El Secretario

martes, 24 de enero de 2023 01:10
martes, 24 de enero de 2023 01:10

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, no puede presumir de ser un hábil declarante. Es verdad que al ocupar un cargo como la Presidencia -máxime en el contexto político actual-  cada una de sus palabras queda bajo la lupa, y que hay miles de personas a la espera del menor furcio para saltarle a la yugular, pero hay errores y errores.  Ayer mismo, dijo que no tenía noticias sobre la ausencia de Hugo Chávez en una reunión, confundiendo a Nicolás Maduro (a él quiso referirse) con el fallecido líder bolivariano. Eso es una simple equivocación, claramente perdonable y que comete cualquier persona todos los días.

***

Muy distinto fue su concepto sobre la realidad económica, a juzgar por las declaraciones que ofreció en una entrevista con un diario de Brasil en donde explicó los problemas del país y aseguró que “la inflación es autoconstruida”. Apoyado en un análisis insostenible, el mandatario explicó que “gran parte de la inflación es autoconstruida, está en la cabeza de la gente; la gente ve en el diario que va a subir el combustible y entonces empieza a aumentar por las dudas. La inflación es como que a uno le impide proyectar el futuro y, por lo tanto, es todo más difícil, y es cierto que lamentablemente los argentinos somos casi expertos en proyectar el futuro con la inflación y lo que tenemos que hacer es erradicar la lógica inflacionaria”.

***

Lo menos que puede decirse de sus palabras es que fueron muy desafortunadas, porque sólo una persona que se encuentre completamente desvinculada de la realidad puede considerar que la inflación está “en la cabeza de la gente”, como si fuera un mal imaginario. La inflación está en los precios, en los billetes de mil pesos que se van hasta en una ínfima compra de kiosco, en las góndolas de los supermercados y en los impiadosos aumentos de precios de bienes y servicios desde hace meses y meses, a un ritmo devastador. ¿Alberto irá al supermercado? Parece que no.

El Esquiú.com

Comentarios

24/1/2023 | 11:37
#0
Un claro ejemplo de que a los que llegan al gobierno, el poder les nubla la razón, el sentido común, la lógica y se desconectan de la realidad. Sienten, se autoperciben y están convencidos que dejan de ser mortales para irse en semidioses rodeados de oropeles, lujos, privilegios, además rodeado de amanuenses y la corte de adulones que le hacen creer que gobierna un paraíso. Enfermos de poder y codicia...!!!!

Otras Noticias