo de Gobernador.

- Consagración de los Decretos de Necesidad y Urgencia. Serán dictados durante el receso parlamentario, sólo en casos extraordinarios y sobre materias que deberán ser delimitados por la Convención reformadora.

- Promulgación de leyes vetadas parcialmente. Cuando las observaciones no alteren la unidad lógica y el sentido de las mismas.

- Implementación de una carrera administrativa con concursos para los ascensos. Serían concursados hasta los niveles de dirección, para asegurar “idoneidad, mérito y profesionalización”.

- Creación del defensor del Pueblo de la provincia. Para garantizar la protección de los derechos de los ciudadanos.

- Creación de la oficina Anticorrupción. Para mejorar los sistemas de control sobre la inversión de fondos públicos. Se establecería también la Sindicatura General (para el control interno) y una Auditoría General (control externo).

- Implementación de un observatorio de Derechos Humanos. Incluirá un mecanismo local para la prevención de la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes en lugares de detención o de alojamiento de personas.

- Reconocimiento constitucional de la preexistencia de los pueblos originarios.

Poder Legislativo

- Legislatura unicameral. Establecerá un sistema de integración mixto, “que contemple la representación de los departamentos y del Pueblo”, para agilizar la sanción de las leyes.

- Limitación de las inmunidades parlamentarias. Aunque se reconoce la inmunidad de opinión y de arresto, se limitaría su alcance para los legisladores y los funcionarios sometidos a juicio político. “Ningún legislador o funcionario se encuentra sustraído de la acción de la justicia Penal, cuando sea requerido judicialmente por la presunta comisión de un delito”, dijo Lucía.

- Ampliación del periodo de sesiones ordinarias. Se extendería entre el 15 de febrero y el 15 de diciembre de cada año.

Poder Judicial

- Concursos públicos de antecedentes y oposición para magistrados y funcionarios. Por medio de ellos se decidirá la continuidad en el desempeño de los cargos, en base a la renovación de aptitudes y saberes jurídicos.

- Concursos para el ingreso al Poder Judicial. Obligatorios como requisito para ser empleado de la Justicia.

- Creación del defensor General de la Corte. Será el titular del Ministerio Público de la Defensa. El Procurador General quedaría como titular del ministerio Público Fiscal.

- Implementación del fuero Contencioso-Administrativo. Con tribunales especializados en la materia.

- Transformación de la Policía Judicial.

- Rango constitucional para el Consejo de la Magistratura (dejó de existir en 2020). Encargado de la selección de los futuros jueces.

- Equiparación del requisito de antigüedad entre quienes desempeñan funciones judiciales y los abogados que ejercen su profesión.

Otras innovaciones

- Derecho al sufragio optativo a partir de los 16 años.

- Fecha única de realización de las elecciones generales.

- Revisión del Régimen municipal. Para garantizar condiciones igualitarias de organización y modernización del sistema.

- Obligatoriedad de la educación desde el Nivel Inicial hasta el Secundario.

- Promoción de formas no convencionales de enseñanza. Incluye la educación rural, en contextos de encierro, hospitalaria y a distancia.

- Equiparación de los derechos de todos los docentes, cualquiera sea la naturaleza de la escuela en la que trabajan.

Responsabilidades

Unos tienen más responsabilidades que otros en el derrotero que convirtió esta iniciativa (que a su vez ya debe ser también actualizada) en frustración.

La oposición lugareña asumió una postura decisiva para impedir que se lograra la reforma, aunque en el discurso nunca lo haya admitido abiertamente.

Es toda una contradicción, porque es la misma oposición que defenestró la Constitución de 1988 que ahora se resiste a reformar, y que en definitiva usufructuó a su manera durante la mayor parte del tiempo que estuvo en vigencia; porque a tres años de su sanción esa oposición se convirtió en oficialismo y allí permaneció durante dos décadas, sacando provecho a todas aquellas prerrogativas que oportunamente había criticado.

Por allí se cuestiona la importancia de las elecciones legislativas del próximo noviembre.

“¿Qué cambia esta elección?” es una pregunta recurrente.

En Catamarca, emerge una respuesta clara. El futuro de la reforma bien puede definirse según los resultados que la ciudadanía resuelva para el escrutinio del mes que viene.

El Esquiú.com

33%
Satisfacción
66%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

3/10/2021 | 12:01
#1
Las Constituciones SON LINEAMIENTOS GENERALES. No son explícitas porque se vuelven obsoletas prematuramente. ¿QUIEREN OBSOLENCIA PLANIFICADA? La MODA tiene obsolescencia planificada (pollera corta o larga, colores, pantalones bombilla, o jeans cagados (sic ) en España) o en las PC, los celulares etc. Pero por ejemplo la Carrera Administrativa...la estabilidad de los estatales.¿por que? habiendo LEYES JUSTAS...un vago que toma todas las licencias y no cumple con su trabajo en la parte privada lo suspenden y luego lo despiden ¿Y EN EL ESTADO NO? Todo lo que El Esquiú (¡al fin alguien!) explica, lo saben LOS INNUMERABLES COLEGIOS PROFESIONALES QUE REUNIERON PARA ESBOZAR LOS CAMBIOS. ¿Y que proponían? PRERROGATIVAS. Lo vimos en la de 1966 (solo los médicos podían tener dos cargos estatales) donde el radicalismo y su Secretario de la Convención (un médico obvio) lograron esa Canonjía en esta Ciudad Mariana...
3/10/2021 | 11:45
#0
En eso estamos de acuerdo muchos ciudadanos e incluso si lo explicamos a la población, sería aprobada en otro plebiscito por una abrumadora mayoría sabiendo que eliminaríamos un presupuesto inmenso del que hoy dispone esa Cámara. Atención: respetando las representaciones de los Departamentos más chicos (desambiguar para Xipolitakis) La Limitación de las Inmunidades Parlamentarias NO PUEDE ACEPTARSE. Te agarra el Gildo Insfrán local en el segundo período y te manda preso por cualquier motivo y...¡ Andá a quejarte a la FIFA! Y la prolongación del Período legislativo, 15 de Diciembre es mortal. Máximo 30 de Noviembre y 15 días de Diciebre para extraordinarias.
3/10/2021 | 11:34
#-1
La de Argentina viene desde 1853. La de Catamarca desde 1988. Creo que casi lo único que debe modificarse es la reelección indefinida del Gobernador. Pero eso lo deberíamos VOTAR TODOS EN UN PLESBICITO VINCULANTE. Algunos creen que deben ser 4 años y una reelección y otros creemos que: Ninguna persona será elegida para el cargo de Gobernador de Catamarca más de dos veces...utilizando algo similar a la Enmienda XXII de la Constitución de EEUU. En cuanto al reemplazo del Gobernador por el Vice...está clarísimo en nuestra Constitución. ARTICULO 134.- Si ocurriese muerte, destitución, renuncia, enfermedad, suspensión o ausencia del Gobernador, el Poder Ejecutivo será ejercido por el Vicegobernador, en los tres primeros casos, hasta la finalización del mandato, siempre que faltare menos de un año para concluirlo; caso contrario deberá convocar a elecciones de Gobernador para completar el período legal.

Otras Noticias