Apuntes del Secretario

domingo, 4 de julio de 2021 01:41
domingo, 4 de julio de 2021 01:41

La alianza “Frente de Todos” –peronismo, más aliados- será anotada dentro de 10 días en la Justicia Federal y ya se sabe quién encabezará la boleta electoral. Salvo que se produzca una situación inesperada y de último momento, el nombre puesto como precandidata a senadora nacional es el de Lucía Corpacci, a quien una inmensa mayoría señala como la persona que asegura el triunfo del peronismo en las elecciones del presente año. De esta manera, la exgobernadora, actual vicepresidenta del Consejo Nacional Justicialista y titular del peronismo catamarqueño, volverá a la Cámara de Senadores, tal cual lo hiciera en el período 2009-2011, al que interrumpió para convertirse en la primera mandataria de la provincia. La gran incógnita, por razones de orden político que interesan a Buenos Aires –concretamente a Cristina Kirchner y Alberto Fernández-, pasa por saber quién será el número dos de la lista. Es que no se trata de un acompañante más. A la hora de ser elegido se convierte en un par de Corpacci y puede correrse del acompañamiento que necesita el peronismo en el recinto. Más claro. Debe ser una persona de probada fidelidad al proyecto que encarna el Frente de Todos. En ese sentido, quienes tienen la misión de armar las listas recuerdan antecedentes que parecían irreductibles y, con el paso del tiempo, se convirtieron en dolores de cabeza por exceso de personalismos. Es base a esas experiencias, en los últimos días han surgido nombres para hacer la dupla con Lucía y así se escuchó en los mentideros políticos los de Dante López Rodríguez, Edgardo Macedo o el del ministro de Comunicación, Guillermo Andrada. Cuando faltan 20 días para el cierre de las listas, no se visualizan sorpresas que excedan a esas propuestas.

****

                                                                                                                                               

Sin embargo, no está dicha la última palabra y, por ejemplo, con el apoyo del gobernador, buscaría el preciado sitial Jorge Moreno, titular de la cartera política y abonado a los cargos legislativos. Sobre su persona se abren varios interrogantes, pero que acompañe en el voto a Corpacci es poco menos que una quimera. En lugar de buscar sponsors también quiere lo mismo el senador Raúl Chico, quien le habría prometido a la exgobernadora trabajar a destajo en toda la provincia y especialmente en Santa María, departamento al que representa en la Cámara Alta. Demás está decir que si Chico no logra su aspiración de llegar al Congreso no se alejará de la política y, lo más probable, es que vaya a una interna buscando la reelección. Para ello, posiblemente, deba enfrentar a algún precandidato que escoja el intendente Juan Pablo Sánchez.

****

Lo anunciamos en varias oportunidades. Luis Barrionuevo, aunque resida en Buenos Aires, jamás está alejado de los acontecimientos políticos que suceden en su tierra natal, a la que visita especialmente en los períodos preelectorales. Cuando no se postula el mismo, siempre llega para participar de alguna negociación. Este 2021 no sería la excepción. En la próxima semana podría estar presente y, por lo que se sabe, proclamaría el apoyo al Frente de Todos y especialmente al gobernador Raúl Jalil a quien, según sus palabras, inició en la política. Ese apoyo, por supuesto, no sería gratis. Pediría por las reelecciones de Juan Carlos Rojas, secretario general del gremio gastronómico local, y de su sobrino Maximiliano Mascheroni. También, en forma cruzada, trataría de negociar la incorporación de Hugo Avila en las listas de Juntos por el Cambio, un símil de lo que hizo el kirchnerismo a mediados de los 2000 cuando colocó a Néstor Tomassi, Kelo Brizuela y Verónica Mercado entre los postulantes “radicales”. Jugada difícil si es que la hay, pero alguien la pensó, mucho más después que Avila votara algunos proyectos vitales a la par de la oposición.

****

Más allá de lo que ocurra con Hugo “El Grillo” Avila y su relación con Luis Barrionuevo, es un hecho que el tinogasteño participará de la elección. La idea es encabezar una “tercera posición” y levantar un discurso antiminero y fuertemente crítico contra el gobierno peronista, con lo cual tiene esperanzas de sumar a sus filas a todos los enojados con el oficialismo, los que no serían pocos.

