Apuntes del Secretario

miércoles, 3 de noviembre de 2021 05:08
miércoles, 3 de noviembre de 2021 05:08

Tiempo atrás, hace ya más de dos años, se instaló una controversia pública sobre la decisión del directorio de YMAD de alquilar las instalaciones que, en sociedad con Minera Alumbrera, posee en el departamento Andalgalá. El acuerdo lo logró con la empresa Yamana que, a partir de 2025, podría comenzar a explotar Agua Rica –cobre, oro y un sinnúmero de otros metales- si es que hasta ese momento no se producen bruscas interrupciones. A cambio del acuerdo, la empresa que preside Fernando Jalil (cuando se produjo la transacción oficiaba de diputado provincial y presidía la Cámara) recibió entonces 12.5 millones de dólares de adelanto, dinero con el cual se logró conjurar el imparable déficit y ejecutar arreglos fundamentales en la mina Farallón Negro, base de sustentación de la existencia de la interestadual que componen la Nación, la provincia y la Universidad de Tucumán. A pesar de tratarse de un buen negocio de partes, como que despejó las amenazas de accidentes en el “Farallón de Hualfín”, desde algunos sectores interesados en “poner piedras en el camino” a favor de conseguir réditos económicos, se descargaron duras críticas, las que iban de una concesión leonina a favor de Yamana hasta la sospecha de negociados espurios, pasando por cuestionamientos legales que no tenían ningún asidero.

****

Pensar que una multinacional va a realizar un filantrópico desembolso cuatro años antes de iniciar una explotación de dudosa concreción da una pauta del despropósito que se planteó hasta estos días. Para ello se utilizó en su momento –octubre de 2019- a la Universidad de Tucumán. Se dijo, entre otros exabruptos, que el acuerdo no tenía validez legal porque los dos representantes tucumanos no participaron de la Asamblea y, por ende, no votaron. Es cierto que faltaron a la cita. Estaban en la habitación del lado donde sesionaba la mayoría, conformada por los dos directores de Catamarca y el presidente macrista de la institución, que levantaron sus manos a favor del entendimiento con Yamana. Todo eso quedó asentado en las actas. De manera tal que no fue una maniobra llevada a cabo “entre gallos y medianoche”. Sin embargo, se la objetó por la ausencia de los tucumanos. Más o menos como si una sesión legislativa, con quórum y mayoría, fuera anulada porque faltaron legisladores de una u otra fracción. En YMAD, por las dudas alguien no entienda, es lo mismo. Son cinco directores, de los cuales uno es presidente, y funcionan mayorías y minorías a la hora de votar en las asambleas.

****

Todo el entramado de la mentira, sin embargo, quedó al descubierto por las declaraciones del rector de la Universidad de Tucumán (UNT), José García, quien durante el mes de octubre reciente destacó a la empresa YMAD “por repartir utilidades a sus socios con recursos propios por primera vez en 30 años”. Eso no fue nada en comparación al añadido: “YMAD era totalmente deficitaria, sin inversiones, estaba en proceso de agotamiento”, a partir de lo cual García destacó el trabajo del actual directorio. En esa dirección aludió a las inversiones, a la modernización de los procesos de cambio para la extracción de oro y plata, a la capacitación del personal minero, a la instrumentación de los turnos rotativos en Farallón Negro o la incorporación de tecnología. “Veníamos de una etapa en que la empresa dependía de las utilidades de Alumbrera porque era totalmente deficitaria, mientras hoy YMAD puede repartir utilidades con recursos propios, mientras continúa emprendiendo grandes inversiones”. Eso, obviamente, pudo hacerse por el acuerdo con Yamana y de la época de la Alumbrera, cuando entraba dinero a borbotones, solo puede destacarse la pésima gestión de quien era su presidente, Manuel Benítez, un hombre que dilapidó el dinero a manos llenas por el blindaje mediático que lo sostenía. Mejor no seguir hablando de este Benítez, un pícaro de siete suelas con socios políticos y mediáticos en Catamarca.

****

Así como la UNT destapó la mentira que se sostuvo por más de dos años, más temprano que tarde se aclararán escollos que pretenden interponerse al proyecto “Sal de Vida” –litio- que opera la australiana Galaxy en Antofagasta de la Sierra. Aquí se utiliza a un pequeño grupo de integrantes de la Comunidad Atacameños del Altiplano para llevar confusión a la población, denunciando por ejemplo el uso abusivo del agua o la muerte de truchas en el río Aguas Calientes, aledaño al Salar del Hombre Muerte, todo lo cual fue desmentido con pruebas concretas. Con esos argumentos, quienes mueven los hilos de la polémica, aseguran que los originarios de la puna pretenden que se suspenda la audiencia pública del 19 del corriente. Una  gran contradicción. La convocatoria es precisamente para aclarar las dudas que existieren y para que la comunidad del lugar levante los reclamos que considere pertinentes. Ni más, ni menos.

