El Secretario

viernes, 10 de noviembre de 2023 01:18
viernes, 10 de noviembre de 2023 01:18

Buscando refugio

Juntos por el Cambio padeció una catástrofe electoral en todo el país, al cabo de un par de elecciones (primarias y generales) que creían ganadas de antemano, al punto de considerar que para saber quién sería el próximo presidente solo era necesario definir la compulsa interna entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta. Se sumergieron así en una salvaje campaña de agresiones, que finalmente liquidó al jefe de Gobierno porteño y le otorgó una victoria pírrica a Bullrich, incapaz ya de sobrevivir políticamente en las generales. Los autoproclamados favoritos quedaron entonces fuera del balotaje, un escenario impensado para ellos apenas un par de meses antes.

 

*****
También impensada fue la pirueta en el aire que ensayó el líder y alma máter de toda la alianza, Mauricio Macri, quien se abrazó de inmediato a Javier Milei y se sentó al mando de la locomotora libertaria, sin acusar recibo del mensaje de las urnas, o en todo caso interpretándolo caprichosamente como una señal de que el país pedía su regreso, todo con la sumisa aceptación del propio Milei, desconcertado por el carácter fugaz de su triunfo de agosto. El efecto inmediato de la maniobra fue la implosión de Juntos por el Cambio, que se esfumó cuando la mayor parte de su estructura, aportada por la Unión Cívica Radical, se retiró de la aventura que condujo al gobierno en 2015.

 

*****
Con los radicales desperdigados, se perdió un rumbo nacional para la centenaria fuerza, y los ecos del desastre se observan en todo el país. También en Catamarca, donde mientras unos proponen y exigen transitar el penoso pero necesario camino de la reconstrucción, otros buscan cobijo inmediato en la vereda del sol. Así, junto con algunos socios menores, ciertos radicales se calzaron ya la indumentaria libertaria, con una interpretación a la carta de los acontecimientos: “La gente nos eligió como oposición y eso nos une”, razonó Tiago Puente junto a Carlos Molina, flamantes incorporaciones locales del Team Milei. Válida o no, su voz ya no es representativa de la UCR, sino la ratificación de que la conducción orgánica está en crisis, y en el proceso cada quien huye buscando el refugio más cercano.


El Esquiú.com

Comentarios

Otras Noticias