Apuntes del Secretario

miércoles, 6 de julio de 2022 00:57
miércoles, 6 de julio de 2022 00:57

Nombramiento demorado

A mediados del mes pasado trascendió con amplia repercusión el nombramiento de Daniel Zelaya como nuevo titular de la Secretaría del Hábitat, cargo que ocupaba anteriormente Eduardo Andrada en el Ministerio de la Vivienda que conduce Fidel Sáenz. Andrada dejó vacante su sillón al resultar electo diputado provincial, y para reemplazarlo fue Zelaya, quien se desempeñaba como concejal de la Capital y hasta fue presidente del órgano deliberativo comunal. Desde ese espacio tramitó una licencia al verse involucrado en una delicada denuncia por un presunto hecho de abuso sexual ocurrido varios años atrás en Tucumán. Precisamente en los fueros de la vecina provincia se tramita esa causa, entre reclamos de la mujer denunciante y voces que insisten en sostener que ya todo prescribió.

****

Su salto del ámbito municipal a Provincia generó mucho ruido, e incluso motivó la reaparición mediática de su denunciante, quien se ocupó de subrayar que la causa “está viva” y afirmar que ella permanece a la espera de definiciones porque todavía padece las consecuencias del traumático episodio. Lo concreto, sin embargo, es que la designación de Zelaya en Vivienda nunca se concretó. Aunque su llegada está resuelta y por eso fue anunciada extraoficialmente, en los hechos la incorporación no sucedió y hasta habría encontrado resistencia en ámbitos del propio gobierno. La demora se extiende además porque Fidel Sáenz no está en la Provincia, y quien debía firmar el decreto para nombrar a Zelaya es el ministro Eduardo Niederle, pero no habría aceptado hacerlo.

Lazos estrechos

El desembarco de Silvina Batakis en el Ministerio de Economía de la Nación, como sucesora del dimitente Martín Guzmán, abrió muchas expectativas en Catamarca, donde la primera mujer que conducirá la hacienda a nivel país tiene estrechos lazos con varios dirigentes. Justamente uno de los vínculos más fuertes es con el gobernador Raúl Jalil, con quien mantiene un diálogo sostenido desde hace tiempo, con frecuentes intercambios de consejos, mensajes y llamadas. Esta relación viene desde hace tiempo, y adquiere un valor diferente ahora que Silvina ejercerá un rol tan decisivo. A todas luces una promisoria noticia para Catamarca, compartida también por otros funcionarios y dirigentes, quienes compartieron experiencias con Batakis en sus diferentes visitas a la provincia. La flamante ministra, por caso, el año pasado recorrió la Cuesta de El Portezuelo, ocasión en la cual hizo gala de su carácter accesible y simpático. Apenas conocido su nombramiento, varios catamarqueños que conservan el contacto, se dieron el lujo de felicitarla de inmediato. Todos esperan ahora que la declarada fanática boquense pueda enderezar el rumbo de un barco que viene sacudido por la tormenta inflacionaria y la estampida del dólar, entre otros apremios.

Enojo norteño

Pero la alegría no fue unánime: quienes no se mostraron felices con el proceso de selección de Batakis fueron los gobernadores del Norte Grande. El malestar no se enfocó en la ahora ministra (de hecho la respaldaron), sino en el papel que jugaron en las horas de incertidumbre posteriores a la renuncia de Guzmán. Ocurre que todo se resolvió en una mesa muy chica, básicamente con Alberto, Cristina y Sergio Massa como interlocutores, y de los gobernadores nadie se acordó. Se asegura que, reunidos en Formosa, los mandatarios norteños del oficialismo hasta amenazaron con firmar un duro comunicado contra Alberto Fernández luego de una cena que mantuvieron el lunes por la noche. Fue cuando el anfitrión Gildo Insfrán recibió al riojano Ricardo Quintela, el tucumano Osvaldo Jaldo, el santiagueño Gerardo Zamora, al misionero Oscar Herrera Ahuad y a Raúl. Se filtró en medios nacionales que allí hubo severos cuestionamientos al presidente y hasta se pensó en exigir que “el Gobierno reaccione en medio de la crisis económica y la interna que mantiene en vilo al Frente de Todos. Finalmente no lo hicieron y cerraron filas ante el nombramiento de Batakis, aunque se dice que el bonaerense Axel Kicillof propuso nombrar en Economía al chaqueño Jorge Capitanich como un gesto a la flamante liga de gobernadores peronistas. Kicillof y Capitanich fueron los impulsores de esa liga, pero no había muchas posibilidades de que la “candidatura” prosperara, entre otras cosas porque el chaqueño ya tuvo un muy desgastante paso por Casa Rosada, durante la gestión de Cristina, que lo tuvo como jefe de Gabinete entre 2013 y 2015. Al cabo los ánimos se aplacaron y ya en diálogo con Juan Manzur, Eduardo “Wado” de Pedro, Daniel Scioli y Matías Lammens, se dejó el tema de lado.

