Apuntes del Secretario

miércoles, 17 de noviembre de 2021 01:33
miércoles, 17 de noviembre de 2021 01:33

Como pocas veces sucede en política, las elecciones del último domingo dejaron un aura de satisfacción en todos los sectores, comenzando por las fuerzas mayoritarias que polarizan el electorado desde hace años. En el peronista Frente de Todos y en la alianza opositora Juntos por el Cambio, hallaron razones objetivas para observar la mitad del vaso lleno, y tanto unos como otros se sienten optimistas para iniciar el camino hacia 2023; un recorrido que puede considerarse muy breve o muy extenso, según la percepción que impongan los múltiples factores que marcan el ritmo económico, social y político de esta tan amada como indescifrable Argentina.

****

Como primera lectura habrá que observar dos detalles: el primero es que -como marcan las estadísticas- el mapa de las PASO no se modificó sustancialmente en lo que a resultados se refiere. Se modifican porcentajes, se revierte algún que otro distrito, pero se mantiene la tendencia de que los ganadores de las primarias suelen ganar también las generales. En segundo lugar, se ratificó un panorama diametralmente opuesto entre Provincia y Nación, aquí con un oficialismo cómodo ganador y allá con una oposición que nunca vio peligrar su victoria. ¿Por qué entonces la alegría compartida?

****

A nivel nacional hubo una clara remontada del Frente de Todos, que pasó de la catástrofe de septiembre a una caída ajustada y decorosa. El distrito clave, por magnitud de población, lo resume: Juntos por el Cambio ganó la gigantesca provincia de Buenos Aires con el 39,81% de los votos contra el 38,53% del Frente de Todos, mínima diferencia que llevó alivio a una Casa Rosada que parecía incendiada después de las primarias. Si la carrera es hasta el 23, en código burrero se puede hablar de final de bandera verde (señal en el turf cuando no se puede precisar qué caballo ganó). Queda para la oposición el impulso de haber derrotado al gobierno, y para el gobierno la demostración de que tiene margen para corregir rumbos y retomar la senda triunfal. Podría encontrarse cierta similitud con las presidenciales de 2019, cuando Alberto arrasó en las PASO y Macri inició una remontada en las generales que -sin alcanzarle para dar vuelta la historia- lo mantuvo de pie para la siguiente batalla.

*****

En Provincia, los números fueron más amplios, y acordes con una hegemonía que ya superó una década, lo que obliga a desarrollar el análisis con otros condimentos. Que con 14 puntos porcentuales y casi 30.000 votos de diferencia la oposición se muestre exultante dice mucho del punto de partida de Juntos por el Cambio a nivel local, una fuerza que con la alianza macrismo-radicalismo jamás conoció la victoria en Catamarca, y reconoce como positivo el solo hecho de haberse plantado como oposición real. “Hicimos una tremenda elección”, evaluó Flavio Fama, “Cumplimos el objetivo”, ratificó Silvina Acevedo, y todas las voces coincidieron en valorar el resultado por una cuestión anímica sectorial, más allá de la indiscutible aritmética.

****

Se llega así al punto donde convergen las aprobaciones, porque también el oficialismo local celebró su excelente elección. El tandem Lucía Corpacci-Raúl Jalil-Gustavo Saadi, que devolvió la estampa ganadora (y el poder) al peronismo catamarqueño después de 20 años de penurias, no festejó por inercia en la sede de Avenida Güemes. El domingo a la noche se vivió una celebración con la militancia infrecuente para el nivel de entusiasmo que tradicionalmente genera una consulta para la renovación parcial de cargos legislativos. Pero esa alegría tenía una razón de ser.

****

La explicación, una vez más, llega por la contemplación del contexto, completamente desfavorable para el peronismo. En solo tres capitales del país se impuso el FDT: Catamarca, La Rioja y La Pampa. Todos los demás grandes centros urbanos acumularon derrotas, incluso en provincias controladas por el PJ. En San Juan, por caso, donde el gobernador Sergio Uñac tiene una aprobación del 70 por ciento, el Frente de Todos cayó ante el macrismo por cifras estruendosas: 25 por ciento de los votos contra el 75 por ciento de la oposición. No hace falta hablar de Capital Federal o Córdoba, e incluso San Miguel de Tucumán. Ello sumado a lo difícil que siempre resulta la Capital para el PJ: cuando Raúl Jalil consiguió la reelección para intendente, por ejemplo, perdió los circuitos 7, 8-9 y 4; de manera que imponerse en la ciudad con amplitud se recibió como una gran victoria, que marca además la diferencia real, ya que en las primarias la movilización de precandidatos siempre estira los números a cifras que no se pueden sostener más tarde.

