El Secretario

lunes, 16 de mayo de 2022 01:29
lunes, 16 de mayo de 2022 01:29

El tercer fantasma

La gestión presidencial de Alberto Fernández, casi desde su inicio, tuvo problemas para conciliar el descanso por el acecho de dos enormes fantasmas que rondaban sin cesar hasta truncar o entorpecer cualquier proyecto que se encarara, dificultando todos y cada uno de los días del oficialismo. La inesperada pandemia mundial por el coronavirus era uno de los más peligrosos: obligó a paralizar el país entero, con consecuencias durísimas en materia económica y social, que al fin de cuentas le costaron a los habitantes de la Casa Rosada una dolorosa derrota en las elecciones legislativas del año pasado.

*****
El segundo gran fantasma, esta vez heredado, se corporizaba con el jaque a las cuentas estatales provocado por el irracional endeudamiento asumido ante el Fondo Monetario Internacional, una pesadilla recurrente en la historia argentina, que reapareció con un tamaño nunca antes visto. Entre la pandemia y la deuda, Alberto transitó sus primeros años en el sillón de Rivadavia, condicionantes reales que no obstante fueron perdiendo fuerza a la hora de justificar diferentes sinsabores en la marcha del país.

*****
Amaneció entonces este 2022, preludio de la elección en la que el peronismo pondrá en juego su pellejo, y el escenario dista mucho del imaginado en aquellos complicados comienzos. Porque la pandemia –aunque perdura como potencial amenaza- ha quedado atrás en su tramo más crítico, y con el FMI se llegó a un acuerdo razonable. Identificados los enemigos, los argentinos calculaban que superadas ambas pruebas el panorama sería sustancialmente mejor, pero eso no ocurrió. Un tercer fantasma, la inflación, comienza a acaparar todas las preocupaciones. Es un viejo conocido, y quizás de poder más letal para los oficialismos que el virus o los acreedores internacionales. Escaramuzas internas al margen, el Gobierno sabe que si no frena los precios su suerte puede quedar prematura y dramáticamente echada. Será difícil, por ello, que a estas horas logren enfocarse en otro tema, porque nada asoma con más urgencia.
El Esquiú.com

Comentarios

16/5/2022 | 12:01
#2
La grieta INTRAKIRCHNERISMO hace que todos los que venden productos propios, los encarezcan porque ven claramente que LA PRODIGALIDAD DE FONDOS QUE EL GOBIERNO NACIONAL HACE GALA, lleva a una emisión de papeles pintados. Hoy, viendo en TV que ya están cerca del 4% los aumentos...me dio miedo. ¿Qué hacer? ¿Cuerpearla solo? ¿Rascarme para adentro? No, TODOS DEBEMOS HACER ALGO. Si encarecen productos NO COMPREMOS y le digamos el PORQUÉ. No subamos porque otros suben. Pidamos menos aumentos. No nos sumemos a los de aumentaron poco y hagamos huelga. Eso lleva al mal ejemplo...QUE LO IMITAN TODOS. ¿O por que creen que HAY CORRUPCIÒN? ¡Porque vieron a otros antecesores enriquecerse!
16/5/2022 | 11:55
#1
Es cierto que los 44.149 millones de dólares que finalmente recibió el gobierno de Macri sufrió una merma por comisiones y reembolsos quedando en US$44.149 millones de los 50.000 millones acordados el 7/6/2018. Se utilizaron US$42.007 millones, de los cuales se usaron para cancelar servicios de la deuda pública en moneda extranjera la suma de US$35.294 millones (80% del total) DEUDA AJENA A MACRI quien obviamente su préstamo, lo esperaba pagar en su siguiente período. Comprueben en Evolución de la Deuda Externa
16/5/2022 | 10:26
#0
Sin embargo, la falta de práctica en la conducción y en la gestión ejecutiva, hizo que particularmente el Gobierno nacional patinara-aunque con el miedo al virus lo apoyaran- pero tuviese un 65% de aceptación. En ese lapso, sus Ministros no parecían haberse preparado para meses de inacción, mientras aquí en Catamarca Raúl Jalil se preparaba para el post pandemia. Y logró hacer muchas cosas en cuanto dieron el ¡hágase la luz!
16/5/2022 | 10:09
#-1
El principal problema de este gobierno son sus integrantes que forman una camarilla de inutiles y corruptos comandados por Alberto y Cristina que encima estan peleados entre si.

Otras Noticias