Apuntes del Secretario

miércoles, 22 de diciembre de 2021 01:21
miércoles, 22 de diciembre de 2021 01:21

Verdadero estupor causaron las imágenes y los relatos de lo ocurrido en la provincia de Chubut, donde lo que debía ser un debate ciudadano en torno a la aprobación o reprobación de la actividad minera, derivó en una escalada irracional de violencia con desmanes y excesos de uno y otro lado. Actos delictivos y represión indiscriminada, envolvieron a los chubutenses en horas de auténtico terror. Hubo seguramente fallas de las autoridades, que encendieron la mecha sin prever lo que podría generar. Porque no hubo anuncios oficiales y en medio de un calculado hermetismo, la Legislatura de Chubut aprobó, por mayoría simple, el proyecto de rezonificación minera. Controversia asegurada, entre otras razones porque el gobernador sureño, Mariano Arcioni, se había pronunciado contra la minería antes de asumir el cargo. Demasiados elementos en el cóctel como para que todo resultara bien.

****

La lógica de no revelar el tratamiento del polémico proyecto de minería respondió a la necesidad de evitar hechos de violencia protagonizados por sectores de la sociedad que rechazan la explotación minera en la provincia. Pero el efecto fue el contrario al deseado, y se multiplicaron de inmediato marchas y protestas en distintos puntos de la provincia, sin que pudiera evitarse ya el descontrol. Se registraron gravísimos hechos de violencia, incluidos algunos ataques a las casas de los diputados, cortes de calles y rutas y un brutal ataque a la sede del diario El Chubut, que días antes había publicado una convocatoria de la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros en la cual invitaba a las personas a entregar sus currículums vitae para conseguir trabajo. Una locura total, que sólo puede llevar a recordar que la violencia nunca puede ser un camino para resolver conflictos, y por ninguna circunstancia puede justificarse.  El problema se supera con diálogo, con información, con participación, como supo hacerlo Catamarca hace unos diez años.

****

El presidente Alberto Fernández reunió ayer en la residencia de Olivos a 13 gobernadores peronistas tras la caída del Proyecto de Ley del Presupuesto 2022 y en medio de la discusión entre el oficialismo y la oposición por el reparto de los recursos coparticipables. Allí estuvo el catamarqueño Raúl Jalil, junto a sus pares Axel Kicillof (Buenos Aires), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gustavo Melella (Tierra Del Fuego), además del vicegobernador a cargo del Ejecutivo de Tucumán, Osvaldo Jaldo. Trascendió que el mandatario esperó a los gobernadores acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro; y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello. Tras el rechazo de la oposición al proyecto, el Gobierno recalibra su estrategia y para ello necesita contar con el apoyo de los mandatarios provinciales.

****

Los gobernadores analizaron “la agenda de ejecución de obra”, se identificaron los proyectos posibles para llevar a cabo y “el subsidio al transporte de pasajeros y energía”, contó Capitanich tras la cumbre. “Tenemos una reunión prevista para el próximo viernes con los detalles y el lunes a las 17 estaremos suscribiendo la prórroga del consenso fiscal”, adelantó. En tanto que Jalil precisó que desarrollará aquí “un plan de trabajo para seguir apoyando la obra pública”.

****

El titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, los interpeló durante el fin de semana: “Son ellos y ellas quienes deberán definir si rehacen sus presupuestos o si recortan gastos por la caída de recursos para cada provincia. Comparto el Informe General y enviaré a cada gobernador de manera individual el informe para que tomen la decisión correspondiente”, publicó en su cuenta de Twitter. Algunos gobernadores se alinearon con Massa y apuntaron contra la oposición por haber dejado a sus provincias sin fondos. El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet aseguró que el rechazo al Presupuesto le provocará a su provincia pérdidas de “casi 9000 millones de pesos”, impactando “de manera muy negativa” en la provincia. “Si alguien se perjudicó con la no sanción del presupuesto, fuimos los gobernadores y las provincias”, consideró el entrerriano y señaló que hay legisladores que “en campaña dicen que defenderán los intereses de la provincia y después hacen otra cosa”.