****

Las encuestas previas revelaban que en la Capital el gobierno de Alberto Fernández tiene un 68 por ciento de desaprobación, por eso se mide el resultado como excelente y se lo vincula con la gestión de Gustavo Saadi, que retuvo la mayoría en el Concejo Deliberante y amplió la diferencia con la oposición con relación a la elección intermedia de 2017. Más aún, desde el retorno del peronismo al poder, la mejora en las legislativas del oficialismo capitalino es sustancial: en 2013 perdió por 10.000 votos, en 2017 ganó por 330 votos y ahora ganó por 6.000 votos.

****

Lo que viene ahora, y estamos hablando de semanas, es el reordenamiento total del gabinete, ya que de movida se alejarán simultáneamente tres ministros, los electos Guillermo Andrada (titular de Comunicación, irá al Senado nacional junto con Lucía), Gustavo Aguirre (responsable de Seguridad, se mudará a la Legislatura como diputado) y Claudia Palladino (ministra de Salud, también asumirá una banca como diputada provincial. La danza de nombres está a la orden del día, pero se estima que las modificaciones no se detendrán allí sino que alcanzarán otras áreas, y vendrán acompañadas por reestructuraciones y cambios de rango. Se especula por lo pronto con algún regreso que traerá cola, por tratarse de una figura que ocupó altísimos cargos y luego se distanció voluntariamente en pleno mandato corpacista. La verdad se conocerá pronto, y la decisión final quedará en manos de Raúl Jalil, quien goza de plena facultad para definir o modificar su equipo de colaboradores más cercanos.

****

Todo ello se resolverá puertas adentro. Institucionalmente, en el cierre del año, se intentará volver a poner sobre el tapete el proyecto de reforma de la Constitución provincial, la iniciativa que Lucía Corpacci impulsó allá por 2014 y que nunca se cristalizó. Ya no será en lo poco y nada que queda de tarea parlamentaria, pero quizás se puedan sentar las bases para que en 2022, la reforma tenga su esperado tratamiento. Será necesario para ello la apertura de un diálogo maduro y abierto entre los diferentes partidos, que no puede postergarse mucho más.

****

RECUERDOS. El próximo 23 de noviembre se cumplirá un nuevo aniversario de la Tragedia de la Alcaidía, uno de los desastres carcelarios más nefastos de la historia nacional. Ese día se había organizado un festejo, en el viejo Instituto de Rehabilitacón “Julio Herrera”, que ocupaba una gran manzana sobre la Avenida Güemes, donde ahora está la plaza Raúl Alfonsín. Se cumplían dos años de la cárcel como parte del Servicio Penitenciario Provincial, y las autoridades habían preparado un acto. Muchos internos armaron notas manuscritas con la intención de entregarlas en manos a algún jerarca político, pero terminado el acto todos se fueron sin escucharlos. En el sector de la Alcaidía se inició la protesta que desencadenaría el horror. Las quejas y los gritos fueron sucedidos por una quema de colchones, que en pocos minutos daría lugar al infierno: murieron trece hombres, víctimas de la inhalación de gases letales emanados de los colchones incinerados. Las denuncias de familiares dirían luego que se hallaron impactos de bala en algunos cuerpos, que no los asistieron, que los encerraron, que los dejaron morir. Ninguna de las personas que perdió la vida en el motín había sido condenada: eran procesados que esperaban que se resolviera su situación. En la cárcel actual, el Penal de Miraflores, se construyó una capilla, que hace pocos días fue visitada por el Obispo Luis Urbanc, y se confirmó que será oficialmente inaugurada el 23 de noviembre, cuando se cumplan 28 años del sangriento motín. En el anuncio no se hace mención alguna al aniversario, de modo que no se sabe si la elección del día obedece a una conmemoración o a una singular casualidad.

El Esquiú

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
40%
Tristeza
20%
Incertidumbre
40%
Indiferencia

Comentarios

17/11/2021 | 09:33
#0
El frente de todos y el gobierno nacional han reducido el alcance geografico de su actuacion al espacio fisico llamado conurbano, la zona de mayor degradacion economica y social de la republica argentina producto de las politicas con las que se identifica.

Otras Noticias