Apuntes del Secretario

domingo, 20 de noviembre de 2022 01:03
domingo, 20 de noviembre de 2022 01:03

Octubre, pero sin PASO

Salvo una decisión de último momento, que no figura en la agenda del gobierno, las elecciones provinciales se realizarán en octubre próximo en coincidencia con las presidenciales. Tal como ocurrió en 2015 y 2019, cuando Lucía Corpacci descartó el turno de marzo, al que el exFrente Cívico priorizó en gran parte de su reinado (1991-2011). La novedad estaría dada ahora, al menos en el orden provincial, por la ausencia de primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). Esto significa que los partidos políticos o alianzas deberán hacer sus propias internas para nominar candidatos o, en su defecto, presentar una lista única. Por cierto, esta perspectiva quedará establecida cuando la Legislatura catamarqueña apruebe la ley suspendiendo o anulando las PASO, algo que podría hacerlo a partir del 1 de mayo de 2023 -fecha de apertura de las sesiones ordinarias- por contar con amplia mayoría en las dos cámaras. También puede concentrar interés el hecho que se incluya o no en la convocatoria que debe firmar Raúl Jalil candidaturas para convencionales constituyentes si es que antes se aprueba la necesidad de la reforma, algo más problemático, más no descartable. Para lograrla se requieren 27 votos y el oficialismo tiene asegurado 25, pero en la oposición hay quienes no ven con malos ojos esta medida. ¿Quién puede asegurar que no salgan dos votos de saludable rebeldía?

Alternativa a la interna “obligatoria y simultánea”

Como la anulación de las PASO se trata de un secreto a voces, los dirigentes locales de la oposición tienen ya la solución a mano. El alto mando del PRO, en acuerdo previo con la UCR y la Coalición Cívica, ordenó que en los distritos donde no haya PASO -o sea la gran mayoría de las 24 jurisdicciones provinciales- se juegue una “interna abierta” para lo cual habrá que conformar un padrón de afiliados y no afiliados. Un método casi similar a las PASO, aunque los gastos de organización, con supervisión de la justicia electoral, correrán por cuenta de los propios partidos. El tema vale igualmente para el peronismo, aunque no se sabe que método empleará en el supuesto que se produzcan disputas provinciales en Capital o el interior. Por estos días, en la sede “pejotista” de la avenida Güemes no se habla de estos temas. 

La realidad de la oposición

A pesar de la buena convocatoria que llevó adelante Oscar Castillo -obsesionado con volver al Congreso o la Legislatura- con su línea celeste, en la UCR y Juntos por el Cambio se mantienen diferencias profundas que saltarán después del mundial, las fiestas y las vacaciones. Es que resulta muy difícil unificar criterios cuando todos y cada uno de los dirigentes -mediáticos, acorde a los tiempos que vivimos- pretenden seguir viviendo de la política. No en vano vemos cada día movimientos orientados a posicionarse a través de fotos o conversaciones con dirigentes nacionales, a los que se pretende arrancar apoyo y divisas para afrontar una campaña. Las reuniones a nivel local, si bien pueden tener un tono amable, esconden especulaciones que pronto subirán a la superficie. Es el destino invariable de quienes se hicieron políticos y, por las ventajas que reporta la actividad, quieren morir como políticos. Antes fue Saadi, ahora es Castillo y, en el medio, hay decenas de personajes que, cual garrapatas, viven prendidos del presupuesto del Estado.

De renovar cuadros no hablemos

Y vamos a los hechos. Con nombres propios. La conducción colegiada que designó el castillismo incluye los apellidos de siempre, la mayoría de los cuales cumplen mandato en 2023. Que nadie dude que pugnarán por la reelección. Veamos. A nivel provincial moverán los hilos los diputados Luis Fadel, Luis Lobo Vergara y Alejandro Páez. En Capital el joven Tiago Puente. A excepción del primero, todos completan mandato y no han dicho que darán lugar a nuevos dirigentes o militantes. Se suman al “comando superior” cuatro intendentes que también terminan en el ’23 y seguramente buscarán continuidad, en el mismo cargo o en el que puedan pillar. Nos referimos a “Telchi” Ríos (Belén), Rodolfo Santillán (Ancasti), Eduardo Córdoba (Andalgalá) y Julio Taritolay (Antofagasta de la Sierra). El único nombre nuevo en el listado es el de Mauricio Navarro, representante de la Juventud.

