Apuntes del Secretario

domingo, 27 de noviembre de 2022 03:27
domingo, 27 de noviembre de 2022 03:27

Contreras, en el centro de la escena

En cuanto retomó la causa que aflige a miles de catamarqueños, el juez Miguel Angel Contreras volvió a ser objeto de severas críticas, las cuales llegan a este diario por diferentes vías y/o redes sociales. Entre ellas se destaca la del abogado riojano Christian Matzkin, querellante por más de una decena de denuncias que realizaron comprovincianos suyos, víctimas de la estafa que concretó Edgar Bacchiani. El hombre dijo que el juez catamarqueño y sus asistentes no están capacitados para entender el delito y las trampas que, a fin de llevar adelante sus millonarias fechorías con criptomonedas, realizó el personaje central de la película. Estas afirmaciones, que no avalamos ni desacreditamos, se corresponden con las voces de los damnificados que, claramente, no están conforme con la energía ni la velocidad de la Justicia. Desde nuestra posición periodística, además de Contreras, señalamos en varias oportunidades la indolencia de la Justicia provincial y la falta de resolución concreta de la Cámara Federal de Tucumán y, tratándose de la determinación de competencias, de la mismísima Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sus conductas enervan a la gente.

****

¿Por qué Sarroca y Blas están prácticamente libres?

Siguiendo con el caso específico de la empresa Adhemar Bacchiani, tal como lo dijimos desde un primer momento, llama la atención que el juzgado haya dispuesto que Alexis Sarroca, José Blas y el pocero Pablo Olmi tengan prisión domiciliaria cuando son tan responsables como el propio Bacchiani que, aunque “lo hagan viajar” por diferentes provincias y centros asistenciales, objetivamente tiene su celda en la cárcel de Miraflores. Los nombrados Sarroca, Blas y Olmi no eran empleados o directivos, sino que hacían y deshacían como si fueran socios. De hecho, formaron algo bastante parecido a una asociación ilícita, figura que perfectamente les podría caber. Ellos recibieron cientos de miles de dólares y pesos -lo sabemos por declaraciones directas de los damnificados y damnificadas que pidieron reserva de sus nombres- que no está probado que fueran a una caja común. Se supone entonces que disponían del dinero a su entera voluntad. De allí sus grandes inversiones. Por ello fue que la semana pasada, mientras Contreras estaba de vacaciones, un grupo de ahorristas reclamó a viva voz en el juzgado la detención no domiciliaria del contador de Bacchiani -Iván Segovia- y de los nombrados Blas y Sarroca. La gran paradoja la brindó el último de los nombrados que, sin ponerse colorado, pidió la excarcelación para poder atender a sus hijos que concurren a la escuela. ¡Petición peligrosísima! ¿Y si todos los presos del país que tienen hijos piden lo mismo?

****

La hora de rendir cuentas

Se sabe que la AFIP va a intimar a los depositantes de todas las falsas financieras que operaron en Catamarca para que justifiquen el origen del dinero. El pedido lo habría realizado el juez Contreras a la PROCELAC (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos), sin distinguir que hayan realizado denuncias en la Justicia o no. Para hacerlo, el organismo recaudador no tendría mayores problemas, toda vez que las listas de ventajistas e inocentes inversores deben estar en la Justicia. Si se realizaron allanamientos de todo tipo, resulta elemental pensar que se incautaron las listas. Pero claro que esto es una cosa y el delito que cometieron Bacchiani, Bulacios, Rojo y compañía es otro. Por un andarivel distinto, entonces, el Estado podría reclamar el impuesto a quienes depositaron dinero no declarado. Esto, de ninguna manera, salva a quienes produjeron el desfalco mayor de la historia de Catamarca.

****

Que Diputados no sea un cabaret

Hace un tiempo, por una denuncia de acoso sexual, quedó sin el cargo un secretario parlamentario de la Cámara de Diputados. Cuando se le venía la noche encima presentó la renuncia y se salvó del escarnio público, a pesar que el diputado Maximiliano Mascheroni (Frente de Todos) trató de defenderlo y mantenerlo en el cargo, al cual lo había hecho llegar por su propia influencia. Ahora ha aparecido un nuevo caso en la misma Cámara de Diputados, conducida por una mujer -Cecilia Guerrero- que no suele tolerar acciones de esta naturaleza y es defensora acérrima de los derechos de la mujer y su decoro. El señalado en las redes sociales sería una persona de apellido Verón, quien pudo tener una detención momentánea por conducirse en una moto sin papeles y que ofrecía gestiones en la dirección de la Vivienda y Desarrollo Social “a cambio de pedir entrevistas fuera del ámbito laboral”. La gran casualidad, por lo que sabemos, es que el mismo diputado Mascheroni habría salido a pedir clemencia ante la máxima autoridad del organismo. De ser ciertas las cosas que se dicen no creemos, conociendo a Cecilia, que lo logre. ¡Qué casualidad, otra vez Mascheroni defendiendo a supuestos acosadores!

