El Secretario

viernes, 1 de diciembre de 2023 01:12
viernes, 1 de diciembre de 2023 01:12

¿Hacia dónde va Milei?

Ninguna de las muchas desgracias que atraviesa el país, comenzando por el desmadre económico, puede adjudicarse a Javier Milei, el liberal libertario que -como presidente legítimamente electo-, aun no ha tomado una sola medida o decisión vinculada con el rumbo del país. Milei no asumió el poder, apenas si está tratando -con numerosas dificultades- de armar su equipo de trabajo más cercano y, por ende, debe ser declarado completamente inocente de lo que ha sucedido y sucede. Vale la aclaración, porque a caballo de algún preanuncio o advertencia, algunos le quieren endilgar culpas que sinceramente no le caben.


*****
Dicho ello, hay que señalar luego la total incoherencia de Milei, que no es en este momento un juicio de valor, sino una tarea estrictamente descriptiva. El mismo Milei que se jactaba de ser “el único político que resiste diez años de archivo”, ahora se contradice a sí mismo con declaraciones y actitudes, a razón de tres veces por día. “Una Argentina distinta es imposible con los mismos de siempre”, pregonó en toda la campaña para recurrir ahora a desgastadas figuras del menemismo y el macrismo. Maldijo a la casta en todos los idiomas para ubicarla luego en sitiales de privilegio como sus principales aliados. “Caputo fue el peor funcionario, se fumó más de 15 mil millones de dólares de reservas irresponsablemente y nos deja este despiole de las Lelics, es uno de los grandes responsables del desastre del Banco Central”, denunciaba antes de anunciarlo como su ministro de Economía; ello por no mencionar lo que decía de Macri (“Macri nos insulta en la cara, es irritante, vergonzoso, absolutamente repugnante”) o de la misma Patricia Bullrich.


*****
Viene a cuenta el repaso porque por allí se lo intenta destacar como el único candidato que llegó a la presidencia “diciendo la verdad”, en referencia a que anticipaba recortes y ajustes en lugar de prometer un camino color de rosa. Lo cierto es que, al margen de las malas premoniciones que repartió, su accionar no tiene absolutamente nada que ver con lo que propuso. Hacia dónde va es una incógnita, pero ciertamente no es el horizonte que señalaba.


El Esquiú.com

Comentarios

1/12/2023 | 14:49
#0
Por ahora NO SE DESMADRÓ LA ECONOMÍA lo que habla que LA GENTE Y EL EMPRESDARIADO CREE EN EL NUEVO PREIDENTE DE LA NACIÓN. Mientras tanto...no lloren.
1/12/2023 | 14:17
#-1
Clap, clap, y muchos claps

Otras Noticias