La “pechadera” final

Hasta aquí hablamos solamente de la línea celeste, cuya influencia dista un abismo de la que ejercía en el siglo pasado. A ella hay que agregarle no menos de diez sectores que pretenderán sentarse en “la mesa de los repartos”. Por ello, pensar en una lista única es un albur. Habrá internas “si o si” porque, tal como lo dijo el andalgalense Alejandro Páez, “en la UCR se piensa más en las candidaturas que en las propuestas para la gente”. Por las dudas, añadió, “Catamarca es una provincia peronista”, señal para sumar valores de ese bando si hay aspiraciones de ganar. Como si lo hubieran escuchado, para disgusto del extinto “Coco” Quintar que no lo quería en el FCS, ficharon a Hugo “El Grillo” Avila, un peronista que reniega día y noche de la actual conducción provincial. Por distintas diagonales, mientras tanto, estarán en el sprint final sectores como el de “Chichi” Sosa, Juana Fernández, Alfredo Marchioli, los viejos “renovadores”, los popes nacionales Monti y Fama; los intendentes que resignaron posiciones como Gustavo Jalile; los jóvenes de Evolución, identificados con Loustau; los acérrimos macristas, los que apuestan a Rodríguez Larreta y, por supuesto, “la banda del PRO”, dispuesta a hacer valer las influencias nacionales como en el caso de Patricia Bullrich. Dejamos para el final a los “lilitos” que responden a Carrió y que tienen como baluarte en Catamarca a Rubén Manzi. Tampoco dio señales de retirada y muchos lo ubican como precandidato a intendente de la Capital. En fin, con PASO o sin PASO, este panorama preanuncia una batalla “a capa y espada”.

Elpidio, siempre Elpidio

Con solvencia, y muy buenas razones, la diputada Natalia Herrera (UCR) pidió que la Cámara que integra se expida sobre la conducta del intendente Elpidio Guaraz (Santa Rosa), procesado por la Justicia por abuso sexual y privación ilegítima de la libertad. Si no se lograra la separación del cargo, la legisladora por lo menos esperaba el repudio generalizado de sus colegas. No lo consiguió. Por el contrario, una parte del oficialismo lo defendió con el silencio cómplice o, en el caso del diputado Juan Denett, con razonamientos que no compartimos. Cuestionó este legislador -hijo del Fiscal de Estado, Marcos Denett- “el tratamiento a las apuradas de una declaración que lo único que tenía era un tinte político para provocar un circo y generar titulares en los diarios”. Poco menos que un cachetazo a la supuesta víctima de Elpidio.

“Yo soy la ley”

No vamos a descubrir nada nuevo repitiendo el estribillo de la canción mexicana que recorrió el mundo. Guaraz, en este caso que lo complica, hizo de todo para asegurar la impunidad que tiene asegurada desde hace 25 años. Varias veces no se presentó ante el juez, arguyó que el ataque en su contra se debía a celos y cuando los concejales de Santa Rosa, en firme, amenazaron con suspenderlo, buscó cambiar la composición del cuerpo invocando el cupo femenino o la formación de un movimiento feminista que saliera a defender a tan singular personaje, tarea que estuvo a cargo de su hermana, la exconcejal Esther Guaraz. No logró su objetivo, pero Elpidio “convenció” a uno de los ediles -Fabián Lezana- para que no les llevara el apunte a sus colegas Federico Mercado -presidente del órgano deliberativo- y Mario Páez. Es decir, hizo lo que hizo siempre. Baste con recordar que otra vez que tuvo problemas cerró con candado y llave las puertas del Concejo Deliberante y determinó que contra él no se puede. Todo frente a la indolencia de la Justicia y el poder político que tolera a esta especie de pistolero del “Lejano Este”. Al oficialismo en la Cámara de Diputados le caben las generales de la ley. Con un caso prácticamente similar, se cansó de atacar -con razón- al exintendente belicho Enrique Aybar, quien terminó fuera del cargo y dentro de la cárcel. Por lo tanto, por carácter transitivo, lo que corresponde es la separación momentánea de Guaraz hasta que se expida la Justicia: por su condena o la condena de quien lo acusa por “falsa denuncia”. Así de simple.