****

En la última sesión de la Cámara de Diputados, el proyecto de “Ficha limpia” que presentó el opositor Tiago Puente fue rechazado por el bloque oficialista y mayoritario. A días de las elecciones, posiblemente no se le haya querido regalar un rédito político al legislador, pero la verdad que la iniciativa merecía un mejor tratamiento y, por qué no, su aprobación. Decimos esto porque la clase política, por todos los medios, quiere mantener sus privilegios y sus defensas corporativas que alcanzan a los tres poderes del Estado. Un claro ejemplo de lo que afirmamos es que en más de 35 años de democracia, los castigos contra los políticos prácticamente no existen. Sus causas judiciales se esconden hasta los límites de la prescripción o los pedidos de desafuero son tan insulsos que, pareciere, se hacen para que sean rechazados. En síntesis: los políticos ganan muy bien, trabajan poco y nada y, por si fuera poco, no tienen prácticamente problemas de ser acusados ante la Justicia que, por su propio carril, se encarga de salvarlos. En este rubro de los privilegios también se anotan los empresarios. Éstos ni siquiera dan la cara, pero sus tentáculos lobistas son tan fuertes que superan a los de los políticos.

****

Por lo explicado reafirmamos que la iniciativa de que cada político tenga su “ficha limpia” es muy buena y en algún momento debería volver a tratarse. Si no lo hacen tendremos, por nombrar los casos más recientes, titulares contra un concejal de Icaño como Franco Carletta acusado de violencia y abuso sexual, algo parecido a lo que ocurre con Elpidio Guaraz, el jefe comunal de Santa Rosa; una diputada como Natalia Saseta sobre la que pesan cargos de extorsión y amenaza por parte de un empleado suyo que, supuestamente, era obligado a entregar parte de su sueldo u otro diputado –Víctor Luna- al que lo denunciaron por violencia de género. Ninguna de estas cuestiones se resuelve, como antes no se resolvió el affaire de educación, las compras directas con facturas truchas, el megafraude de las fundaciones que se crearon para dictar cursos que no se habrían llevado a la práctica, etc. Con una “ficha limpia” no cualquier corrupto llegaría a la política o, ya en funciones, realizaría actos reñidos con la ética.

****

RECUERDOS. Como lo hacemos habitualmente, cerramos los “Apuntes” de la fecha con el repaso de acontecimientos del pasado.

El 3 de marzo de 1990 fue una fecha singularmente jubilosa para la Iglesia de Catamarca. Ese día, con la presencia de quien fuera Nuncio Apostólico en la Argentina, monseñor Ubaldo Calabressi; del exarzobispo de Córdoba y expresidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Raúl Primatesta; una veintena de obispos venidos de distintos puntos del país (entre ellos el extinto Gerardo Sueldo, por entonces jefe espiritual de Orán-Salta) y más de cien sacerdotes, en el atrio de la Catedral Basílica, tomaba posesión del cargo de Obispo Diocesano -el sétimo de la historia lugareña- monseñor Elmer Osmar Ramón Miani, quien había sido nombrado para ejercer tal responsabilidad por el expontífice, Juan Pablo II, el 19 de diciembre de 1989. Miani pisaba tierra catamarqueña el mismo 3 de marzo y era recibido en el aeropuerto "Felipe Varela" por el exgobernador de Catamarca, doctor Ramón Saadi -junto a todo su gabinete- y una verdadera muchedumbre que lo acompañó hasta el centro de la ciudad. Allí fue saludado por el exintendente de la Capital, doctor José Guido Jalil. "Es un hombre muy constante, llano y asequible al pueblo y a los fieles. Además, es alguien que tributa un gran amor a la Virgen del Valle", expresó monseñor Primatesta sobre el flamante obispo. Hay que recordar, sobre este hecho, que el obispo anterior, monseñor Pedro Alfonso Torres Farías, había fallecido el 5 de noviembre de 1988. A Miani, por su fallecimiento, lo suplantó hasta nuestros días monseñor Ubanc y su tarea no fue nada tranquila. A los seis meses de su asunción se produjo el asesinato de María Soledad Morales y fue obligado a ser protagonista muy importante del caso judicial más resonante del siglo XX.

El Esquiú.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios

3/11/2021 | 10:11
#0
Las presuntas comunidades originarias afectadas por la actividad minera son una creacion ficticia motorizada por un conocido medio independiente que no quiere quedar afuera del reparto del producto minero,intenta extorsionar a traves de presuntos habitantes originarios para obtener una mordida que le permita seguir subsistiendo sin poner dineros propios, practica donde tiene una vasta experiencia. Por otra parte la opinion de las autoridades de medio ambiente sobre lo perjudicial de la existencia de truchas en el sistema del rio Aguas Calientes Los Patos son una mentira construida por biologos de escritorio que no se verifica en la realidad, meras afirmaciones malintencionadas producidas por humanos exoticos.

Otras Noticias