El Secretario

martes, 22 de noviembre de 2022 01:39
martes, 22 de noviembre de 2022 01:39

Impasse

Los procesos judiciales abiertos por el accionar de una media docena de entidades financieras que se quedaron con millones de dólares aportados por una multitud de ahorristas/inversores, permanecen en una meseta de indefiniciones, sin avances ni retrocesos significativos y sin perspectivas concretas de que se pueda arribar a una solución. Cuando todo el escándalo se desató, allá por enero de este año, los abogados intervinientes presumían que la investigación fácilmente podía extenderse todo el año, pero pocos suponían que transcurrido tanto tiempo se permanecería tan cerca del punto de partida.

*****
El caso más emblemático es el de Edgar Bacchiani, líder de la empresa Adhemar Capital, quien cumple hoy exactamente nueve meses detenido, y sin embargo no se advierten mayores variaciones ni en su situación ni en la de los damnificados. Bacchiani ni siquiera está en Catamarca (el viernes próximo, si no regresa antes, cumplirá ya un mes en La Rioja), y no hubo manera hasta aquí de sortear las enormes dificultades propias del terreno que se atraviesa. El origen y el destino del dinero involucrado en las multimillonarias estafas, sigue siendo el dilema esencial, sin que se registren avances para resolverlo.

*****
Magistrados de diferentes jurisdicciones, fiscales con estrategias diferentes, damnificados que no denuncian, denunciantes que no tienen respuestas y una fortuna flotante que nadie logra localizar, emergen mientras tanto como elementos singulares de un caos que creció a fuerza de necesidad y ambición en dosis mezcladas, con promesas de un paraíso de dinero fácil que devino en una pesadilla de alcances insospechados. El rumbo errático de la economía nacional, suma otro condimento, y es que con los índices inflacionarios de este 2022 las cifras que se manejaban el verano pasado ya están desactualizadas por completo, lo que tornará incluso más complejo llegar a algún acuerdo si es que la famosa voluntad de pago se hace real. Pirámides, criptomonedas, discursos para todos los gustos, actores demasiado incautos y actores demasiado pícaros, son el elenco de una novela que no da señales de acercarse al final.
El Esquiú.com

Comentarios

22/11/2022 | 18:50
#0
A llorar al campito!!! En poco tiempo más le espera vida de jeque árabe al pelado y Cia

Otras Noticias