****

Las quejas no distan de las ya expresadas por Jalil, y en el mismo tono se expresaron varios más. El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, calificó la falta de Presupuesto como un “hecho de gran gravedad institucional”; su par de La Rioja, Ricardo Quintela, manifestó que el rechazo del proyecto oficialista puede ocasionar “consecuencias graves”. El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, coincidió en que “no tener el Presupuesto significa un gran perjuicio para el Gobierno y las provincias”, al tiempo que criticó a la oposición por “poner palos en la rueda”. En tanto, Oscar Herrera Ahuad, de Misiones, detalló las obras que pierde su provincia y agregó: “Lamentamos la actitud mezquina de los diputados de Juntos por el Cambio que votaron en contra de lo que prometieron defender. Poniendo los intereses partidarios por sobre los intereses de la provincia”, agregó. Por su parte, Omar Perotti, de la provincia de Santa Fe, sostuvo que “dejar sin presupuesto a la Nación afecta a todos”; y acotó que “las diferencias políticas no pueden estar por encima de las necesidades del país y las provincias”. Casi un coro polifónico interpretando una misma pieza, pero que -puertas adentro- se habría llevado tranquilidad sobre el respaldo que les asegurará Casa Rosada.


****

RECUERDOS. Hace exactamente 20 años asumía Adolfo Rodríguez Saá como presidente, cargo que le duraría una semana. Adolfo era gobernador de San Luis y para esa fecha había convocado a los gobernadores peronistas integrantes del Frente Federal Solidario a asistir a la inauguración de un aeropuerto en la ciudad de Merlo, pero el estallido social y la salida del poder de Fernando de la Rúa modificaron el panorama, y acabó ampliando la invitación a los catorce gobernadores justicialistas, a los jefes de bloques legislativos, y al jefe de estado provisional, para resolver el rumbo que tomaría el justicialismo para encarar la transición. Este encuentro fue en gran medida secreto, pero Rodríguez Saá declaró a los medios que se proponía a sí mismo como presidente “hasta 2003”. Al cabo fue considerado el dirigente más cercano a los postulados de la mayoría del espectro partidario, y de este modo se acordó investirlo presidente de la Nación Argentina. Fue elegido por la Asamblea Legislativa con 169 votos a favor y 138 en contra. La designación sería solo por sesenta a noventa días, debiendo realizarse elecciones presidenciales adelantadas el domingo 3 de marzo de 2002.

****

La presidencia de Adolfo Rodríguez Saa duró sólo siete días, por lo que prácticamente ninguna de sus proyecciones se cumplió. Durante ese período proclamó la suspensión de pagos de la deuda externa con los acreedores privados, lo cual nunca llegó a concretar. Seguidamente, anunció la entrada en circulación de una nueva moneda no convertible, llamada “argentino”, con la cual financiaría planes de vivienda y daría más de 100 000 subsidios, así como un aumento a jubilados y estatales. Nada de eso pasó. Logró reunificar a la CGT, lo cual le valió el respaldo de los jefes sindicales, pero no el de la UIA (Unión Industrial Argentina) ni el de un importante sector del Partido Justicialista, disconformes con la decisión del mandatario de devaluar la moneda de manera gradual, y no inmediata -como proponían los industriales y el Grupo Clarín-. Un par de días después convocó a una reunión a los catorce gobernadores justicialistas en la Residencia Presidencial de Chapadmalal para buscar un entendimiento que le permitiera continuar en la presidencia, pero la mayoría del PJ ya le había retirado su apoyo, y no tuvo otra opción que renunciar.

El Esquiú.com

0%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios

22/12/2021 | 11:22
#0
Señores gobernadores si no ajustan las finanzas publicas por las buenas la realidad les pasara por encima con un ajuste feroz y cruel que se los llevara puestos, debe acabarse la practica del despilfarro irresponsable, una crisis profunda esta a la vuelta de la esquina, es imprescindible realizar un ajuste fiscal estructural.

Otras Noticias