Padrinazgos políticos

miércoles, 18 de enero de 2023 09:25
miércoles, 18 de enero de 2023 09:25

La cercanía de varios referentes políticos locales con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, potenció todavía más las diferencias en la oposición catamarqueña, que está jugando fuerte en la compulsa interna, aun cuando sabe que sólo la unidad plena le ofrece alguna posibilidad de competir contra el sólido peronismo gobernante. Es en ese terreno que se desató la furiosa reacción de Juana Fernández, quien para sentar su postura y a falta de íconos renovados debió traer a Arnoldo Castillo, fallecido hace casi 20 años, diciendo que se está perdiendo la clase media que él había conquistado.
*
Al margen de que no es una lectura muy aguda de la realidad –si el peronismo gobierna hace más de una década está claro que el radicalismo perdió representatividad- lo que se pone en juego con la histeria de las “fotos” que se consiguen, y que tanto gustan a los políticos, no es un debate ideológico sino de padrinazgo. La carta decisiva para definir los alineamientos de los sectores locales con una figura nacional, llámese Gerardo Morales, Facundo Manes, Horacio Rodríguez Larreta o quien sea, no es la eventual plataforma de gobierno, sino el número que puede aportar para la campaña.
*
Considerando que la oposición local está flaca de recursos, la imagen de Rodríguez Larreta seduce más que la de otros porque tiene una chequera jugosa para un hipótetico financiamiento de campaña. Es el arma con que entra en las provincias, a menos que alguien crea que en el interior les fascina la obra de los subtes. El enojo de Juana, en todo caso, no pasa por el acercamiento de Enrique Cesarini y Mariano Manzi, sino por la aterradora posibilidad que ellos sean el vínculo y la terminal de contacto con Catamarca. No se trata sólo de que se abran los grifos, sino de que el agua llegue a la fuente deseada. De otro modo no se entiende tan encarnizada respuesta a una foto, siendo que en la elección todos van a ir juntos. Son peleas subterráneas de la campaña, peleas que el oficialismo tiene resueltas porque sabe exactamente dónde va a ir a buscar apoyo, si es que lo necesita.

El Esquiú.com

Comentarios

18/1/2023 | 10:26
#0
En realidad, el dilema mayor que debe preocupar es saber si, suponiendo que Rodríguez Larreta llegue a la presidencia, en una historia que se repite y al igual que lo hiciera Macri durante su gestión, acordará con el gobierno de Catamarca, en cuyo caso habría que ver si los operadores que tiendan la mesa de las negociaciones con el puerto serán los mismos. Claro que si el presidente es un radical, suponemos que los intérpretes locales serán otros, aunque tampoco hay que fiarse porque Don Raúl en su momento ninguneó al radicalismo para abrazarse con Don Vicente

Otras Noticias