Algarabía en el Oeste

Los pueblos del Oeste catamarqueño que limitan con La Rioja -digamos El Pajonal, Siján, Saujil, San Miguel, Colpes y el departamento Andalgalá- recordarán con euforia al jueves 17 de noviembre. Es que ese día se puso en marcha la ampliación de la fibra óptica subterránea entre Villa Mazán y la ciudad de Andalgalá, una obra extraordinaria -valuada en más de 700 millones de pesos- para los tiempos modernos donde la conectividad es parte de nuestra vida. El acto contó con la participación del gobernador Raúl Jalil y la vicemandataria riojana, Florencia López, quienes no disimularon su satisfacción, ya que será un beneficio para ambas provincias y para más de 60.000 vecinos en particular. Obviamente hubo agradecimientos para el gobierno nacional, que reanudó una obra que suspendió en 2008 cuando, por el conflicto del campo, el exgobernador Brizuela del Moral ocupó las veredas opositoras al kirchnerismo. Hoy la sintonía con la Casa Rosada es distinta y se puede llegar a este logro que, según se anunció, se prolongará en el corredor El Salado-Fiambalá, con lo cual todo el Oeste estará conectado y con el mejor Internet. ¡Enhorabuena!


El Esquiú.com

Comentarios

20/11/2022 | 06:46
#0
La dirigencia del PJ que combatía al Capital logró entronizar a multimillonarios EN DÓLARES EN CARGOS POR TODOS LADOS. José Luis Manzano ayer médico clínico luego funcionario y hoy poderoso empresario de los medios de comunicación y del petroleo. Alberto Pierri ex Presidente de Diputados, de dueño de una papelera medianita y cortar rollos de papel a medida para el diario La Opinión, ahora es dueño del multimedio Canal 26. CFK..¡ni te cuento! Lázaro de muerto como cajero de un banco provincial de quinta, a multimillonario etc. Y en cuanto a otra de las consignas LA LEALTAD ...¡tenemos cada saltimbanqui! Grillo Ávila de Intendente mediopelo de Tinogasta (segunda ciudad o tercera de la provincia) comenzó como Saadista, luego Renovador, luego Barrionuevista y ahora...RADICAL! ¡Qué ño parió dijo Mendieta! (Extraído de Fontanarrosa, referido a su perro Mendieta...)
20/11/2022 | 06:39
#-1
Algunos Gobernadores y otros Presidentes son tozudos y sectarios. Aquí tuvimos algunos ejemplos: Ramón Saadi, durante el gobierno nacional de Alfonsín, no quería saber nada de la ayuda del caudillo radical, aunque no sabemos si había otras cuestiones, mientras Carlos Menem le pedía de todo y hasta se hizo construir caminos hermosos bien pavimentados y señalizados e incluso algunos túneles. Brizuela del Moral , a pesar que había regañado una Diputación Nacional a un médico sin trayectoria política -sólo fútbol y medicina- y la vice gobernación a Lucía, se plantó y logró que le terminaran esta vía de comunicación del Siglo XXI. CFK, cuando un afroamericano por vez primera en 200 años juraba como Presidente de EEUU, ella viajó para el Norte pero a visitar a Fidel castro y a Hugo Chávez en una muy publicitada gira presidencial.
20/11/2022 | 06:32
#-2
Algunos Gobernadores y otros Presidentes son tozudos y sectarios. Aquí tuvimos algunos ejemplos: Ramón Saadi, durante el gobierno nacional de Alfonsín, no quería saber nada de la ayuda del caudillo radical, aun

Otras Noticias