****

En la elección que se viene, que sirve para renovar bancas legislativas en Nación y provincia, interesa fundamentalmente el nombre del precandidato que encabece la propuesta electoral. En este caso el nombre del postulante a senador nacional. Se supone que esa persona es la que le lleva los votos al resto de los precandidatos, desde el diputado nacional al último concejal. Es por este motivo, y no por otro, que Oscar Castillo renunció a ser reelegido como senador. ¿A quién le puede arrimar votos él cuando todas las encuestas, a las que bien conoce, lo colocan con una imagen negativa superior al 70%? Por eso mismo, en su fuero íntimo, le gustaría integrar una lista que alguien con potencia electoral lo termine favoreciendo, tal como ocurrió en 2015 cuando Eduardo Brizuela del Moral encabezó la lista del exFrente Cívico como candidato a recuperar la gobernación de Catamarca. Es cierto, no le alcanzó, pero los votos que arrastró le permitieron a Castillo ser senador por la minoría, detrás de la dupla Mera-Blas de Zamora. Hoy el cargo principal por el que se competirá no será la gobernación, sino la senaduría nacional y los números de Castillo no dan ni haciendo las más raras ecuaciones. Esa es la explicación más clara para su decisión de no pretender ese cargo.

****

Una fórmula que se pensó para cubrir el déficit de credibilidad fue la misma del 2015, pero con Brizuela del Moral y Castillo en distintos casilleros. El primero como senador y el segundo como diputado nacional. Por lo que se sabe no podrá ser. Primero porque irritaría la epidermis radical al considerar que “siempre van los mismos” y segundo porque Brizuela del Moral, dispuesto a preservar su salud, no está de acuerdo y su participación en la campaña se limitaría a apoyar a posibles precandidatos que pueda imponer él. Tal vez su hija política, actual concejal, o alguno de sus hijos.

****

Dentro del oficialismo, demás está decirlo, la mayor preocupación pasa por la Capital provincial, clave en todas las elecciones desde 1983 a 2017. La elección de 2019, por el descrédito impresionante que ofrecía Mauricio Macri, se definió por cifras catastróficas porque la gente votó en contra del expresidente. Ese fenómeno no se repetiría en septiembre y noviembre próximos y hasta algunos imaginan que las cosas pueden darse mucho más parejas de lo que muchos imaginan. Más aún si Juntos por el Cambio presenta una lista respetable, sin reelecciones a granel y con sus mejores figuras. El dilema capitalino obligaría al gobierno a colocar más de un militante en las listas de concejal o diputado que pueda influir efectivamente en los diferentes circuitos.

****

Todos los caminos de la política parecen conducir a una misma conclusión. La Reforma del Estado, por la que el gobierno gasto demasiadas energías al comienzo de su gestión, ha vuelto a reaparecer en las discusiones legislativas. Esta vez, los planteos giran alrededor del funcionamiento de la Comisión de Evaluación que se creó para reemplazar al viejo y desgastado Consejo de la Magistratura, aquel organismo creado en tiempos castillistas con un claro sentido político. La respuesta de esta semana a cualquier plan reformista fue la de modificar la Constitución Provincial que nació mal parida en 1988 y está totalmente desactualizada respecto a cómo funciona el mundo actual. ¿Por qué se tiene tanto miedo a avanzar en una cuestión tan vital si cuando le preguntan a los políticos todos, absolutamente todos, están de acuerdo en actualizar la ley de leyes? Realmente no se comprende que hayan pasado siete años y se siga hablando de lo mismo. Es, claramente, el resultado de la inexistencia de políticos de fuste.

****

RECUERDOS. Hace 29 años dejaba este mundo uno de los más extraordinarios artistas nacidos en Argentina: el músico Ástor Piazzolla, bandoneonista y compositor considerado uno de los más importantes del siglo XX? y uno de los mejores compositores del mundo. Sus obras revolucionaron el tango tradicional en un nuevo estilo denominado nuevo tango o tango de vanguardia, incorporando elementos del jazz y la música clásica. Bandoneonista virtuoso, solía interpretar sus propias composiciones con una variedad de conjuntos. Tristemente, el ambiente del tango no lo comprendió, y fue constantemente atacado por sus innovaciones, con excepción de algunos artistas que lo defendieron y se convirtieron en sus íntimos amigos, como Jairo y Raúl Lavié. Los tangueros tradicionales -que lo consideraban “el asesino del tango”- decretaron que sus composiciones no eran tango, y Piazzolla respondió con una nueva definición: “Es música contemporánea de Buenos Aires”. También compuso música para cerca de 40 películas y Las cuatro estaciones porteñas, Adios Nonino, Libertango y Fuga y misterio son algunas de sus muchas obras maestras, piezas de una complejidad, belleza y exquisitez inigualables.

El Esquiú

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios

4/7/2021 | 11:48
#0
Jalil y Barrionuevo, socios jajaja. Flor de pájaros los dos, tal para cual jajajaja. Médical grup y gastonómicos jajajaja. El Grillo y Rojitas la ligan por añadidura jajaja Pero no tiene la culpa el chancho sino la manga de giles que le dan de comer (votan) jajaja

Otras Noticias