Diálogo razonable

En medio de una jornada marcada por los festejos, en el marco de las celebraciones por el 339° aniversario de la fundación de la ciudad Capital, el intendente Gustavo Saadi anticipó que retomará en los próximos días el diálogo con el gremio municipal, para conversar sobre la posibilidad de otorgar nuevas mejoras salariales. Aunque ya había un acuerdo cerrado y firmado, los constantes aumentos de precios aceleraron la revisión de los números, en una comuna que hasta aquí siempre se mantuvo con sus incrementos salariales por encima de los registros inflacionarios. Del otro lado, el secretario general del SOEM, Luis Álamo, explicó que ya se recibió el aumento comprometido, y ratificó que el diálogo tenderá a acordar una mejora extra que contemple el nuevo escenario. Se trata de un diálogo razonable entre ambas partes, que marca una notable diferencia con el estilo de conducción sindical del antecesor de Álamo, Walter Arévalo. Nunca se puede descartar el surgimiento de algún conflicto, pero que el primer paso sea conversar es siempre una buena señal.

El gobernador Robin Hood

RECUERDOS. Hace 30 años ocurría un hecho insólito que sacudió al país, cuando el entonces gobernador de Río Negro, Horacio Massaccesi, literalmente se llevó del Banco Central de la República Argentina 15 millones de dólares, autocompensándose por deudas que Nación tenía con su provincia por pagos de la coparticipación. El dinero estaba en custodia en la bóveda instalada en el subsuelo del edificio del Banco Provincia de Río Negro. Una desprolijidad total, pero que de alguna manera lo convirtió en una suerte de estrella rebelde de la política nacional, cuando propios y extraños comenzaron a celebrarlo como al Robin Hood de los gobernadores. Fue tal la repercusión que Massaccesi terminaría como candidato presidencial de la UCR en 1994. Hasta allí llegó su suerte, porque perdió hasta en Río Negro y protagonizó una debacle para el radicalismo, que cosechó menos del 20 por ciento de los votos. Cuando llegó a Catamarca en plena campaña recibió un muy tibio apoyo: aunque la provincia era gobernada por la alianza que conducía la UCR, las simpatías estaban divididas entre el menemismo (de gran relación con el FCS local) y el Frepaso del mendocino José Octavio Bordón. Años después sería condenado a tres años de prisión en suspenso y a la inhabilitación absoluta perpetua para ejercer cargos públicos al ser considerado autor penalmente responsable del delito de malversación de caudales públicos en la figura de peculado por aquella audaz maniobra contra el BCRA. En 2015, ya con 67 años, se presentó por última vez a elecciones como candidato a gobernador por la UCR, y pese a que recibió el apoyo de todo el partido a nivel nacional, obtuvo sólo el 3 por ciento de los votos.

El Esquiú.com

Comentarios

6/7/2022 | 10:23
#0
No se que puede tener de promisorio el cambio de un ministro a bordo del Titanic. Un extravio total de esta banda patetica de irresponsables.
6/7/2022 | 09:00
#-1
Otras provincias transitaron todos los pasillos del Gobierno nacional para que les devuelvan los fondos mal habidos por el ANSES y sólo consiguieron dos provincias que les paguen y fue...MAURICIO MACRI. No sólo eso: CFK como PEN, decretó que se les pague a todas las provincias lo que le había escamoteado durante sus 12 años de gobierno, dejando patas para arriba al flamante Presidente Macri. Tremendo agujero fiscal. Pasó algo similar en Catamarca cuando asumió Brizuela del Moral. Oscar Castillo pagó aunque desagiada TODAS LAS DEUDAS DE su Gobierno y las de su padre que venían atrasadas, poco antes que asumiera BdM. Suertudo Eduardo Segundo, tuvo aporte adicional cuando entregó la vice gobernación a una tapada de la política: Lucía Corpacci una distinguida médica sin antecedentes de militancia en la época dorada de su tío Vicente y de su primo Ramón Eduardo. Lo hizo bien, pero luego de renunciarle a Brizuela y asentarse en el Senado de la Nación hasta volver al PEP con algo más de experiencia y no cruda como había llegado.

Otras Noticias