****

Guaraz: “atrapado sin salida”

A la decisión firme del Concejo Deliberante de Santa Rosa de suspender a Elpidio Guaraz por estar acusado judicialmente de abuso sexual y privación ilegítima de la libertad, se sumó en la semana un pronunciamiento de repudio de la Cámara de Diputados -copada ampliamente por el oficialismo- que pone al intendente al borde del abismo. Su situación no difiere en nada de la que sufrió el exintendente de la Puerta de Corral Quemado (Belén), Enrique Aybar, quien finalmente fue condenado a seis años de cárcel y prohibición absoluta para ejercer cargos públicos. Hoy por hoy, están dadas las condiciones para que el intrépido Guáraz sea separado del cargo hasta tanto se resuelva su situación. Debería pedir por su cuenta una licencia, antes que el fantasma de la intervención sobrevuele los cielos de Santa Rosa. Total, quién vale a salir a defender persecución o inocencia si el hombre está inundado de descrédito. Hasta nos animamos a decir que el gobierno, independiente de mostrar autoridad, lograría algún rédito político. En caso contrario, lo tomará la oposición.

****

Los vuelos sanitarios

El senador nacional Flavio Fama volvió a referirse al avión Lear Jeep que adquirió la provincia y que, en un primer momento iba a estar destinado a servicios sanitarios. Según él, a la vuelta de un año, solamente hubo trece emergencias sanitarias. En verdad el servicio específico, de suma importancia para la salud de la población, no se cumple como se pensaba. Los funcionarios, y especialmente el gobernador, por intereses concretos necesita ir y venir a Buenos Aires u otros destinos a entablar negociaciones a favor de la provincia. Es que cada día cobra más fuerza la metáfora que “Dios está en todas partes, pero atiende en la Capital Argentina”. Sin embargo, la prioridad sigue siendo la atención sanitaria, pero desde ya debería pensarse en poner con condiciones otro avión de la provincia o comprar uno nuevo. Es que las dos cosas son prioritarias: la sanitaria y la política, que tiene que ver con el destino de todos los catamarqueños.

*****

Las cloacas chacareras

Aunque haya pasado el tiempo y hayan llovido las críticas cuando se anunció la obra de cloacas para los departamentos Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú, la historia puede tener un final feliz y una gran satisfacción para los vecinos que, por más de un siglo, esperaron esta bendición del cielo que hace a la salubridad y al valor de las viviendas. Aparte que ya existen conexiones domiciliarias y que los problemas se van superando, acaba de licitarse en el ministerio de Obras Públicas de la Nación la segunda etapa de la obra que beneficiará especialmente a Fray Mamerto Esquiú. Ya no interesa quien fue el impulsor de la iniciativa. Eso es política barata. Lo que vale es que una obra millonaria que, por cuenta propia, jamás la podría hacer la provincia o el municipio, sigue su curso y se va a terminar.

****

¿Se acuerdan de la Musto?

Como lo hacemos siempre, cerramos los “Apuntes” dominicales con la rememoración de hechos del pasado. El 1 de abril de 1990 fue abierto el sobre número dos de la licitación pública internacional para la exploración y posterior explotación del yacimiento de oro y cobre de Bajo la Alumbrera. La propuesta correspondió a la empresa MUSTO, cuyo representante en la Argentina, licenciado Jorge Jones, dijo que la empresa “tiene perfecta conciencia de que el yacimiento Bajo de la Alumbrera en uno de los proyectos más importantes en el mundo que aún permanece sin desarrollo”. De esta manera, se hacían aprestos efectivos para comenzar la explotación de la mina, cuya posesión, todavía discutían los departamentos Andalgalá y Belén. Aquella empresa, cabe destacarlo, iba a terminar vendiendo el proyecto y el gobierno justicialista no se iba a dar el gusto de conducir el proceso minero. La intervención federal de 1991, cuyo gran beneficiario fue el castillismo, se iba a encargar de fijar las pautas de la política minera del futuro. En 1997, en condiciones harto ventajosas para los inversionistas y con el aval del menemismo, comenzaría la explotación de la máxima joya que teníamos los catamarqueños que ya llegó a su fin.

El Esquiú

Comentarios

Otras Noticias